Los mercados acusan la desastrosa gestión de Trump

Como si se tratase de un déjà vu volvemos a la carga con los otrora famosos mercados financieros internacionales. El dinero es como las ardillas, es precioso verlo fluir en la economía, pero al mínimo gesto o movimiento ajeno se asusta y huye, no se fía.

El elefante que entra en una cacharrería vuelve con fuerza. El señor Trump, con sus decisiones magnánimas hace de efecto disuasorio para los inversores financieros internacionales. En nuestro país, que crece como ninguno de su entorno, algún charlatán sin máster o doctorando se apresura a decir que se notan los efectos del nuevo Gobierno en los indicadores de coyuntura económica nacionales. Mentira de mal perdedor; solo los efectos del retroceso del comercio internacional explican la tímida desaceleración.

Estamos ante un miércoles negro en las bolsas. Por la tensión EEUU-China, Wall Street tuvo la peor caída en un día desde febrero, su indicador Dow Jones cayó 3,24%, y el Nasdaq más de 4%. Wall Street vivió un día aciago, tuvo su peor caída en meses, y arrastró a los bonos soberanos en dólares y a todos los bonos soberanos.

El 5 de febrero, el índice Dow Jones, principal indicador de Wall Street, había sufrido la mayor caída en puntos de toda su historia, con un retroceso de 1.175,21 unidades. Este miércoles el Jones cayó 3,14% (831.83 puntos). El Nasdaq, de valores tecnológicos, bajó 4,08% a 7.422,05 puntos, su peor valor desde junio de 2016 cuando fue el Brexit.

Hay múltiples factores que explicaron el desplome. Primero, el contexto de mayor enfrentamiento entre EEUU y China por la escalada de los aranceles al comercio bilateral. El FMI comentó esta semana que un aumento del conflicto podría ralentizar el crecimiento global (3,7% esperado para este año). Segundo, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, advirtió a Pekín sobre la manipulación del yuan. Tercero, el aumento de los tipos de interés del bono de 10 años de Estados Unidos (3,16%). Este valor, cuánto más alto es, mayor afecta a las economías emergentes ya que se encarecen los intereses que esos países pagan para tomar deuda, esto hunde literalmente economías como la de México, Brasil y Argentina.

El movimiento fue inesperado por el mercado, pero se debió a la evolución reciente de la subida de la tasa americana, a partir de que superó el 3,12% / 3.15%. Además, la guerra comercial tienen sus efectos . El riesgo de que esto siga así respondería a que el mercado empiece a descontar otro contexto de tasas producto de las consecuencias de la guerra comercial.

¿Cómo afecta esto en la guerra comercial? El cuadro de proteccionismo en Estados Unidos, por ejemplo en los aranceles contra China, pronostica más inflación y, por tanto, la Reserva Federal anunció que seguiría su calendario de alza de tipos (este año las aumentó tres veces y podría haber una cuarta). Donald Trump criticó este miércoles la política de Jerome Powell, de la Reserva Federal. Lo que faltaba para el pánico…

Lo de este miércoles fue un violento sell off de las acciones estadounidenses enfocado en las tecnológicas, y ademas empieza la temporada de balances y presentación de resultados en Estados Unidos, por lo que hay bastante nerviosismo. En otras palabras podría ser una toma de ganancias en el corto plazo, pero para entender la dimensión general de este miércoles negro es necesario aclarar: El bono del Tesoro sigue en niveles de 3,16%. Está cerca de los máximos. Además, está la guerra comercial con Chica y el informe del FMI que habló del ralentizamiento del crecimiento mundial. Asimismo, los bonos soberanos en dólares no sobrerreaccionaron a este clima y tuvieron una caída razonable entre 1% y 2%.

El Ibex-35 de la bolsa española abrió con un recorte del uno y medio por ciento al acusar el desplome de Wall Street y la posterior caída en las bolsas asiáticas ante el incremento en los rendimientos de la deuda en Estados Unidos. Ante la perspectiva de varias subidas de tipos en EEUU durante los próximos meses por la favorable evolución de la economía norteamericana, muchos inversores optaban por salir de la renta variable, un movimiento al que el miércoles contribuyó el castigo a los valores tecnológicos.

El fuerte descenso en Wall Street se produjo además en medio de una gran volatilidad, que llevó al VIX (“índice del miedo”), a su nivel más alto desde abril, lo que alimentaba la pérdida de confianza inversora. Ante los numerosos frentes abiertos que pueden perturbar la evolución de la economía y los mercados (tipos de interés, Brexit, Italia, guerra comercial), varios analistas señalaban que los inversores prestarán en las próximas semanas atención a los resultados del tercer trimestre.

Como verán la historia siempre se repite. Y… no es Zapatero o Sánchez, es la coyuntura. Quizá sea buen momento para invertir en Bolsa ahora, ¿no creen?


Francico Villanueva Navas, analista financiero de La Mar de Onuba, es economista y periodista.

En Twitter: @FranciscoVill87

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1647 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.