Periodistas de CCOO en Canal Sur denuncian un Estatuto Profesional hecho a espaldas de la plantilla y que legaliza la censura

Exigen que la elección del director de informativos se someta a consulta de los trabajadores.

El sindicato considera inaceptable la censura y más aún en un medio público, que no debe tener más línea editorial que el cumplimiento del servicio a la comunidad recogido en el Estatuto de Autonomía.

Periodistas de Comisiones Obreras en Canal Sur denuncian en un comunicado que el recién aprobado Estatuto Profesional de la RTVA ha sido elaborado y aprobado de puertas adentro y de manera opaca por el Consejo de Administración, sin la participación de la plantilla ni negociación previa, como sí sucedió con el anterior. En el nuevo Estatuto se legaliza que la dirección pueda ejercer la censura en las informaciones realizadas, se establece un Consejo Profesional menos democrático que el actual y recoge una serie de errores garrafales en la estructura profesional de la empresa, según el sindicato. Por estos motivos, los periodistas de CCOO en la empresa pública rechazan el documento, que contiene aspectos inaceptables y errores de bulto en la concepción de la empresa y el trabajo periodístico.

Periodistas de CCOO en RTVA es una plataforma de periodistas de la radio y televisión pública de Andalucía, afiliados a Comisiones Obreras, cuyo objetivo es trabajar por un periodismo veraz que difunda los valores de clase y solidaridad. En un comunicado denuncian el recién aprobado Estatuto Profesional de la RTVA, que ha sido elaborado por el Consejo de Administración de la cadena (conformado por los partidos con representación parlamentaria y el director general) sin la participación de la plantilla ni negociación previa, como sí sucedió con el anterior estatuto.

El nuevo estatuto reconoce explícitamente la posibilidad de ejercer censura por parte de la dirección de informativos. Desde el sindicato se considera “inaceptable este reconocimiento y más aún en un medio público, que no debe tener más línea editorial que el cumplimiento del servicio público recogido en el Estatuto de Autonomía”, y exigen garantías de que los trabajadores de la RTVA puedan mantener su profesionalidad e independencia, porque “esa es la principal función del Estatuto de la radiotelevisión, según la Ley de la RTVA, y no puede quedar sometida al capricho de cualquier jefe de turno”.

Por otro lado, para CCOO el estatuto “supone un retroceso en la democratización del trabajo en la radiotelevisión pública, ya que establece un único Consejo Profesional para la radio y la televisión (hasta ahora eran dos) y disminuye el número de consejeras/os en el mismo”. De esta manera la elección de consejeros será menos proporcional. Sí se reconoce la inclusión en el consejo de más categorías profesionales “pero sin explicar por qué unas sí y otras no, dejando fuera a ayudantes de realización, montadoras/es o documentalistas, profesionales que participan de manera inequívoca en la elaboración de la información” e incurriendo en una serie de errores incomprensibles en estas categorías profesionales, confundiendo tareas en radio y televisión “como si los que hubieran redactado el documento no conocieran el trabajo en la empresa”.

También se oponen a que puedan ser electores del Consejo quienes ocupen puestos de dirección, de jefatura de redacción, de edición y de coordinación, ya que “estos cargos siempre tendrán intereses dependientes de la estructura de mando y de sus pluses, por lo que su independencia en el ejercicio de la labor de consejeras/os podría ser cuestionable”.

Por último, reclaman medidas que avancen en la democratización de la RTVA y en el proceso de elaboración de la información. Para ello exigen que el nombramiento del director de Informativos se someta a consulta entre los trabajadores, como se hace actualmente en la RTVE, ya que “creemos que esta es la única medida que garantiza la confianza de la plantilla y que esa dirección trabaje efectivamente por un servicio público de calidad y no por intereses partidistas”.

Por todos estos motivos, los periodistas de CCOO en la empresa pública rechazan el documento, que contiene aspectos inaceptables y errores de bulto en la concepción de la empresa y el trabajo periodístico.

Comunicado de CCOO

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.