Más de 4 millones de muertes anuales relacionadas con la contaminación

El coronavirus se ha cobrado la vida de más de 449.000 personas y ha contagiado a cerca de 8,3 millones. Sin embargo, hay otra amenaza más mortífera que ha creado el propio ser  humano y con la que parece que ha aprendido a convivir sin preocuparse: la contaminación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que más de 4 millones de muertes anuales están estrechamente relacionadas con la polución del aire exterior.

 

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Exter junto a la OMS ha sugerido que la contaminación del aire constituye una amenaza para la salud de la mitad de la población mundial.

Precisamente, fue la OMS en 2016 quien relacionó la muerte de 4,2 millones de personas con la contaminación medioambiental. Las principales fuentes de la polución serían el uso ineficiente de la energía dentro de los hogares, la producción de energía, la industria, el transporte, los desechos, la agricultura, el polvo del desierto y los incendios forestales en los que las partículas pueden viajar en la atmósfera durante cientos de kilómetros, cuyas características químicas y físicas pueden variar mucho dependiendo del espacio y del tiempo.

Los expertos han asegurado que la contaminación afecta tanto a países con altos ingresos económicos, como a regiones con una economía más vulnerable. Sin embargo, aquellas zonas con ingresos medios y bajos experimentan una mayor carga, como se observa en Asia Central, Oriental del Sur y Sudeste.

Climate and Atmospheric Science

Por su parte, las concentraciones que se perciben en algunas zonas de Medio Oriente, Asia y África Subsahariana se relacionan con la arena y el polvo del desierto.

Sahara constituye una de las mayores fuentes del mundo de polvo del desierto y, durante los últimos años, ha experimentado un aumento de la contaminación por partículas debido al cambio climático.

El estudio, publicado en Climate and Atmospheric Science, indica que un 55,3% de la población mundial ha estado expuesta a la contaminación del aire. Sin embargo, también señala que algunas políticas medioambientales están surtiendo efecto y están disminuyendo estos niveles, aunque de manera lenta.

Las concentraciones medias anuales se vieron reducidas en zonas como Norteamérica y Europa. Sin embargo, en otras regiones como Asia central y meridional aumentaron en 7 puntos.

LA CIUDAD CON EL AIRE MÁS LIMPIO EN EUROPA

Según la plataforma mundial de información sobre la calidad del aire IQ Air, en un informe que realiza anualmente para la OMS, el lugar con menos contaminación de Europa en 2019 está en Palencia.

La localidad palentina de Villalba de Guardo, de apenas 200 habitantes, aparece no solo como la ciudad española con el aire más limpio, sino también a nivel europeo.

Al realizar el análisis para realizar el informe anual, los expertos se dieron cuenta de que en Europa, “la contaminación del aire continúa presentando diversos desafíos en diferentes partes”, ya que solo «el 36% de las ciudades europeas cumplió con el objetivo anual de la OMS para la concentración de partículas«.

En esta lista, los peores puestos son para Bangladesh, junto a Pakistán y Mongolia.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.