«Giahsa es el PSOE», los sindicalistas destapan la cara oculta de la empresa pública de aguas de Huelva

La enorme deuda acumulada por la empresa pública impide la renovación de las tuberías de fibrocemento y uralita, materiales con alto contenido en amianto, cuya vida útil se ha cumplido o se cumplirá en los próximos años.

Giahsa mantiene las tarifas de agua y recogida de residuos más cara de Andalucía y de las más altas de España.

Según una grabación a la que ha tenido acceso La Mar de Onuba, Manuel Domínguez Limón, director ejecutivo de la empresa pública y miembro de la dirección provincial del PSOE, ofreció, en presencia del gerente Juan Ignacio Tomico Santos, un «puesto de salida» en las listas socialistas de Ayamonte a un delegado sindical a cambio de dejar de hacer preguntas.

En la conversación grabada, Manuel López Nieves explica a sus compañeros de sindicato que si no aceptaba la propuesta, Domínguez Limón amenazó con despedirle.

CGT denuncia la ‘desmedida’ subida de salarios de los altos cargos en la empresa pública Giahsa.

El sindicato convoca una concentración, mañana miércoles, en apoyo Mario Pérez Flores, delegado sindical despedido.
AUDIO:
Fragmento de la conversación de una hora y media mantenida el 10 de octubre de 2019 entre el trabajador y ex delegado sindical de Giahsa Manuel López Nieves, el trabajador despedido y también delegado sindical Mario Pérez Flores, y el secretario general de CGT Huelva Diego Rodríguez Toribio
por Perico Echevarría

 

 

De ser ciertos los hechos que recoge la conversación que hoy reproduce La Mar de Onuba, los directivos de Giahsa, la empresa pública que gestiona el suministro de agua corriente y potable, así como la “gestión de residuos” (léase recogida de basuras y posteriores “acciones selectivas” para favorecer el reciclaje) de la mayoría de municipios de la Provincia de Huelva, consideran preocupante, acaso lesivo, curiosear respecto de las vetustas instalaciones de fibrocemento, uralita u otros materiales ricos en amianto por las que discurre el agua que beben en 68 pueblos onubenses. Tanto como para acosar y amenazar con el despido (y a despedir) a delegados sindicales de la empresa, o como para prometer gestiones al más alto nivel para garantizar puestos de salida en las listas electorales del PSOE.

Escrito de 15 de enero de 2019 solicitando información sobre las redes de tuberías de fibrocemento y uralita de la red pública dependientes de Giahsa (Hacer clik en la imagen para ampliar)

El 15 de enero del pasado año, Manuel Domingo López Nieves, Delegado de Prevención designado por la sección sindical de la Confederación General del Trabajo (CGT), y miembro “no adscrito” del Comité de Empresa (para el que fue elegido en la lista de Sindicato Unitario en las elecciones sindicales celebradas en Giahsa), registró un escrito dirigido a Juan Ignacio Tomico Santos, el todopoderoso gerente de la empresa pública del agua onubense desde 1992, al Jefe del Servicio Departamento  de Prevención y Riesgos, José Gálvez Soldevila, así como al Comité de Seguridad y Salud de Giahsa y a los propios miembros del Comité de Empresa, en el que inquiría respuestas sobre el asunto del amianto en las redes de distribución de agua.

En concreto, López Nieves, «de acuerdo a lo previsto por la normativa vigente como el Real Decreto 396 / 2006 de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto, y otras normativas aplicables al efecto, y en vista de que una gran parte de nuestra plantilla, principalmente del departamento de redes, pueden estar en contacto con tuberías de fibrocemento y uralita, y ante el potencial peligro que ello puede implicar a la salud de los trabajadores o en la salud de los usuarios de Giahsa«, solicitaba la siguiente información:

  • Informe de tramos totales en kilómetros de tuberías en las redes de suministros bajo gestión de nuestra empresa que sean de fibrocemento o uralita.
  • Cuáles son las medidas y análisis de riesgo de la operativa de los trabajadores que están en contacto con fibrocementos o uralitas
  • Qué tipo de formación se les ha dado a los trabajadores expuestos a estos materiales
  • Información detallada de si Giahsa dispone de fontaneros autorizados para manejar fibrocementos
  • Información detallada de las revisiones que se están realizando o se han realizado en las redes de fibrocementos
  • Planos de la red de fibrocementos, qué tipo de red de fibrocemento existen bajo la gestión de nuestra empresa
  • Plan de sustitución de las redes de fibrocementos, en detalle, qué se ha sustituido, qué se están sustituyendo y planes de futuro para eliminación de las citadas.

Gran parte de la red de abastecimiento de agua corriente de la mayoría de los municipios que forman parte de la Mancomunidad de Aguas y Servicios (MAS), el ente político conformado por los Ayuntamientos «propietarios» de Giahsa, está formada por tuberías de fibrocemento y uralita instaladas, en algunos casos, hace más de 50 años. Tuberías ricas en amianto, material cuyo alto potencial cancerígeno era ignorado cuando se instalaron, y cuyo uso fue rechazado por la Unión Europea en la década de los 90. A partir 2003, tras la conocida como Declaración de Dresde, la extracción, transformación y fabricación de productos de amianto fue definitivamente prohibida. Desde entonces son numerosas las leyes y normativas sobre su manipulado y sustitución. Las estrictas medidas de seguridad impuestas en la actualidad, dan buena cuenta de la peligrosidad que los estados confieren al amianto. Se da por hecho que inhalar pequeñas partículas del material puede tener graves consecuencias para la salud humana, incluso décadas después de haber pasado por nuestro organismo. Se estima que en España hay 40.000 kilómetros de redes de abastecimiento de agua ricas en amianto (cifra que IU eleva hasta 150.000). Es una situación que preocupa a usuarios, consumidores y trabajadores del agua.

Escrito de 14 de enero de 2019 del delgado sindical Manuel López Nieves, pidiendo información sobre las contrataciones en la empresa pública Giahsa

No eran las únicas preguntas que López Nieves había elevado a la dirección de Giahsa. El mismo día, aunque con fecha de 14 de enero de 2019, el miembro del Comité de Empresa registró otro escrito dirigido al Gerente de Giahsa, Tomico Santos, y al Jefe de Recursos Humanos de la empresa pública,  Rafael Molina Castillo. En el mismo, Nieves pedía conocer, «de acuerdo a lo previsto por la normativa laboral vigente y en especial en lo referente al artículo 64 del Estatuto de los Trabajadores» toda la documentación de interés laboral e información detallada del personal contratado por la empresa durante los tres años anteriores, así como de la contratación de servicios externos, procesos de selección, expedientes disciplinarios abiertos a miembros de la plantilla de Giahsa y otras cuestiones que suponen, de facto, un cuestionario para auditar, desde la óptica sindical, cómo se han venido gestionado los recursos humanos de la empresa pública desde enero de 2016 hasta la fecha del escrito. Nieves pedía que las cuestiones planteadas fueran respondidas «en un plazo prudencial de tiempo» y, en cualquier caso, «no superior a treinta días naturales».

«No hay dinero»

Nueve días después, 24 de enero de 2019, y según se le escucha contar en la grabación, López Nieves recibió una llamada de Javier López, en aquel momento concejal en la oposición del Ayuntamiento de Ayamonte y Secretario de Organización de la Agrupación Local del PSOE, partido del que el delegado sindical es militante, y en cuyas listas pretendía concurrir a las elecciones municipales de ese año. El número dos del PSOE ayamontino transmitió a López Nieves «su preocupación» por el escrito en el que el sindicalista preguntaba por las contrataciones de Giahsa, ya que él mismo había estado contratado «haciendo sustituciones y dentro la legalidad», pero, por algún motivo no especificado, no quería que esta información «salga a la luz pública». Asimismo, el concejal ayamontino transmitió al delegado sindical que el director ejecutivo de Giahsa, Manuel Domínguez Limón (miembro de la Ejecutiva provincial del PSOE de Huelva, del Comité Director del PSOE de Andalucía y alcalde de San Bartolomé de la Torre entre 2003 y 209) también estaba preocupado por el escrito, y le conminó a una reunión con el directivo en la que el edil ayamontino también participaría.

Sobre el amianto

«La consciencia generalizada sobre los riesgos que presenta el uso del amianto comienza a extenderse recientemente, buena muestra de ello es que hasta el año 1978 no fue aprobada una Resolución del Parlamento Europeo que declaraba al amianto como sustancia cancerígena, y hubo que esperar a la década de los 90 para que se prohibiera su uso en la mayor parte de los Estados europeos, asumiendo esta decisión la Unión Europea en 1999, que dio un plazo de cinco años (hasta el año 2005) para que todos los países de la Unión hicieran suya esta decisión. En 2003 fue  prohibida la extracción de amianto y la fabricación y la transformación de productos de amianto». Guía de buenas prácticas preventivas en las operaciones de corte de tuberías de fibrocemento (Junta de Andalucía y Empresa Provincial de Aguas de Córdoba SA, 2009)

Así fue, y el 25 de enero, en torno a las 12,30 horas, Manuel López Nieves y Javier López se registraban en el control de acceso de las oficinas centrales de Giahsa para reunirse con el director ejecutivo. En la reunión, destaca el delegado sindical en el audio, también estuvo presente, aunque «no dijo ni mú» y permaneció como «una estatua», el Gerente de la empresa, Juan Ignacio Tomico Santos.

Durante el encuentro, Domínguez Limón se empeño en hacer ver a López Nieves que estaba siendo víctima de una maniobra de carácter político auspiciada por el partido Independientes de Huelva y por la Plataforma Afectados de Giahsa y MAS, y que la información que había sido solicitada podría ser «utilizada contra el PSOE», a escasos meses de las elecciones municipales del 29 de mayo de 2019. Para Domínguez Limón, el problema radicaba en que si el sindicato CGT, los independientes o PAGMAS llegaban a ver la documentación solicitada y a conocer la realidad de las redes de abastecimiento, iban a «pedir la renovación de toda las canalizaciones de agua», y que «ahora mismo no hay dinero para eso».

Giahsa, la empresa de agua con el precio más elevado de Andalucía, y uno de los mayores de España, mantiene una enorme deuda, superior a los 130 millones de euros, derivada de los créditos solicitados en 2013 para pagar a los ayuntamientos por adelantado una «capitalización» del conocido como canon demanial, una suerte de alquiler de las redes de abastecimientos, propiedad en cada pueblo de los ayuntamientos que conforman la mancomunidad de municipios MAS, abonado por la empresa pública de gestión. Se trata de una práctica común en empresas de aguas y residuos que han sido parcialmente privatizadas. A cambio de obtener la gestión, grandes empresas como Agbar, Ferrovial o ACS, han inyectado grandes cantidades de dinero en efectivo en las arcas de los ayuntamientos cuyo agua y/o recogidas de basura pasaban a gestionar.

Para evitar que los ayuntamientos de la MAS cayeran en la tentación de aceptar ofertas similares desde el ámbito privado, y así mantener la titularidad pública de Giahsa, el Consejo de Administración de la MAS aprobó en 2013 pedir varios préstamos por valor de 85 millones de euros, cantidad que se obtuvo mediante créditos concedidos por TCA Investment SARL,  TCA Opportunity Investments SARL y Talos Capital Limited. La operación permitió inyectar grandes sumas de dinero en efectivo a los ayuntamientos que pidieron la «capitalización» de sus concesiones demaniales, y prácticamente todos los ayuntamientos de la MAS mantuvieron la gestión de su agua y recogida de residuos en manos de Giahsa, manteniendo también, como era el objetivo, la titularidad 100 % pública de la empresa.

Extracto de los acuerdos de la mancomunidad de municipios (MAS) referente a las sabidas de tarifas de Giahsa entre 2013 y 2020, y años sucesivos

El motivo de pedir el dinero a dichas entidades (con sede en paraísos fiscales y de las consideradas fondos buitres), y según reconocía en mayo pasado a esta revista un portavoz de la empresa pública, es que en 2013 ninguna entidad financiera clásica estaba dispuesta a prestar tal cantidad a Giahsa. En aquel año, el tipo de interés fijado por el Banco de España estaba en el 4 % anual. Los fondos buitres prestaron su dinero al 11,85 %. Varios años después, Giahsa sí logró, a un interés mucho más bajo, un nuevo crédito para liquidar el anterior y obtener una nueva inyección de liquidez. El préstamo en esta ocasión fue de 115 millones de euros por parte de varias entidades como Caixabank, Sabadell o Banco de Santader. Se rompió el vínculo que ataba a la empresa pública a los fondos buitres, pero se mantuvieron las estrictas condiciones de gestión impuesta derivadas de aquel. A día de hoy, la deuda de Giahsa sigue por encima de los 100 millones de euros.

Las condiciones del préstamo incluían, además del desorbitado interés inicial del 11,85 % anual, una serie de cláusulas que condicionan la política de gastos e ingresos de la empresa pública para varias décadas, y hasta fijan subidas anuales obligatorias del recibo mensual a los usuarios hasta la amortización de los créditos. En concreto, y para los primeros 8 años, la Mancomunidad de municipios MAS, acordó subidas del 7,5 % en 2013 (año en el que se recibieron los 85 millones), de entre el 6 % y el 7,5 %, según consumo, para 2014, el 2,9 % para 2015; 5 % en 2016; 3,5 % en 2017 y 2018; y 2 % (o valor equivalente a la tasa anual de inflación si esta resultara ser superior a ese porcentaje) para 2019 y 2020. Para los años sucesivos, y «en la consideración de que tales incrementos, resultan imprescindibles para cubrir los coste estimados de los servicios para dicho periodo, incluyendo en particular, las obligaciones financieras suscritas por Giahsa previamente autorizadas por la MAS, las tasas se ajustarán, como mínimo, mediante la aplicación del IPC interanual«. El recibo mensual que pagan los usuarios de Giahsa es actualmente el más caro de todas las empresas que gestionan el agua en Andalucía, tanto públicas como privadas.

«Giahsa es el PSOE»

Manuel Domínguez Limón, director ejecutivo de Giahsa

Ante este panorama económico, lo último de lo que quieren oír hablar los directivos de Giahsa y los ayuntamientos de la MAS, es de renovar la red abastecimiento y sustituir las tuberías de fibrocemento y uralita por otra nuevas y sin componentes cancerígenos. Semejante operación conllevaría un gasto imposible de asumir en la situación económica actual de la empresa pública. «Estamos atados por los préstamos y ningún banco nos daría dinero para eso», asegura en la grabación el sindicalista que le dijo al respecto Manuel Domínguez Limón, el director ejecutivo de Giahsa, en presencia del entonces concejal y hoy Primer Teniente de Alcalde Javier López, y del gerente Tomico Santos. «Pero esto no lo puede saber nadie», le advirtió, conminándole a retirar su petición de información, y apelando a su condición de militante socialista. «Esto compromete mucho a la empresa pero también al partido, porque Giahsa es el PSOE».

Acto seguido, según cuenta el propio sindicalista en la grabación, Domínguez Limón le ofreció hacer gestiones para garantizarle un puesto en la lista del partido socialista que lideró, en mayo del pasado año, la actual alcaldesa de Ayamonte, Natalia Santos. Como se ha apuntado anteriormente, Manuel López Nieves, militante del PSOE de esa localidad, había manifestado a sus compañeros su intención de concurrir a esas elecciones, y sólo dos día antes de la reunión con los directivos de Giahsa, había  plasmado por escrito sus motivaciones para dar ese paso. El director ejecutivo de Giahsa estaba puntualmente informado y hasta conocía el contenido de la carta de López Nieves a los miembros de su agrupación política. «Me parece muy bien lo que pones ahí, y yo me voy a encargar de que tú vayas en la lista», sostiene el sindicalista que le dijo Domínguez Limón. «Pero no quiero que mandes más escritos, y quiero que cuando te pasen más escritos no los firmes y cuéntamelo». En caso contrario, López Nieves se enfrentaría al despido.

Pocas semanas después, Manuel López Nieves dimitió como delegado sindical de CGT y como miembro del Comité de Empresa de Giahsa. En la actualidad permanece prestando servicios como conductor de un camión de recogida selectiva de residuos en la base de la empresa pública en Isla Cristina. En las elecciones municipales de 2019 figuró como primer suplente en la lista del PSOE para el Ayuntamiento de Ayamonte. Giahsa nunca respondió a las preguntas formulada en nombre de CGT sobre las canalizaciones con presencia de amianto. Tampoco sobre las contrataciones realizadas por la empresa pública.

CGT denuncia la 'desmedida' subida de salarios de los altos cargos en la empresa pública Giahsa

¿Cuánto ganan los máximos responsables de Giahsa? Algunas categorías, como la de Gerente, que ocupa desde 1992 el socialista Juan Ignacio Tomico, tienen un  salario fijado para el año 2020 de 88.750,34 € anuales, si bien sus retribuciones totales superaron en 2019 los 99.000 euros. Por su parte, Manuel Domínguez Limón, director ejecutivo de la empresa percibe anualmente un salario de 63.488.74. Dentro de la estructura directiva, los salarios más bajos los perciben los 12 Jefes de Servicio que perciben un total de 49.246, 4 € anuales.

En la escala más inferior de la empresa se sitúan los 136 auxiliares y telefonistas, que perciben un salario anual de 7.111, 48 €, o los 19 ayudantes de recogida selectiva y de almacén, que ganan 5.015,57 € al año.

Según un comunicado emitido este lunes por el sindicato CGT, los salarios de gerencia y dirección han subido en los últimos cinco años en más de 10,000 euros, «sin considerar la terrible deuda que pesa sobre la empresa pública».

El Sindicato denuncia que, «a pesar de que la empresa llevó a cabo terribles recortes a la plantilla, que años después no se ha recuperado, desde la Gerencia se han asegurado a sí mismos un aumento de sueldo de más de 10.000€ anuales en los últimos 5 años, tanto para la Gerencia como para la Dirección, llegando a salarios en función sólo al sueldo y sin sumar otros complementos, de más de 85.000 euros para la Gerencia y de más de 75.000 euros para la Dirección».

La organización sindical sostiene que «no se explica cómo se ha llegado a permitir estos sueldazos», y espera que «esta desmesurada subida salarial no tenga que ver con las posibles relaciones políticas de algún miembro de la Alta Dirección de la empresa, conocido miembro del partido socialista».

«Hay que recordar, añade CGT, que la MAS, la Mancomunidad que gestiona los pueblos a los que da servicio GIAHSA, está formada en casi su totalidad por alcaldes y alcaldesas socialistas, que cobran directamente subvenciones superiores a los 600.000 euros anuales para los diversos grupos políticos de los presupuestos de este ente; algo que a CGT Huelva le parece completamente anómalo porque cualquiera pudiera llegar a pensar que se trata de financiación de partidos encubierta, aunque se ampare en normativas que los mismos partidos políticos crean».

El sindicato anarcosindicalista también critica duramente que «esta subida salarial se produce a una Gerencia que ha demostrado haber realizado una nefasta gestión, que incluye el hecho que haya dilapidado millones de euros en pagar prestamos multimillonarios a grupos financieros que en tres años han logrado obtener por distintos conceptos más de 30 millones de euros de beneficios, que por contra han aumentado la deuda de la empresa pública hasta alcanzar un récord de unos 130 millones de euros».

Según se indica desde CGT Huelva, «no es comprensible que la cúpula de la empresa sólo se ocupe de aumentar sus beneficios, y se hayan olvidado de llevar a efecto los protocolos de trabajos con amianto, ocultando los mismos a los trabajadores y trabajadoras, ya que, según comentan desde la central sindical, no se los han entregado a pesar de la importancia del tema, y que incluso llegaron a despedir a su delegado de sección sindical cuando se solicitaron».

Por último, el sindicato convoca una concentración a las puertas del Juzgado de lo Social, sito en la calle Vázquez López, en apoyo de Mario Pérez Flores, trabajador de la empresa y delegado sindical despedido tras varios expedientes disciplinarios que el sindicato considera un caso flagrante de «acoso y persecución» cuyo objetivo final sería impedir que CGT acceda a información sobre la gestión y finanzas de la empresa pública del agua onubense, Será el miércoles 22 de Julio, a las 12:00 horas».

 

 

 

 

3 Comentarios

  1. El socialista tónico, el cual debería mirar por sus trabajadores, y no tenerlo concadenando contratos, sin disfrute de vacaciones, nos usan como esclavos de usar y tirar..
    A todos mis compañero que están en mi misma situación no callarse y denunciarlo

  2. Al igual que yo e denunciado a giahsa, ay otro compañero que le dan miedo hacerlo, por la precariedad de los contratos de trabajo, compañero con 6años trabajando en dicha empresa a base de contratos y no te hacen fijo.. Son contratos en fraude de ley. Me gustaría hacer pública mi denuncia sobre dicha empresa

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.