Más de 1.100 temporeras de los frutos rojos, «olvidadas» en Marruecos por la inesperada suspensión de sus ‘contratos en origen’

Más de mil trabajadoras con contrato en origen suscrito con empresas onubenses de frutos rojos  denuncian que fueron movilizadas para su incorporación a los tajos de Huelva «en un plazo de quince días», pero que han sido finalmente excluidas, sin aviso previo, y tras invertir grandes cantidades de dinero para una estancia laboral en España que no se producirá, al menos, en esta temporada.

por Perico Echevarría

 

Sábado, 10 de abril de 2021. En diversos puntos de Marruecos se suceden desde hace más de una semana concentraciones de protesta ante las sedes locales de Anapec, la Agencia Nacional de Empleo del reino alauita. La más numerosa este viernes, en Casablanca, protagonizada por varias decenas de mujeres contratadas en origen para la actual temporada de frutos rojos en Huelva. Se quejan de que los viajes a España ya han finalizado y ellas han sido «abandonadas» en tierra, con la maleta hecha, deudas contraídas y las manos vacías. La situación afecta a más de mil mujeres que aseguran sentirse «desamparadas», según informa la revista digital Women by Women.

“Un año más, más de 1.100 jornaleras de la fresa se quedan de nuevo atrás en la campaña [de frutos rojos], dejando así a miles de familias desamparadas económicamente y con unas condiciones de vida casi precarias”, cuenta la revista en su edición de este viernes. Se trata de entre 1.100 y 1.200 mujeres que habían suscrito un contrato en origen para trabajar a Huelva en la anterior temporada de frutos rojos, y que finalmente no pudieron venir por el cierre de fronteras derivado de la pandemia de covid.

Concentración de protesta, ayer viernes, ante la sede de Anapec en Casablanca (Imágenes: ChoufTV.ma)

El cierre afectó a unas 10.000 mujeres y supuso un varapalo para las necesidades de mano de obra de los agricultores onubenses de frutos rojos. Para esta temporada, las organizaciones agrarias no ha podido realizar la selección habitual anual de mujeres en Marruecos, por lo que  se acordó con el Gobierno marroquí que todas las que hubieran firmado contrato el pasado año formarían parte de los contingentes para la temporada 2020 – 2021.

En total, entre las denominadas repetidoras (las que llevan viniendo varios años seguidos) y las «nuevas» seleccionadas de la temporada pasada, el contingente de mujeres marroquíes con contrato firmado para este año era de unas 14.000 mujeres. De estas, 12.725 llegaron a España, en grupos más o menos numerosos, desde el pasado mes de diciembre hasta los primeros días de abril, fechas en que se dieron por finalizados los traslados organizados por las organizaciones agrarias, según han confirmado fuentes cercanas al proceso de contratación en origen a esta revista.

Las más de mil mujeres afectadas han iniciado una recolecta de firmas para pedir amparo a las autoridades marroquíes. Este viernes coreaban cánticos de súplicas al rey Mohamed VI en la sede de Anapec en Casablanca. Sostienen que fueron avisadas para viajar a España en un plazo de quince días, y que abonaron las elevadas tasas de visados, certificados médicos y penales (alrededor de 5.000 dirhams (468 euros), así como otros gastos de desplazamientos hasta el Puerto de Tánger, o las habituales compras que realizan las temporeras marroquíes para una estancia de varios meses en un país extranjero. Gastos que muchas mujeres sufragan solicitando préstamos que avalan con sus escasas pertenencias o las de sus familias .

Varias mujeres refieren haber dejado sus anteriores empleos tras recibir la llamada para incorporarse a la campaña agrícola onubense. “Lo dejamos todo para poder ir a trabajar en la fresa. Nos llamaron una tarde y nos dijeron que nos quedaban 15 días para irnos. Todo estaba en regla. Por fin íbamos a poder darles un futuro a nuestros hijos y a sufragar los gastos de nuestras familias. Yo trabajaba en una casa limpiando, y al cabo de unos días, no viajé para trabajar y me quedé sin ningún trabajo. Hemos aguantado el año de pandemia como todo el mundo, pero no podemos más. Tengo dos hijos pequeños y mi marido tiene cáncer, no tengo para comprar los pañales, ni la comida, ni las medicinas”, cuenta una de las mujeres afectadas a Noor Ammar Lamarty, fundadora y presidenta de la plataforma digital Women by Women, que lucha por el desarrollo de los derechos de las mujeres y una comunicación feminista, y que trabaja como puente de comunicación «para hacer llegar la realidad de estas mujeres que sufren la barrera lingüística que no les permite expresarse con medios extranjeros».

“Todas están en situaciones extremas, necesitan que se les dé una solución práctica y una reparación económica. Dejando de desviar la atención siempre al otro país. España señala a Marruecos, y Marruecos señala a España. Ellas dudan de si realmente ha sido limpio el proceso de selección para las mujeres que han ido. No entienden haber renunciado a todo y haber preparado sus vidas para un trabajo que les han arrebatado sin ninguna explicación. Hoy por hoy, rozan la miseria y tienen secuelas físicas y psíquicas devastadoras. No dejan de recalcar que nada es por ellas, sino por sus familias. La situación laboral en Marruecos con su baja cualificación no les permite salir adelante”, sostiene Noor Ammar Lamarty tras escuchar a una veintena de estas mujeres, que se organizan en grupos de WhatsApp para mantenerse en contacto y al día con lo que ocurre.

La suspensión de facto de los contratos en origen, sin notificación, explicación o compensación alguna, ha provocado que cientos de familias se encuentren en una situación económica Ammar Lamarty caliica como desastrosa. «La mayoría de familias se encuentran desamparadas. Casi todas en condiciones sociales de alta vulnerabilidad. Son mujeres solteras, viudas y divorciadas. Muchas de ellas madres y única fuente de manutención para sus familias, en situación precaria. Procedentes de las zonas rurales menos desarrolladas del país”.

LAS ORGANIZACIONES AGRÍCOLAS ONUBENSES DESCONOCEN LO SUCEDIDO

Datos de la contratación en origen de la temporada 2018-2019. Fuente: Ministerio de Trabajo. (Clic en la imagen para ampliar)

Las asociaciones agrícolas onubenses consultadas por La Mar de Onuba aseguran desconocer qué ha sucedido o por qué, a pesar de haber sido seleccionadas y movilizadas, estas mujeres han sido finalmente excluidas de los contingentes de trabajadoras contratadas en origen. El total de temporeras marroquíes llegadas a España ha sido esta temporada de 12.725, de un total previsto de 14.000. Fuentes de la asociación patronal Asaja, cifran en unas 400 mujeres el número de trabajadoras que sus empresas asociadas aún esperaban sumar a las cuadrillas este año. Desde UPA Huelva aseguran que el sector necesita que vengan «todas», y que sus afiliados han previsto y organizado toda la logística para que llegaran a España el total de mujeres contratadas, como vienen haciendo todos los años con la colaboración de los gobiernos de España y Marruecos.

UPA y COAG son las patronales agrícolas que menos mujeres marroquíes solicitan cada año para sus plantillas de trabajadores, apenas un 3 % del total. En la temporada 2018-2019, UPA dio empleo a 308 de 14.411 trabajadoras que fueron contratadas en origen esa temporada. Coag contrató a 26. En aquella campaña, la patronal Freshuelva contrató a 7.497 temporeras marroquíes,  Asaja a 4.324, la asociación de citricultores ACPH a 1116, y la cooperativa Fresón de Palos a 1.140.

Recogida de firmas
Escrito dirigido al presidente de la Asociación Marroquí de Protección y Orientación al Consumidor (Click en la imagen para ampliar)

Un grupos de mujeres de la región de Beni Mellal Khenifrahan, afectadas por la suspensión sin previo aviso de los contratos en origen, han presentado una «queja urgente» ante el presidente de la Asociación Marroquí de Protección y Orientación al Consumidor, a cuyo texto ha tenido acceso La Mar de Onuba y se reproduce, traducido, a continuación:

Respetado señor. Nos sentimos honradas con todo respeto y aprecio de venir a su honorable lado con nuestra queja, esperando que Dios reciba el gran cuidado y atención que son habituales en su honorable persona.

Nos hemos registrado como parte de la temporada de cosecha de la campaña de fresas para trabajar en los campos en España, considerando que, al comienzo de la temporada agrícola 2019/2020 estábamos entre los afortunadas ganadoras de viajar y trabajar en España.

Firmas de las mujeres «excluidas» del «programa de migración circular para trabajos estacionales en la recolección de frutos rojos en campos españoles»

Ante esta situación, tomamos la iniciativa de tomar todos los trámites legales y necesarios, y pagamos sumas de dinero por valor de 5000 dirhams, incluida la adquisición de algunos artículos necesarios para el viaje. Pero para nuestra desgracia, no pudimos viajar debido a la pandemia del coronavirus, que obligó a postergarla a la temporada agrícola 2020/2021, según el comunicado de ANAPEC luego de devolver nuestros pasaportes.

Pero lo extraño del asunto, señor presidente, es que no estábamos entre las mujeres que tuvimos la oportunidad de trabajar en España este año, aunque la prioridad es nuestro derecho. Y cabe destacar que las seleccionadas sí lo hicieron, no realizaron los trámites y no cumplieron con la obligación de visado. Mientras, nosotros hemos sido severamente dañadas como resultado de esto, y sentimos injusticia en un país donde prevalecen el derecho y la ley».

La situación se agravó con esta pandemia, que sufrimos mucho a causa de esta pandemia y seguimos sufriendo por el momento… Y dado que mantenemos a nuestras familias y tenemos una gran necesidad de trabajo para ayudar a nuestros hijos y padres a vivir, por estas razones:

Solicitamos a Su Excelencia que intervenga urgentemente para estar a nuestro lado y extendernos una mano para que tengamos la oportunidad de viajar a España y trabajar, especialmente porque hemos cumplido con todos los deberes exigidos. Y que Dios le proteja. Le ruego acepte, señor presidente, las seguridades de mi más alta consideración.

Listas de mujeres excluidas del trabajo estacional en España (2020/2021).


Relacionado…

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.