Los sindicatos de periodistas respaldan a RTVE en no dar cobertura a la Supercopa en Arabia Saudí

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) ha informado de que apoya la decisión de RTVE de no retransmitir los partidos de la Supercopa de fútbol que va a disputarse en Arabia Saudí el próximo enero (2020), porque ese país no respeta los derechos humanos básicos.

RTVE informó el pasado 14 de noviembre de 2019 de que renunciaba a pujar por los derechos de la Supercopa de España, en la que participan Real Madrid, Barcelona, Valencia y Atlético de Madrid, al disputarse en Arabia Saudí, al considerar que el regimen saudí vulnera los derechos de la mujer, siguiendo las denuncias de organizaciones como Amnistía Internacional.

La FeSP insta a RTVE a resistir las presiones que está recibiendo desde distintos ámbitos para que modifique su postura. La última la ha hecho el presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF) –organizadora de la competición–, Luis Rubiales, quien ha pedido públicamente a RTVE que reconsidere su decisión.

La FeSP pide al Gobierno español que, a través del Consejo Superior de Deportes (CSD) o del organismo que considere oportuno, desautorice el acuerdo entre la FEF y Arabia Saudí porque, por muy buenas que sean las condiciones económicas, ese contrato no puede estar por encima del respeto a los derechos humanos universales.

Además, como periodistas hay que recordar a RTVE –y a cualquier otra televisión que pudiera estar interesada en ese evento– que Arabia Saudí es un régimen que persigue el periodismo libre y a quienes investigan e informan sobre los desmanes de ese gobierno.

Hay que citar el cruel asesinato del periodista saudí Jamal Kashoggi en la embajada de su país en Estambul, en octubre del año pasado. La implicación del gobierno saudí y, especialmente del príncipe heredero Mohamed bin Salman –según el informe del relator de Naciones Unidas– vinculan a Arabia Saudí con ese crimen y, por lo tanto, es un régimen contrario al derecho de la ciudadanía a recibir una información libre, independiente y veraz.

La FeSP considera que resulta democráticamente inapropiado que esa competición deportiva, de gran interés para el público, se celebre en un país que cada día vulnera derechos humanos esenciales. Esta organización comparte la decisión de RTVE de no retransmitirla y pide a la Federación Europea de Periodistas (FEP) y a la Federación Internacional de Periodistas (FIP), de las que forma parte, que se pronuncien.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.