Los pactos de fra-Casado y el ínclito Don Teodoro

por Pedro Iniesta

La política española nos ha habituado, a golpe de exabrupto, a lo hilarante, a lo excéntrico e, incluso, a los más contradictorios oxímoros. Con cada despertar se levanta la carpa de un circo de siete pistas en el que, aquellos que deberían ostentar las más altas responsabilidades, detentan los más ínfimos cortijos de la miseria intelectual.

Así las cosas, las cabezas visibles, y no-pensantes, de la oposición del Reino de España, se han querido imbuir en la desventura de su sino en razón de una improvisación sonrojante y de un propósito tan hueco como el talento de alguno de sus hacedores. Y es en esa oquedad patética, en la que la derecha española se ha instalado, en la que hoy aparecen, como ecos cercanos, las voces de Casado y su lugarteniente Teodoro, por todos conocido en la huerta de Murcia.  

Queriendo marcar la actualidad y consiguiendo emborronarla aún más, Pablo Casado, otrora líder de la oposición y ahora rehén de su hiperbólica política, ha tenido a bien anunciar, de forma preventiva, los pactos de Estado que propondrá al presidente del gobierno cuando este lo llame por teléfono. Esta intención, que sería, al punto, loable si se fundara en alguna propuesta con un mínimo aporte, se ha convertido en la caricatura certera de cuanto intuimos de su errático devenir y de su tosco proceder.

El primero es el “pacto de Estado sobre los presupuestos”. Probablemente alguno de los lectores ya habrá comenzado a esbozar una sonrisa preguntándose: ¿Cómo va a pedir Casado un pacto sobre los presupuestos si se negociaron hace unas semanas y él no quiso participar de la negociación? Pero la política, como la vida, está tejida de contradicciones, y estás pueden desgarrarse hasta mostrar las costuras del mismísimo heredero de Aznar.

Otro de los pactos es una “Ley electoral para evitar bloqueos”, y seguro que el ávido lector se dice: Si Casado bloqueó sistemáticamente la investidura de Sánchez abocando a nuevas elecciones e impidió activamente la gobernabilidad de España, ¿cómo puede preconizar ahora una política del desbloqueo? Pero no debemos olvidar que la contradicción no está reñida con tener la cara de hormigón armado.  

Podría calificar la propuesta que sigue de ocurrencia, pero creo que cinismo e hipocresía circunscriben conceptualmente de una manera más precisa el hecho de que Casado haya pedido un “Acuerdo de Estado contra la violencia de género”. Aquí el lector habrá pasado, probablemente, del asombro a la náusea. Y es que es difícil no sentir ganas de vomitar cuando escuchamos al partido de Álvarez de Toledo, la que sostiene que no existe violencia contra las mujeres, hablar sobre este tema. Es difícil no sentir ganas de vomitar recordando cómo el PP ha lastrado cada avance para proteger a las mujeres en el ámbito de la violencia machista, que sufren de manera estructural. Los demócratas españoles sabemos que no podemos contar con la derecha para defender la igualdad, pero esta podría ahorrarse el esputo misérrimo de su impostura, que lanza contra cualquier ser vivo que tenga una capacidad para el raciocinio superior a la del primate.

Podríamos seguir hablando de su pacto por “la investigación”, tras haberla asfixiado durante años, o por el de la “respuesta conjunta a los independentistas catalanes” después de haber estado en el gobierno cuando se produjo el referéndum del 1-O, pero todo eso sería caer en la redundancia, pues la incoherencia es un hecho multiplicante y multiplicado en Génova 13, esa cueva oscura por la que se deslizaban sobres y falacias, las mismas que se deslizan hoy con impúdico descaro por su Secretario General, Teodoro García Egea, cuya mayor hazaña ha sido escupir muy lejos, y que maneja cual títere a un fra-Casado con pico de oro e ideas de cartón-piedra. Una pareja de políticos, esta, que bien habría pasado por una de bufones si no fuera, primero, porque resulta tan patética y, segundo, porque los bufones no merecen comparación semejante.


Pedro Iniesta, colaborador de La Mar de Onuba,  es Filólogo Graduado en Lengua y Literatura españolas por la Universidad de Murcia. En la actualidad es profesor en la Universidad de París X.
Acerca de La Mar de Onuba 3782 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.