Paradojas ferroviarias

El Ministerio de Fomento ha cerrado un acuerdo con Virgin para convertir el Centro de Tecnologías Ferroviarias de Málaga en el banco de pruebas del proyecto Hyperloop. Este proyecto tiene como objetivo impulsar las infraestructuras vinculadas al tren de levitación y fabricar los prototipos comerciales que podrán alcanzar hasta 1.200 kilómetros por hora.

Este Centro de Tecnologías, que es del gestor de infraestructuras Adif, se encuentra en Bobadilla, el mismo lugar en el que la citada Adif te obliga a apearte del tren y trasbordar a un autobús si procedes de Andalucía Occidental y te diriges a Granada o Almería, porque el tren sigue sin llegar a estas dos ciudades, entre otras.

No sólo no tengo nada que objetar al acuerdo con Virgin sino que espero que dé sus frutos cuanto antes y podamos viajar en trenes a velocidades propias de avión. Todo que objetar, sin embargo, a la desatención que sufren los ciudadanos de Andalucía Oriental, que llevan años sin poder llegar en tren a sus ciudades. Ahora el Ministerio de Fomento ha anunciado que pondrá en marcha un talgo entre Madrid y Granada, desde el próximo mes de septiembre, para mitigar algo el perjuicio de los últimos tres años.

Uno no puede sino dudar de la voluntad de nuestros gestores, de los intereses que rigen sus prioridades, e incluso a veces de su propia competencia, cuando lee noticias como esta. Sin duda alguna  el desarrollo de proyectos innovadores que nos permitan colocarnos a la vanguardia tecnológica e industrial debe estar en el centro de la acción política, pero la primera prioridad deber ser siempre el ciudadano.

¡Lleven el tren a Granada! aunque circule a menos kilómetros por hora, pero llévenlo ya. La sede del monumento más visitado de España no puede permitirse llevar los años que lleva sin tren. Después, y sin demora, innoven, investiguen y peleen por traer cuantos proyectos sean factibles para una tierra tan necesitada de ellos como es Andalucía.

Ya que estamos hablando de Granada, déjenme recordar a Carlos Cano y aquello que decía de “Lo primero es lo primero y lo segundo, lo segundo”. Pues eso.

Javier Polo Brazo

En Twitter: @JavPolo

Patrocinadores de La Mar de Onuba