Silicosis en España: indemnizaciones a cambio de silencio

Representantes sindicales no encuentran respuestas en la Junta de Andalucía.

Bahía de Cádiz, 2009,  comienzan a presentarse casos de enfermedades respiratorias que no son habituales en la zona. Cristina García Vadillo, directora de la gestión clínica de Neumología en el hospital Universitario de Puerto Real fue la primera que detectó la Silicosis en la zona de Cádiz, enfermedad desconocida hasta entonces en esa zona por ser una enfermedad común solo en los mineros, informa Paco Torrico Lopez, de Marea Sindicalista, en un escrito dirigido a los grupos políticos del Parlamento de Andalucía.

Andrés Rabadán, epidemiólogo, jefe de salud pública de la Junta de Andalucía en Cádiz, también fue testigo de los primeros casos de fibrosis pulmonar que puso de manifiesto la doctora García Vadillo, y tras hacer un estudio de anatomía patológica, concluyeron que estaban ante “un caso de silicosis de libro”, sólo que la persona afectada no trabajaba en la mina, sino en un taller de mármol.

Así comenzó una investigación en la que también participó Aránzazu Pérez Alonso, una residente del hospital Puerta del Mar de Cádiz. Se hizo un estudio a 46 enfermos de una media de edad de 33 años que se publicó en la revista científica International Journal of Ocupational and Emviromental Health (Revista Internacional de Salud Laboral y Ambiental), en el que demostraban que se encontraban ante una nueva enfermedad derivada de los nuevos materiales de construcción como el aglomerado de cuarzo y producida por las escasas medidas de protección, y concluían que bastaba un año de exposición, cuando en la minería son tres años, para causar daños pulmonares.

Los aglomerados de cuarzo tienen entre un 70 % y un 90 % de sílice, mientras que el mármol sólo tiene un 5%, pero los trabajadores del sector no aumentan las medidas de protección. Este aglomerado, al ser manipulado, libera micropartículas de sílice que si se inhalan quedan adheridas al pulmón. Esto provoca neumoconiosis, acumulación de polvo inorgánico, que desencadena cambios en los tejidos. El 40 % de los afectados termina padeciendo un cáncer de pulmón. Además, otros problemas de salud están asociados a la silicosis: complicaciones reumatológicas, renales, cardiopatías, esclerodermia…… etc. Contra esta enfermedad no hay tratamiento, en último recurso el trasplante pulmonar, pero sin buenos resultados.

En estos pacientes, además de las cuestiones médicas, hay que añadir el aspecto humano, social y económico.

Tras los casos de Cádiz se detectan muchos más casos en toda España, casos como el de José María Gamero fallecido de Chiclana con 35 años en la mesa del quirófano al intentar un trasplante pulmonar y tras padecer un deterioro importante que le impedía hacer cualquier actividad física. José María junto con Agustín Cebada de 33 años, son las primeras víctimas oficiales de muerte por silicosis debida al aglomerado de cuarzo. A ellos hay que añadir un empresario de una marmolería que se suicidó por el peso de la enfermedad y la presión de las  responsabilidades personales y económicas.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1778 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.