Más de 2.000 migrantes malviven en asentamientos chabolistas en Huelva

Pre­sen­ta­do en Huel­va el in­for­me “Reali­dad de los asen­ta­mien­tos en la pro­vin­cia de Huel­va”.

Las sie­te en­ti­da­des so­cia­les que for­man par­te de la Mesa de la In­te­gra­ción cons­ta­tan “las con­di­cio­nes de vi­das in­hu­ma­nas e in­to­le­ra­bles en la lla­ma­da so­cie­dad del bie­nes­tar en pleno si­glo XXI, unas du­ras con­di­cio­nes de vida que in­ci­den en pro­ce­sos de vul­ne­ra­bi­li­dad so­cial en to­dos los ca­sos y en ver­da­de­ras reali­da­des de ex­clu­sión en mu­chos de ellos”.

Más de 2.000 inmigrantes malviven en asentamientos improvisados y en una condiciones infrahumanas, según se desprende del informe presentado este martes por la Mesa de la Integración, que representa a distintos colectivos que trabajan con los inmigrantes en la provincia de Huelva. El informe, que está firmado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Cáritas Diocesana, Huelva Acoge, Asnuci, Codenaf y Mujeres en Zona de Conflicto, será elevado a las distintas administraciones, así como a los parlamentos español y andaluz, al defensor del pueblo y a los empresarios.

La provincia de Huelva se caracteriza, entre otras cosas, por ser un referente en el sector agrario. El mercado de trabajo agrícola sigue siendo el principal ámbito en el que logran insertarse laboralmente las personas extranjeras que se encuentran en la provincia onubense. Esta realidad unida al alargamiento de las campañas (debido a la intensificación de los cultivos) es la que hace que cada año lleguen a Huelva miles de temporeros/as buscando una oportunidad laboral y que algunos/as de ellas hayan decidido asentarse en la provincia.

Sin embargo, las oportunidades laborales en el ámbito de la agricultura se enfrentan de cara con la extrema dificultad para encontrar una vivienda digna en la provincia. La dilatación de las campañas, la escasez de viviendas de alquiler, la reticencia de los/as onubenses a alquilar a personas de diferentes orígenes, la ausencia de alojamiento ofrecido por el empresariado para los/as contratados/as en Huelva y la inexistencia de dispositivos de acogida son las principales causas por las cuales los/las trabajadores/as foráneos/as recurren a los asentamientos de infraviviendas como lugar para vivir.

La mera existencia de asentamientos en condiciones indignas (sin luz, sin agua, sin saneamientos, inseguros etc.) en los que malviven, durante distintos períodos de tiempo, los/las temporeros/as del campo ya debería ser de por sí alarmante. Sin embargo, la situación es mucho peor cuando tenemos en cuenta la cronificación de dichos asentamientos a la que estamos asistiendo desde hace años. Es decir, ya no podemos hablar de personas que sólo viven en los asentamientos durante determinadas épocas del año, sino de personas que viven permanentemente en ellos, fenómeno que entra dentro del llamado sinhogarismo.

La situación de los asentamientos es bien conocida por las administraciones locales, autonómicas y nacionales, y ya se han producido diversas muertes debidas a lo inseguro de las construcciones (por ejemplo, provocadas por incendios). Además, en la actualidad viven menores acompañados y no acompañados en estos poblados de infravivienda y, también, jóvenes ex tutelados por la Junta de Andalucía.

Gra­ve reali­dad de ex­clu­sión

La Mesa de la Integración se constituyó a finales de 2010 para dar a conocer y de­nun­ciar las pre­ca­rias con­di­cio­nes de vida de los cien­tos de per­so­nas asen­ta­das en torno a los cam­pos de pro­duc­ción agra­ria, de ma­ne­ra es­pe­cial la de los asen­ta­mien­tos cha­bo­lis­tas de in­mi­gran­tes de la pro­vin­cia de Huel­va, que son, se­ña­lan, “una de las reali­da­des de ex­clu­sión más gra­ves que se dan no sólo a ni­vel lo­cal o re­gio­nal sino na­cio­nal”.

Como se ha re­cor­da­do en la pre­sen­ta­ción del in­for­me, “sal­vo en la zona de Al­me­ría no hay nin­gu­na re­gión en Es­pa­ña en la que las per­so­nas tem­po­re­ras, ante la inexis­ten­cia to­tal de una red de aco­gi­da e in­for­ma­ción al tem­po­re­ro y la im­po­si­bi­li­dad de alo­ja­mien­tos al­ter­na­ti­vos, se vean obli­ga­das a vi­vir e asen­ta­mien­tos cha­bo­lis­tas en ci­fras que su­pe­ran los dos mi­lla­res”.

Con este in­for­me se pre­ten­de mo­vi­li­zar a to­das las par­tes im­pli­ca­das en el es­ta­ble­ci­mien­to de los cau­ces reales y po­si­bles que per­mi­tan la desa­pa­ri­ción de to­dos los asen­ta­mien­tos de cha­bo­las en los en­tor­nos de los cam­pos agrí­co­las de la pro­vin­cia.

Al­gu­nas ca­rac­te­rís­ti­cas de es­tas per­so­nas

Ade­más de ana­li­zar las con­di­cio­nes de pre­ca­rie­dad y de ca­ren­cia to­tal de con­di­cio­nes y de se­gu­ri­dad mí­ni­mos en las cha­bo­las don­de mal­vi­ven es­tas per­so­nas, el in­for­me re­ve­la que los asen­ta­mien­tos son un ver­da­de­ro es­pa­cio de se­gre­ga­ción ur­ba­na y ex­clu­sión so­cial, con­vir­tién­do­se en en­cla­ves de frus­tra­ción y des­es­pe­ran­za co­lec­ti­va para sus ha­bi­tan­tes.

Por paí­ses, los tem­po­re­ros que se en­cuen­tran más re­pre­sen­ta­dos en los asen­ta­mien­tos de la pro­vin­cia de Huel­va son Gha­na, Malí, Ma­rrue­cos, Ru­ma­nia y Se­ne­gal. Por eda­des, la fran­ja ma­yo­ri­ta­ria de las per­so­nas asen­ta­das está en­tre los 18 y los 45 años, sal­vo el caso de al­gu­nos me­no­res acom­pa­ña­dos de sus fa­mi­lias. La ma­yo­ría de ellos son hom­bres, pero tam­bién ha co­men­za­do a de­tec­tar­se la pre­sen­cia de mu­je­res, bien sea acom­pa­ña­das por sus pa­re­jas, por sus fa­mi­lias o so­las.

La ci­fra de los asen­ta­dos es muy va­ria­ble y se ele­va du­ran­te las cam­pa­ñas de re­co­gi­da de fru­ta. Y aun­que no exis­ten ci­fras ofi­cia­les, se es­ti­ma que du­ran­te la cam­pa­ña agrí­co­la el nú­me­ro de per­so­nas su­pera los tres mi­lla­res. La mi­tad de los ha­bi­tan­tes de los asen­ta­mien­tos irre­gu­la­res tie­nen un ni­vel edu­ca­ti­vo bajo, mien­tras que la otra mi­tad de los asen­ta­dos sí han con­se­gui­do fi­na­li­zar los es­tu­dios pri­ma­rios. La pre­sen­cia de per­so­nas con un ni­vel edu­ca­ti­vo su­pe­rior es mí­ni­mo.

Se es­ti­ma que el 70% de los re­si­den­tes tie­nen su si­tua­ción ad­mi­nis­tra­ti­va re­gu­la­ri­za­da en Es­pa­ña, el 27% se en­cuen­tra es­pe­ran­do a cum­plir con los re­qui­si­tos ne­ce­sa­rios para re­gu­la­ri­zar­la y un 3% no po­see la do­cu­men­ta­ción en re­gla.

Pro­pues­tas

Con mo­ti­vo de la pre­sen­ta­ción de este in­for­me, las en­ti­da­des que for­man la Mesa de la In­te­gra­ción de Huel­va plan­tean las si­guien­tes pro­pues­tas:

-Que exis­ta una im­pli­ca­ción real de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes lo­ca­les, pro­vin­cia­les, re­gio­na­les y na­cio­na­les en la bús­que­da de so­lu­cio­nes efec­ti­vas, du­ra­de­ras e in­te­gra­les

-La crea­ción tan­to de una mesa in­ter­sec­to­rial en el que par­ti­ci­pen to­dos los agen­tes im­pli­ca­dos, así como, de un plan ho­lís­ti­co que haga fren­te a las di­fi­cul­ta­des de las per­so­nas que se en­cuen­tran en los asen­ta­mien­tos.

-Re­for­zar y es­ta­ble­cer cau­ces para ga­ran­ti­zar que se cum­plan los de­re­chos de ac­ce­so a la aten­ción sa­ni­ta­ria, a la in­ser­ción la­bo­ral, a un alo­ja­mien­to digno y de­re­cho de dis­fru­tar de un ser­vi­cio de orien­ta­ción ju­rí­di­ca, así como, ga­ran­ti­zar el em­pa­dro­na­mien­to de to­das las per­so­nas en el si­tio don­de re­si­den.

-Ce­sar los desa­lo­jos, dan­do al­ter­na­ti­vas como la crea­ción de al­ber­gues o de mó­du­los pre­fa­bri­ca­dos, que fa­ci­li­ten el alo­ja­mien­to de los tem­po­re­ros.

-Crear ofi­ci­nas de me­dia­ción para el al­qui­ler con el fin de fa­ci­li­tar vi­vien­das a los mis­mos.

-En cuan­to a me­no­res y mu­je­res, que se en­cuen­tran en asen­ta­mien­tos cha­bo­lis­tas, crear un pro­gra­ma es­pe­cí­fi­co que abor­de de ma­ne­ra in­te­gral, la pro­ble­má­ti­ca que pre­sen­tan es­tos per­fi­les si cabe más vul­ne­ra­ble.

-Do­tar a la Ofi­ci­na de Ex­tran­je­ría de Huel­va de los me­dios ne­ce­sa­rios para que pue­dan los pro­fe­sio­na­les, me­jo­rar su la­bor so­bre todo en mo­men­tos ál­gi­dos de cam­pa­ña.

Se puede acceder al informe completo en el siguiente enlace.

https://www.apdha.org/media/Informe-Asentamientos-Mesa-Integracion-Huelva.pdf

 

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1637 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.