Sánchez Rufo: “El balance del gobierno de las tres derechas para la provincia de Huelva no puede ser más nefasto»

IU califica de “cambio a peor” el gobierno de la Junta de Andalucía.

«Los únicos satisfechos son los pocos ricos andaluces beneficiados por rebajas fiscales mientras se mantienen los impuestos a las rentas medias y bajas para que los más pobres sostengan lo que la Junta deja de recaudar a los más ricos».

Cuando han transcurrido dos años de las elecciones andaluzas que supusieron la entrada del PP y Ciudadanos en el gobierno andaluz, siguiendo los dictados de Vox, “el balance que queda para Andalucía y especialmente para la provincia de Huelva, tan castigada históricamente, no puede ser más nefasto, ya que este gobierno de las tres derechas ha sido incapaz de mejorar los servicios públicos y sacar a Huelva del furgón de cola del desarrollo social y laboral en el que seguimos, ya que se ha dedicado a todo lo contrario: reducir la inversión pública en sanidad, educación y dependencia; recortar y atacar las políticas de igualdad, mostrarse incapaz de reducir el paro y la precariedad laboral, mantener paralizados los proyectos por el desarrollo de Huelva y limitarse, ante los efectos de la pandemia, a ejecutar de mala gana las inversiones que recibe del gobierno central”, explica el Coordinador Provincial de Izquierda Unida en Huelva, Rafael Sánchez Rufo.

“Los únicos que están satisfechos con Moreno Bonilla y el bloque ultraconservador que componen PP, Ciudadanos y Vox, son los pocos ricos andaluces que se han beneficiado de las rebajas fiscales que les han regalado, mientras que a las familias con rentas medias y bajas se les mantienen los impuestos como siempre para que los más pobres sostengan lo que la Junta deja de recaudar a los más ricos”, añade Sánchez Rufo. La bajada masiva de impuestos a los más ricos ha supuesto la pérdida de hasta el 20% de los recursos de los que debería disponer la Junta de Andalucía para afrontar las “enormes desigualdades” que presenta la población andaluza y que se ven agudizadas en Huelva. Así, mientras en 2018 la mitad de los fondos de la Junta de Andalucía provenían de recursos propios,  actualmente depende de otras administraciones para cubrir hasta dos tercios de sus fondos, dejando de disponer de hasta de 644 millones de euros por una rebaja fiscal que sólo beneficia al 3% de la población andaluza y mantiene las mismas cargas impositivas para trabajadoras, trabajadores, autonómos y pequeños comerciantes.

La Junta de Andalucía ha dedicado estos dos años a limitar los recursos que necesita la sanidad y la educación públicas, llevándolas a una situación de “colapso” en el caso de la Atención Primaria sanitaria y manteniendo aulas saturadas y centros educativos públicos sin recursos, ya que para las derechas que gobiernan en Andalucía su prioridad es promover la educación y la sanidad privadas, a la que evidentemente no pueden tener acceso la mayoría de la población. Al mismo tiempo, se cierran urgencias y centros de salud públicos, no se incorpora nuevo personal sanitario  y se acumula en Huelva una pérdida de más de 50 unidades educativas en 2018 y 34 en 2020.

Mientras, las infraestructuras sanitarias públicas de la provincia de Huelva siguen pendientes de convertirse en una realidad, como ocurre con los CHARES de Lepe, incomprensiblemente cerrado, el de Bollullos del Condado, inexistente y el de Aracena que es un edificio fantasma. A esto hay que añadir  las promesas incumplidas del Hospital Materno Infantil o el Centro de salud de Isla Chica que siguen sin realizarse.

En lo que la Junta de Andalucía no pierde el tiempo es en su “hostilidad” hacia todo lo público, como el sufrido por la Universidad de Huelva que ha sufrido la pérdida de los 135 millones de euros que les ha recortado a las universidades andaluzas.

En materia de inversiones necesarias para el  desarrollo socioeconómico de la provincia sigue siendo una promesa incumplida la reactivación del Parque científico tecnológico de Huelva o inversiones que aborden la necesidad de un nuevo modelo productivo y la diversificación e industrialización del tejido productivo onubense que depende exageradamente de sectores que están sufriendo graves limitaciones como el turismo y la hostelería.

El gobierno andaluz sigue acumulando proyectos pendientes para Huelva como la rehabilitación del antiguo edificio de Hacienda en Huelva capital cuyas obras siguen paradas.

Por ultimo señalar que el gobierno de la Junta de Andalucía sigue castigando a los ayuntamientos onubenses, incumpliendo la PATRICA (ley reguladora del fondo autonomico de financiación de los ayuntamientos) lo que ha supuesto una merma de más de 120 millones de euros para los municipios de la provincia de Huelva.

Acerca de La Mar de Onuba 3784 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.