Maribel Fatou, editora de ‘N2’ de Canal Sur, amenaza a la revista EL OBSERVADOR y a su editor

«Yo que tu, comprobaba que lo que publicas es cierto. No vaya a ser que te denuncien. Cuidadin» (sic).

Fernando Rivas, editor de EL OBSERVADOR: “No es por el estúpido tuit que nos manda esta troll profesional, ya que entendemos que ella no da para más, pero ese ‘cuidadín’ final no se puede dejar pasar. ¿Con qué debemos tener cuidado? ¿Qué nos va a ocurrir? ¿Nos va a hacer algo ella o sus amigos de ultra derecha del PP o de Vox?»

EL OBSERVADOR y su editor denuncian hoy en la Fiscalía las amenazas de Fatou, y pedirán amparo a las asociaciones profesionales de periodistas, al consejo audiovisual de Andalucía, a los sindicatos, al Consejo de Administración de RTVA, al director de informativos de Canal Sur Álvaro Zancajo, a su director general Juande Mellado y al consejero Elías Bendodo

Rivas: “No vamos a consentir que nadie amenace a un periodista y a un medio, y menos alguien de una cadena pagada con dinero público porque no le gusta lo que publicamos. ¿Recibe órdenes de sus superiores Zancajo, Mellado, Bendodo o Moreno? Que lo explique en un juzgado”.

EL OBSERVADOR y Rivas, denuncian hoy en la Fiscalía las amenazas de Fatou, y pedirán amparo a las asociaciones profesionales de periodistas; al consejo audiovisual de Andalucía, a los sindicatos, al Consejo de Administración de RTVA, al director de informativos de Canal Sur Alvaro Zancajo, a su director general Juande Mellado y al consejero Elías Bendodo. “No vamos a consentir que nadie amenace a un periodista y a un medio, y menos alguien de una cadena pagada con dinero público porque no le gusta lo que publicamos”, denuncia el editor.

Todo empezó el pasado día 20 cuanto este medió publicó: Los informativos de Canal Sur TV en manos de la prensa rosa. Zancajo no se fía de nadie y repesca a  Inmaculada Casal y Maribel Fatou, del programa mas rosa, ‘Contraportada’. Son la redactora jefa y la editora de ‘Noticias2’. A Fatou, no le gustó lo que leyó y en la madrugada del sábado 24 le manda al editor Rivas un mensaje amenazante por Twitter (las faltas de ortografía son cosa suya): «Hola. Sabes lo que es la ley de protección de datos? Estas seguro de que tu publicación no infringe la ley? Las condenas por calumnias se han vuelto muy suculentas últimamente. Yo que tu, comprobaba que lo que publicas es cierto. No vaya a ser que te denuncien. Cuidadin».

“El mensaje en sí es el de un patético personaje mafiosillo que no tiene con qué entretenerse un viernes por la noche. Pero ese “Cuidado” final no se puede quedar sin respuesta. ¿Qué significa? ¿Por qué nos amenaza? ¿Va a mandarnos a sus sicarios? ¿Sus jefes están de acuerdo?… ¡Ya está bien! No se puede amenazar a un periodista por hacer su trabajo. Por muy impresentable que sea esta señora esa no es excusa para permitirle esta actitud. Y más desde una televisión pública. ¿Qué noticieros puede editar esta mujer? ¿Qué objetividad puede tener para dar las noticias? Este es el ejemplo más claro de la política de comunicación de Canal Sur. No es una privada que puede hacer lo que quiera”, señala el editor.

“Y esta es la política del jefe de informativos de Canal Sur que nombró a Maribel Fatou, Álvaro Zancajo; del director general que nombró a Zancajo, Juande Mellado; del consejero de Presidencia que nombró a Mellado, Elías Bendodo y del jefe supremo que nombró a Bendodo, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Por eso lo mejor es que esta persona lo aclare todo delante de un juez”, afirma Rivas.

«Y es que hay que ser muy torpe muy torpe, como parece que es el caso, para hacer algo que nos va a dar ánimo para escribir todos los días de todos ellos. Lo que será en definitiva, escribir de la vergüenza en la que han convertido Canal Sur. Un lugar en el que se mezcla a diario la desinformación y las amenazas y donde los profesionales serios tienen muchos problemas para trabajar. O eres de Deportes o de los programas rosas o no trabajas en las noticias. Es alucinante. Es el estilo Zancajo”, puntualiza el editor de EL OBSERVADOR.

Fatou, editora de ‘N2’ que presenta Mariló Montero, ha protagonizado programas de Ven a cenar conmigo de Cuatro -lo peor de la televisión rosa- en los que se ríen de ella y llora e insulta a partes iguales en ellos. Y lo hizo estando de baja en Canal Sur. El titular de Cuatro anunciando el último programa en el que participó decía: “Maribel abandona su propia casa llorando e intenta echar a Mayte, en una de las cenas más inolvidables de Ven a cenar conmigo”.

Tuitera empedernida de pocos seguidores, le gusta insultar a todo el que no sea de Vox o, como mucho, del PP. Vamos, lo que se lleva en Canal Sur, una equidistante entre derecha extrema y extrema derecha. Una ‘palíndroma’ de Zancajo.


Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.