NeoFilarmonía, una orquesta sinfónica netamente onubense nacida “desde la pasión” por la música

El maestro y director Francisco Navarro Lara, impulsor de NeoFilarmonía

Compuesta por los mejores músicos de Huelva, de talla internacional, cuenta con el respaldo de reconocidas figuras como el pianista Javier Perianes o el tenor y director Plácido Domingo.

El fundador y director, Francisco Navarro Lara, relata a La Mar de Onuba su iniciativa.

Huelva cuenta ya con su propia orquesta sinfónica. NeoFilarmonía ha sido presentada oficialmente este miércoles, tras la constitución de un Patronato integrado por las principales fuerzas sociales, institucionales y empresariales de la ciudad. El acto se celebró este 22 de noviembre, día de Santa Cecilia, patrona de la Música, ya que nace con el fin de “ser la cara más visible de la música en la ciudad”, una de las pocas que aún no contaban con una sinfónica privada, según ha destacado su director titular y fundador, el maestro Francisco Navarro Lara, en conversación con La Mar de Onuba.

NeoFilarmonía la componen músicos profesionales de alta formación. Algunos son profesores del Conservatorio de Música de Huelva, otros han participado en importantes orquestas a nivel nacional, como la Orquesta Nacional de España (ONE), la Orquesta Nacional de Paraguay o la prestigiosa West Eastern Divan del maestro Daniel Barenboim. Todos músicos onubenses de trayectoria muy consolidada que se unen a este proyecto motivados, principalmente, “por su pasión por la Música”. Todos ellos tienen su propia actividad profesional, pero se han conjurado para llenar un hueco que tenía Huelva desde la perspectiva sinfónica, y ofrecer conciertos de grandes compositores. “Un sueño que todos lo que formamos parte del proyecto queríamos cumplir”, relata el maestro Navarro a La Mar de Onuba.

La Orquesta está ya constituida, y tras el acto fundacional de ayer, trabajan ya para la presentación de la Temporada 2018, que se desarrollará a lo largo de todo el año en la Ciudad de Huelva.

UNA INICIATIVA TOTALMENTE PRIVADA

NeoFilarmonía ha optado por un formato empresarial de “doble participación”. Nace de la propia escuela de dirección de orquesta del fundador y director, Francisco Navarro Lara, que es la que apoya financieramente la orquesta, y funcionará con un sistema de participación mixto, “pues yo quería que los propios músicos tuvieran una participación activa con un funcionamiento, sin serlo propiamente, similar al de una cooperativa”, cuenta el maestro. “Un proyecto en el que todos participamos como músicos profesionales y como apasionados de la música”. Desde esa perspectiva, la de la pasión, que no es solamente un trabajo “rutinario”, sino algo que “hacemos para darnos el gusto de hacer la mejor música en y para Huelva”.

En torno a NeoFilarmonía se han reunido profesionales onubenses que, de alguna forma, han dejado ya una huella importante en el panorama sinfónico, y que se unen dispuestos a ofrecer a Huelva grandes conciertos sinfónicos, haciendo “lo que nos gusta y compartiendo un sueño común que tenemos desde hace mucho tiempo y que, por fin, vemos hecho realidad”.

La Orquesta Sinfónica de Huelva nace con un fuerte sustento económico, que surge de la propia escuela de Francisco Navarro Lara, que garantiza la supervivencia económica de la iniciativa para poder realizar “temporadas modestas”, de entre cinco y diez conciertos al año. Como el propio maestro asegura, “no está nada mal para una ciudad que tampoco demanda, por su población, como sí lo hacen ciudades de muchos más habitantes, como Sevilla o Madrid, una programación más continua”. Pero lo cierto es que “sí que hay un sector de público que estaba añorando un tipo de repertorio poco frecuente en nuestra tierra, por lo que ya era hora de que nuestra ciudad tuviera una orquesta sinfónica profesional”.

Aunque el proyecto requiere una aportación económica importante, al no ser una orquesta de “continuidad semanal” de conciertos, sino que pretende realizar temporadas “cortitas”, ni por asomo iguala las cifras que pueden manejar otras orquestas sinfónica que sí que tienen un presupuesto muy elevado, con músicos en plantilla que cobran un sueldo estable y tienen dedicación exclusiva.

El maestro Navarro Lara está muy empeñado en remarcar que se trata de una iniciativa cien por cien privada. Que no recibe aportaciones ni las de administraciones públicas ni de las propias entidades que conforman el Patronato, cuya participación es de carácter meramente institucional, “simbólico”, cuyo objetivo debe ser  dotar de “respaldo social” a la orquesta.

Navarro fundó su escuela en el año 2006 de una forma “totalmente romántica”, y desarrolla su actividad docente, desde Huelva, fundamentalmente por Internet. Actualmente imparte clases a más de 500 alumnos de 38 países distintos, siendo una de las plataformas de educación musical a distancia más importante a nivel internacional. También realiza periodos de carácter presencial, en el mes de Agosto y siempre en la Ciudad de Huelva, en el que se reúnen alumnos de todos los países.

El éxito de su iniciativa, según relata el maestro a La Mar de Onuba, ha trascendido sobremanera el carácter puramente académico, y ha logrado ser también económico, lo que ha generado una cantidad importante de dinero. “Y como yo no me dedico a esto porque quiera ser rico, sino porque la música es mi pasión”, ha decidido dedicar esas ganancias en la Ciudad de Huelva por medio de la orquesta NoeFilarmonía. De hecho, cuenta Navarro Lara, algunos de los patronos quisieron hacer aportaciones de dinero. “No las he aceptado”, asegura, “porque quería que fuera una orquesta de músicos para músicos, donde el único interés sea la música. Y para gozar de libertad absoluta para hacer la mejor música, con las manos libres en ese sentido”.

El modelo diseñado por Navarro Lara solo tiene parentesco, en España, con la Orquesta de Vallés, con sede en Sabadell, que se gestiona con un modelo cooperativo, aunque hay ejemplos similares y muy exitosos en otros países, sobre todo en Estados Unidos. Orquestas que tampoco desarrollan temporadas largas, “que sí que serían imposibles de sufragar”, pero que son muy adecuadas para zonas con poblaciones inferiores a 200 o 300 mil personas, para las que una programación de entre cinco y diez conciertos anuales con repertorios de calidad “es suficiente para satisfacer la demanda”. Sin depender de coyunturas sociales, económicas o políticas, lo que, como bien dice el maestro, sería “pan para hoy y hambre para mañana”. Con este modelo, y gracias al éxito cosechado con su propia labor profesional como docente durante todos estos años, Navarro Lara considera que NeoFilarmonía tiene garantizada la autonomía necesaria para desarrollar el proyecto a lo largo de, al menos, sus primeros diez años, que empezarán a contar ya a primeros de 2018.

En este momento, la nueva orquesta sinfónica de Huelva está intentando cerrar con el Ayuntamiento un programa de cinco o seis conciertos que Navarro Lara pretende ubicar en “fechas estratégicas”, que permitan ofrecer distintos tipos de repertorios y formatos. Desde el puramente camerístico, como el que requiere la música barroca, al mucho más amplio que exigen composiciones de los periodos romántico o impresionista. También habrá espacio para la música contemporánea, la coral y hasta para la ópera “a la italiana”, sin representación escénica, dadas las carencias que para una puesta en escena lírica de calidad ofrecen los actuales espacios escénicos de Huelva.

En resumen, NeoFilarmonía nace, en palabras de su fundador,  con el objetivo de “disfrutar y hacer disfrutar con la mejor música al máximo nivel”, en contraste con otras orquesta que, por su carácter cuasi funcionarial, han ido perdiendo el “romanticismo” que exige una dedicación que el maestro Navarro Lara entiende de forma, vuelve a insistir, “muy pasional”.

Para su arranque, la orquesta está formada por 46 maestros, todos de Huelva, aunque estará abierta a cualquier músico de “calidad y nivel” que quiera participar en el proyecto con el ánimo de “disfrutar y ofrecer a Huelva este hueco que estaba sin cubrir”.

La primera programación de NeoFilarmonía se desarrollará íntegramente en Huelva capital, pero es voluntad de sus integrantes que, con el paso del tiempo, se pueda ampliar el horizonte y llevar la música clásica a la provincia, e incluso, exportar la maestría onubense a otros puntos de España y a otros países.

Desde La Mar de Onuba agradecemos al maestro Navarro Lara tanto su amable atención a nuestra revista digital, como su iniciativa, y solo podemos celebrar que gracias a esa pasión con la que vive la Música, con mayúsculas, Huelva pueda disponer, por fin, de su propia Orquesta Sinfónica. Música, maestro.

Nota.- Los patronos que firmaron ayer el acta constitucional de NeoFilarmonía han sido el Obispado de Huelva, el Consejo de Hermandades de Semana Santa de la Ciudad de Huelva, la Fundación Caja Rural del Sur, la Universidad de Huelva, el periódico Huelva Información, El Corte Inglés, el digital Huelva Buenas Noticias, el Conservatorio Profesional de Música de Huelva “Javier Perianes”, y el Grupo Azahara de Comunicación.

SOBRE FRANCISCO NAVARRO LARA

Francisco Navarro Lara nace en 1969 en el seno de una familia humilde de Bujalance, un pequeño pueblo situado en el corazón de la campiña cordobesa. el cómo este niño vio cumplido su sueño de ser Director de Orquesta ha sido sin duda una demostración más del triunfo del poder de la voluntad sobre la adversidad. Gracias a su esfuerzo, tesón y trabajo, Francisco Navarro Lara se ha convertido en uno de los directores de orquesta y de los pedagogos actuales cuyas enseñanzas y planteamientos técnicos y musicales más directamente están influyendo en la nueva generación de jóvenes directores de orquesta que aspiran alcanzar la perfección artística en este fascinante mundo de la dirección orquestalEstudió Dirección de Orquesta en la Hochschule Fur Musik de Viena (Austria) y en el Instituto Superior de Arte de La Habana (Cuba), obteniendo su licenciatura en Dirección de Orquesta con Matrícula de Honor como nota media del Expediente Académico (Título homologado en España), y realizando un doctorado en Ciencias sobre el Arte (Especialidad en Dirección de Orquesta) con Mención Honorífica. Ha dirigido en España, Austria, Dinamarca, Italia, Japón, Cuba, Colombia… a cantantes del prestigio de José Carreras, Montserrat Caballé o Victoria de los Ángeles, entre otros. También a Orquestas como la Filarmónica de Tokio, Century de Osaka, Orquesta Nacional de la Radio de Dinamarca, Sinfónica Amadeus, Filarmónica de Medellín o a la Orquesta de Cámara Internacional Rusa, de la que fue Director Titular. Es autor de varias publicaciones, entre las que destaca su “Nueva Técnica de Dirección de Orquesta, Coro y Banda de Música” (Editorial Alvarellos. Lugo 2000). Ha ocupado Cátedra de Dirección de Orquesta en el Conservatorio Superior de Música de Málaga, y ha sido profesor asociado de musicoterapia de la Universidad de Málaga. Ha sido Director Titular de la Antología de la Zarzuela de José Tamayo, con la que ha realizado conciertos en más de quince países de Europa, América y Asia. En la actualidad ocupa por pposición la plaza de director titular de la Banda Municipal de Música y de la Orquesta Sinfónica de Huelva, y es Director de la Escuela de Dirección de Orquesta y Banda “Maestro Navarro Lara”, y Director Honorífico de la Orquesta Sinfónica Nacional de Paraguay.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1245 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.