Sale a la luz el empedrado de la iglesia de Navahermosa

por Antonio Fernández Tristancho.

Uno de los templos religiosos más interesantes de la comarca serrana es la de la aldea de Navahermosa, perteneciente al término municipal de Galaroza. La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, de finales del siglo XVI, cuenta con detalles arquitectónicos e históricos de importante valía, alguno de ellos atribuidos al gran Hernán Ruiz II.

A estas características añade ahora un nuevo foco de admiración que se encuentra en su exterior. Se trata de un empedrado que se hallaba construido a los pies de la entrada principal y que ha sido recuperado por Jesús Sánchez.

Este vecino se ha empeñado en rescatar el viejo empedrado que, a decir de los más ancianos del lugar, “fue sacado a la luz hace veinticinco años y ya entonces los abuelos no recordaban haberlo visto antes”. Los restos que se podían intuir nunca se habían limpiado, por lo que se estima que puede tener alrededor de un siglo.

En los últimos años se encontraba completamente cubierto de tierra, por lo que Sánchez tuvo la idea de limpiarlo de nuevo, “en principio por curiosidad, pero cuando fui descubriendo que se encontraba en buen estado continué con la limpieza”.

Fue entonces cuando, con la colaboración de su hermano Ángel, decidieron ponerlo en valor y conservarlo para que pueda apreciarse en el futuro, con la ayuda de profesionales en la materia.

El empedrado presenta figuras geométricas, con cuadrados y triángulos que forman rombos. Los colores que se emplearon fueron el blanco y el negro.

Según relatos del Arzobispado de Sevilla que dejan como testimonio escrito los visitadores eclesiásticos, debemos remontarnos a finales del siglo XVII, en los que durante estos años “…el lugar de Corte del Grullo, también pobres de la misma calidad que los de Valdelarco al que pertenecen y con quienes comparten sus caudales y cosechas regulares, asisten a los cultos regulares de Navahermosa por encontrarse solo a un cuarto de legua siéndoles más fácil que ir a la del pueblo”.

Por el año 1717 existe alguna referencia a la “Iglesia Parroquial de la aldea de Navahermosa” y a Valdelarco como villa; en realidad en esa fecha era aldea, aunque quizás al ser cabecera de curato lo distinguía así; otra posibilidad era que ya en esa época existiese algún litigio para la separación de Aracena que tardaría en conseguirse. No sabemos si la Iglesia de la aldea sufrió daños con el seísmo sin concretar que tuvo lugar entre el 17 y 24; sí quedó afectada la de Valdelarco, cuya reconstrucción data de 1728, época en la que el Santísimo Sacramento estaba alternativamente un año en Navahermosa y otro en Valdelarco, así como los Santos Oficios de Semana Santa que se celebraban en igual forma coincidiendo con la estancia del Santísimo. El año 1931 los Oficios se celebraron en Navahermosa por el cura Juan Martín.

Sigue investigando Sánchez las referencias que dejan escritas los visitadores, y en 1727 el cura es Juan Martín Moya, de 38 años, que atiende a la Iglesia Parroquial de Navahermosa y que está dedicada a Nuestra Señora de la Encarnación, no del Rosario, como en la actualidad. Se quejan los naturales de la aldea de que está muy lejos del núcleo habitado; esto lleva a pensar que la calle que baja hacia la misma no existía cuando se construyó y que la población al ir creciendo lo hizo aproximándose a la Iglesia como lógica deducción, como también lo es la queja ya que la mera luz de un farol para asistir a cultos en horas de oscuridad harían problemático el trecho de camino a través del campo. Se piensa también que la Iglesia se hizo pensando en los habitantes de Corte Grullo.

Jesús Sánchez se ha destacado en iniciativas de protección del patrimonio cachonero. Es colaborador de la Asociación Cultural Lieva y recientemente fue uno de los pilares en el homenaje que Navahermosa tributó al tamborilero Marcelino Moya.

 

Antonio F. Tristancho es un comunicador rural. Conoce cada palmo de La Sierra y lo refleja en sus reportajes y crónicas, plagadas de recuerdos y emociones. Abogado, asesor, gestor cultural, periodista, community manager y experto en turismo, entre otras experiencias, se considera, ante todo, un serrano que siempre tiene presente a su comarca y a sus gentes.

 

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1245 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.