Noviembre azul contra el cáncer de próstata

La importancia de la concienciación y el cuidado de la salud en los varones comienza cuando existen los primeros síntomas asociados a alguna cuestión que tiene que ver con la próstata. Por ello, diversos países se han sumado al movimiento noviembre azul para concienciar a los varones acerca de la importancia de acudir al urólogo.

Aunque aún muchos pacientes desconocen qué sintomatología supone que existe una enfermedad relativa a la próstata, es importante concienciar a los varones de que deben realizar una revisión prostática en torno a los 45-50 años si existen síntomas referidos a problemas de micción, dificultad para orinar, infecciones recurrentes, micción frecuente, dolor al vaciar la vejiga, entre otros.

En el caso de que existan otro tipo de síntomas referidos también a la micción tales como escozor, rojez en el glande, y otros síntomas crónicos y progresivos, tipo urgencia micciones, micción nocturna, etc, se puede pensar en alguna patología referida a la próstata, que sin ser alarmistas ha de controlarse.

Lo primero que ha de disponer un médico para valorar la próstata y si existen enfermedades asociadas a ella, es un estudio urodinámico que es una herramienta diagnóstica que nos permite estudiar los problemas de vejiga y ver si existe o no hiperplasia benigna de próstata o no dado que es una afección que es común en el 80 % de los hombres de más de 80 años.

En el caso de que exista un cáncer de próstata se deben determinar mediante un análisis de sangre, el PSA (antígeno prostático específico) que es un marcador no solo tumoral sino que puede ayudar al médico a descartar la posibilidad de cáncer de próstata en el caso de que existan además otros procesos benignos prostáticos. En algunos pacientes se precisa el tacto rectal que no es otra cosa que una exploración que contribuye a descartar otras afecciones.

En cualquier caso, al igual que las mujeres tienen controles anuales a partir de los 45 años tanto en la mama como en el aparato genital, un control anual a partir de los 50 años en los varones evitaría mucho cáncer de próstata que una vez que da la cara tiene peor abordaje y por tanto, peor pronóstico que si se cuida desde que este debuta.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.