Sanchistas contra sanchistas en Fuengirola: lucha a muerte entre la secretaria del PSOE local, Carmen Segura, y el portavoz municipal, David Álvarez

Carmen Segura (en el centro) con García León y Nacho López (primero a la izquierda)

La división del sanchismo en Andalucía ha derivado en una guerra sin cuartel en el seno de algunas agrupaciones por ser ‘los primeros’ en lo que sea porque no se sabe que es lo que va a ocurrir, un claro ejemplo es la situación que se vive en Fuengirola.

por Fernando Rivas

 

Jueves, 11 de marzo de 2021. Sanchistas contra sanchistas en Fuengirola. Lucha a muerte declarada entre la secretaria general del PSOE local, Carmen Segura, y el portavoz municipal, David Álvarez, ambos ‘colocados’ en sus puestos por el hombre fuerte ‘de toda la vida’ Javier García León… todos son sanchistas. García León tiene como aliado a otro viejo ‘renovador’ del socialismo andaluz que quiere volver por sus fueros, como tantos otros que han visto la oportunidad de volver a estar en el ‘candelabro’, Luciano Alonso. Otro dirigente dolido desde que dejó de ser consejero de los gobiernos de Susana Díaz tras ocupar cargos relevantes en los últimos 30 años.

Carmen Segura y Pedro Sánchez

Que el sanchismo está dividido en Andalucía es una evidencia de la que tenemos constancia desde hace tiempo. Prueba de ello es la ausencia de un líder o voz única que agrupe a todos los sanchistas de la federación socialista más importante de toda España. Que esa división ha derivado en una guerra sin cuartel en el seno de algunas agrupaciones por ser ‘los primeros’ en lo que sea porque no se sabe que es lo que va a ocurrir, da cuenta la situación que se vive en Fuengirola. El último episodio de esta guerra donde todos son sanchistas ha sido el supuesto cambio de cerradura de la sede del PSOE de Fuengirola por parte de la dirección local del partido (un bando) para que no entren los miembros del grupo municipal (otro bando). Lo que ejemplifica esta guerra en la que el alma del sanchismo en Andalucía está en juego y donde Fuengirola se presenta como uno de los grandes campos de batalla.

Fuengirola es una agrupación sanchista ‘pata negra’, fiel al actual presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, desde el comienzo de su andadura. Tanto la actual secretaria general de la agrupación, Carmen Segura, como el anterior máximo dirigente, Javier García León, respaldaron a Sánchez en las famosas primarias que lo enfrentaron a Susana Díaz en el año 2017. Sin embargo, los enfrentamientos entre ambos ponen de manifiesto los movimientos que se están produciendo para dirimir el liderazgo del sanchismo no sólo en Fuengirola, sino en el conjunto de Andalucía.

Un supuesto cambio de cerradura en la sede

El último episodio en la guerra que enfrenta a sanchistas contra sanchistas en Fuengirola ha sido el supuesto cambio en la cerradura de la agrupación por parte de la dirección local del partido para evitar que entren los miembros del grupo municipal. Esa al menos ha sido la denuncia del portavoz de dicho grupo, David Álvarez, el hombre de paja de García León (el hombre que mece la cuna) en el PSOE de Fuengirola, a la Comisión Federal de Ética y Garantías del partido según publica El Español (Cambian la cerradura de la sede del PSOE de Fuengirola para que no entren los sanchistas (elespanol.com). La dirección local no ha tardado en salir al paso de la denuncia a través de un comunicado firmado por la secretaria general, Carmen Segura, dirigido a la militancia en el que se argumenta que la sede se cerró por el incremento de contagios y la evolución de la pandemia. Este es el segundo enfrentamiento en apenas unos días que mantienen Álvarez y Segura. En unas declaraciones a La Opinión de Málaga (El PSOE de Fuengirola se suma a las voces que cuestionan a Susana Díaz – La Opinión de Málaga (laopiniondemalaga.es) el pasado 5 de marzo, Álvarez criticó la gestión del partido en Andalucía y reclamó un proyecto nuevo. Segura le afeó en un comunicado a Álvarez que se arrogara la voz de la militancia y le pidió lealtad a los estatutos del 39 Congreso del PSOE que recogen la máxima de “un militante, un voto”.

Un portavoz que recibe contratos del Ayuntamiento de Espartinas (PSOE Sevilla)

La portavoz del PP de Espartinas, María Helena Romero, en el Palacio de Justicia (ABC)

Entre enfrentamiento y enfrentamiento se ha colado un asunto feo que escama a muchos militantes socialistas en Fuengirola: la adjudicación de un contrato a dedo del Ayuntamiento de Espartinas (PSOE Sevilla) al portavoz socialista en el Ayuntamiento fuengiroleño, y una de las parte de la pelea, David Álvarez. El PP de Espartinas ha presentado ante la Fiscalía de Sevilla una denuncia contra la alcaldesa, Cristina Los Arcos, y el delegado de Urbanismo, Juan Luis Núñez, por un posible delito de prevaricación al pagar 9.075 euros al portavoz del PSOE en Fuengirola por la redacción del Plan de Movilidad de Espartinas que no se ha entregado al Ayuntamiento, aduciendo también que hay trabajadores municipales con capacidad suficiente para redactarlo (El PP denuncia la adjudicación de un contrato a dedo en Espartinas al líder socialista de Fuengirola (abc.es). La alcaldesa de Espartinas está vinculada a uno de los sanchistas más reconocidos en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, secretario de Relaciones Institucionales del PSOE y vicepresidente primero del Congreso de los Diputados. Entre militantes de la agrupación socialista de la Costa del Sol cunde el malestar ante estos extraños contratos que recibe el portavoz municipal y hombre de paja de García León, David Álvarez.

Javier García León, el hombre que mece la cuna

Detrás de todas y cada una de las polémicas que han estallado en la agrupación socialista de Fuengirola en los últimos diez años aparece una misma persona: Javier García León. Desde el año 2011 ha perdido tres elecciones municipales con pésimos resultados y ha protagonizado numerosos enfrentamientos y divisiones. En 2011 se presentó como candidato por primera vez a las municipales: sacó 5 concejales de los 25 que tiene Fuengirola (20% de los votos) y perdió 3 concejales con respecto a 2007 (8 concejales y 28% de los votos). En el año 2015 volvió a sacar 5 concejales y 20% de los votos. Y en el año 2019 sacó 6 concejales y el 22% de los votos.

Los conflictos han perseguido a García León durante su trayectoria en el PSOE local. En el año 2013 tres de los cinco concejales del grupo municipal forzaron su destitución como portavoz (Tres concejales del PSOE de Fuengirola se vuelven contra Javier García León | Andalucía-Málaga | elmundo.es) Al final de ese mismo año, y tras pedir su dimisión como secretario general del partido varios miembros, se produjo una dimisión en bloque de la mayoría de la ejecutiva local del PSOE, incluida la suya propia. Eso provocó la celebración de un congreso extraordinario, que volvió a ganar el propio García León.

En el año 2017, García León apoyó a Carmen Segura como secretaria general de los socialistas de Fuengirola, en lo que se suponía un paso atrás por su parte tras perder las elecciones municipales de 2011 y 2015. Pero cuando se abrió el proceso de primarias para elegir candidato para los comicios de 2019, se volvió a presentar enfrentándose a la secretaria general, Segura, que él había apoyado. García León ganó las primarias por tres votos y volvió a presentarse como candidato a las elecciones de 2019 que volvió a perder (Revista El Observador – “Fuengirola es un espejo en el que mirarse para la organización del partido, puesto que aquí los que apoyamos a Sánchez y los que apoyaron a Díaz hemos sabido convivir con normalidad”, asegura Javier García León, candidato del PSOE). Poco después de esas elecciones, renunció a su acta de concejal en Fuengirola pero no a su influencia en el partido. Situó a su hombre de paja, David Álvarez, como portavoz del grupo municipal, que pronto comenzó a llevar a cabo maniobras desestabilizadoras en la ejecutiva local liderada por Carmen Segura (Dimiten cinco miembros de la ejecutiva del PSOE de Fuengirola (malagahoy.es).

En juego quien lidera el sanchismo en Málaga y Andalucía

La realidad es que García León ni ha dejado la política ni ha dejado de mover los hilos en el PSOE de Fuengirola. Crítico con las direcciones provincial y regional socialistas desde que en el año 2015 dejara de ser diputado provincial, en los últimos años ha intentado coger el tren de algún cargo público sin éxito. Con el marchamo de fiel sanchista, apoyó junto al alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, la candidatura a la secretaria general del PSOE de Málaga de Soraya García, alcaldesa de Benaoján, que resultó un auténtico fracaso. Ni siquiera consiguió los avales para presentarse a esas primarias que enfrentaron al actual secretario general, José Luis Ruiz Espejo, y al sanchista Rafa Fuentes, a quien, por cierto, apoyó Carmen Segura. Ahora García León ha iniciado una nueva ofensiva para desprestigiar a Carmen Segura como sanchista y ganar terreno en esa batalla que se dirime en Málaga y Andalucía por el liderazgo del sanchismo. Tiene como aliado a otro viejo conocido del socialismo andaluz y malagueño: Luciano Alonso. Otro dirigente dolido desde que dejó de ser consejero del gobierno de Susana Díaz tras ocupar cargos relevantes en los últimos 30 años, pero esa es otra historia. Con estos mimbres es difícil que el sanchismo pretenda liderar la renovación en el PSOE andaluz.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.