Recta final de la investigación sobre el espionaje a Bárcenas con Cospedal en el punto de mira

Recta final de la investigación sobre el espionaje a Bárcenas con Cospedal en el punto de mira

Está pendiente de concretar si la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal será citada a declarar en la Audiencia Nacional.

por Luna Izquierdo

Lunes, 5 de abril de 2021. Más de dos años y medio después del inicio de la instrucción de la pieza 7 del caso Villarejo, que investiga la operación de espionaje y robo de información al extesorero del PP Luis Bárcenas, parece que finalizará en los próximos meses, aunque está pendiente de concretar si María Dolores de Cospedal será citada a declarar en la Audiencia Nacional por su posible interés para la investigación.

El pasado septiembre, el juez Manuel García Castellón descartó imputar a Cospedal, pero no por completo, a pesar de que Anticorrupción se lo había solicitado al considerar que tenía un “interés personal” en la operación de espionaje a Bárcenas por dos razones: como afectada por la documentación supuestamente comprometedora para ella misma y como secretaria general del PP. El magistrado imputó primero al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz a Martínez y después al ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

Los investigadores se están centrando ahora en el análisis de nuevas agendas incautadas el pasado otoño por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional en el domicilio del comisario jubilado José Manuel Villarejo, unas agendas que podrían servir para reforzar la argumentación tanto del juez instructor como de la Fiscalía Anticorrupción sobre los indicios ya recabados durante la instrucción.

La investigación sobre la operación Kitchen, el operativo policial supuestamente puesto en marcha en 2013 para robar información sensible al extesorero del PP Luis Bárcenas cuando fue despedido del partido, cuenta ya con una docena de investigados, tal y como recoge infoLibre. Entre ellos se encontrarían mandos policiales, tanto en activo como jubilados, el que fuera chófer del extesorero, Fernández Díaz y Francisco Martínez.

El careo celebrado entre el exministro del Interior y el ex secretario de Estado de Seguridad no esclareció las pesquisas y se iniciaron nuevas diligencias a raíz de la intervención policial en el domicilio de Sergio Ríos, exchófer de Bárcenas, donde se le incautaron móviles y documentación, incluida una agenda en la que aparecen anotados detalles de las conversaciones telefónicas que el extesorero mantenía durante los trayectos en coche.

Aunque esas diligencias siguen bajo secreto sumarial, el pasado mes de enero El Confidencial publicó que el futuro procesal se estaba complicando para Cospedal en el marco de esas diligencias. Para no cerrar en falso la investigación, no se descarta una próxima citación de la ex secretaria general antes del fin de la instrucción.

Líneas de unión de la operación Kitchen con Cospedal

El comisario Andrés Gómez Gordo, uno de los hombres clave en la captación de Sergio Ríos, puede ser la línea que una la operación Kitchen con Cospedal. El comisario estuvo trabajando como asesor de seguridad de la propia Cospedal cuando ésta fue presidenta de Castilla-La Mancha y en el proyecto del Campus de la Justicia que impulsó la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre y por el que ahora está procesado, también en la Audiencia Nacional.

Gómez Gordo nunca ha negado su implicación en la operación de espionaje a Bárcenas e incluso reconoció que pagó con dinero en efectivo a Ríos, aunque el conductor nunca le entregó ningún documento o audio que se habría llevado Luis Bárcenas del partido.

Otra línea que puede unir la operación Kitchen con Cospedal es la relación que su marido, Ignacio López del Hierro, mantenía con Villarejo. De esta relación quedó constancia en conversaciones grabadas que después fueron incautadas por los investigadores de Asuntos Internos.

En al menos una de esas conversaciones, publicada por moncloa.com, estuvo presente Cospedal, que recibió al comisario jubilado en su propio despacho de la sede de Génova en julio de 2009, unos meses después de que estallara el caso Gürtel. A pesar de que en esa conversación no se hablaba de Kitchen, ya que Bárcenas aún trabajaba en el PP como tesorero, la tesorera del PP por aquel entonces, tras la publicación de los audios, dimitió de sus cargos políticos en el partido y en el Congreso.

La grabación efectuada por Villarejo a Cospedal y su marido en esa reunión tendría por contenido, entre otros, el ofrecimiento a Villarejo, con la aceptación por parte de éste, de la ejecución de ‘encargos puntuales’ que serían sufragados con fondos del Partido Popular, por lo que no puede descartarse que uno de estos encargos estuviera directamente o indirectamente relacionado con la investigación policial y judicial del denominado como caso Gürtel. Esa reunión resulta clave para demostrar el vínculo de altos dirigentes del PP «con la gestación» del operativo Kitchen.

El sumario del caso Tándem revela numerosas conversaciones entre Villarejo y López del Hierro que fueron grabadas por el comisario, encuentros de los que éste también dejó constancia en sus agendas, donde apuntaba las citas y un pequeño resumen del contenido. El comisario apuntaba los encuentros o llamadas con el empresario con las iniciales «ILH».


Contenido bajo Licencia Creative Commons

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.