Marruecos afirma que habrá una «respuesta dura» contra España por su posición con el Sáhara

El gobierno alauita considera que España “ha facilitado la salida” de Ghali a Argelia y prepara la respuesta adecuada a esta decisión.

Jueves, 3 de junio de 2021. El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, salió en la madrugada del miércoles desde el aeropuerto Noáin de Pamplona a Argel. Lo ha hecho en un avión francés que viene a recogerle desde Burdeos (Francia) y que le trasladó a Argel para que se termine de recuperar de la COVID-19.

Horas después de la salida de Ghali tras recibir el alta médica, un gabinete presidido por el rey de Marruecos Mohamed VI se reúne en Fez. El monarca se reunió la pasada madrugada en Fez con el jefe de la inteligencia, Yassine Mansouri, su principal consejero Fouad Ali El Himma y un lto cargo de las fuerzas armadas reales de Marruecos (FAR).

La ruptura que planea Rabat en el aire tras la salida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en pocas horas y sin medidas cautelares afectaría a la diplomacia, sin extenderse a las relaciones comerciales.

La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, advirtió que si Ghali salía de España “con opacidad” se agravaría el conflicto y desde Moncloa confirman que avisaron al gobierno de Marruecos. Marruecos considera que España “ha facilitado la salida” de Ghali a Argelia pocas horas después de declarar en la Audiencia Nacional y prepara la respuesta adecuada a esta decisión.

Alta diplomacia para solucionar el conflicto

Pese a las explicaciones españolas y la intensa “diplomacia discreta” que según la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha estado practicando España y la “alta diplomacia” puesta en marcha, Marruecos advirtió de que “se reserva el derecho de dar, en su momento, respuestas adecuadas y duras a las acusaciones infundadas del gobierno español”.

Rabat ya amenazó esta semana con romper las relaciones diplomáticas con España y el temor de Moncloa es que el gobierno marroquí invite al embajador español a salir del país. “Si se plantean una ruptura diplomática es el siguiente paso que darían. Nosotros vamos a seguir manteniendo las mismas relaciones, pero reclamamos respeto y confianza”, señalan fuentes del Ejecutivo a Economía Digital.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, reiteró este miércoles que las relaciones con Marruecos “tienen que ser buenas”, pero deben estar basadas en “la confianza y el respeto”, y subrayó que “en nada ha cambiado” la posición de España en relación al Sáhara.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.