Olvidada Granada

El próximo 18 de mayo reabrirá sus puertas el Museo Arqueológico de Granada, tras permanecer ¡ocho años! cerrado. El tren, que lleva tres años sin pisar la ciudad, ni está aún ni se le espera.

Son muchos los proyectos e infraestructuras retrasados, cuando no olvidados, desde que las cuentas públicas sustituyeron el cursor del ordenador por las tijeras de Montoro, pero tal vez sea Granada una de las ciudades en España donde como mayor intensidad se han notado los recortes.

La lista de agravios que puede redactar la ciudad de la Alhambra es bastante amplia e incluye proyectos de todos los gobiernos; si bien los dos ejemplos que pongo son de la administración central, podía continuar con los de la autonómica, con la única diferencia que esta última es más cobarde y hace uso de la marcha atrás con mayor frecuencia (casos de la fusión hospitalaria o la deslocalización del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, por ejemplo).

Hoy, que transito por las calles de esta acogedora ciudad, estoy convencido de que si este museo se reabre es exclusivamente por la presión que ha ejercido sin desmayo, cual gota malaya, la plataforma “Arqueológico Ya”, que con la paciencia del santo Job se ha manifestado y concentrado decenas de veces reivindicando esta reapertura, que intuyo no se hubiese producido por cauces naturales, o se hubiese demorado otros ocho u ochenta años.

El mismo recorrido lleva el tren ausente desde hace tres años. ¡Al monumento más visitado de España no se puede llegar en tren! Otra plataforma, otro conflicto, otras obras de la administración central… Cuando Mariano Rajoy se siente en el AVE que lo llevará de Madrid a Granada (se abre el periodo de apuestas: yo digo que todos los apuros económicos y técnicos se arreglarán antes de la próxima convocatoria electoral donde se juegan recuperar la alcaldía de esta ciudad) dirá que es obra de un gobierno que ese día sacará pecho pero que no ha tenido ningún reparo en demorar una obra que ha dejado incomunicada a una ciudad durante toda una legislatura. Por supuesto nadie se referirá a la plataforma que tan duramente ha luchado contra esta incomunicación.

Pero peor que todo esto es lo olvidadizos que somos. En mayo de 2019 los visitantes del arqueológico no se acordarán que ese museo permaneció ocho años cerrado en una de las principales ciudades turísticas del país. Pocos recordaran que durante cuatro años (que hará entonces) no pudieron llegar en tren allí, porque ese día lo habrán hecho en un flamante AVE. Serán menos los que recuerden que estuvieron a punto de perder infraestructura hospitalaria o algunas salas de un importante tribunal. Ya no quedarán entonces voluntarios para constituir la enésima plataforma de protesta, dejando el campo libre a cuanto iluminado aparezca reivindicando la independencia de no se sabe qué. Y así nos va…

Javier Polo Brazo.
Acerca de La Mar de Onuba 1012 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*