¿Lo de Arenas en Cajasol va en serio?

El Secretario General del PP, Javier Arenas, dialoga con Mariano Rajoy en presencia del tesorero Luis Bárcenas. El presidente les eligió en el congreso de Valencia para los máximos cargos en el Partido Popular.

Semanas lleva circulando el rumor de que Javier Arenas quiere ser presidente de la Fundación Cajasol, cuyo sueldo anual es de 200.000 euros.

por Pepe Fernández

 

Es una pregunta recurrente desde hace algún tiempo en Sevilla en ciertos cenáculos – oye, ¿qué se sabe de Arenas?- quizás la única ciudad española donde se recuerde a menudo al exlíder del PP andaluz por formar parte de la escena política sevillana desde el arranque de la democracia, a finales de los 70 y así hasta nuestros días.

Aunque muchos no lo crean Arenas es el político español más veterano que sobrevive – sentado en un escaño desde 1993- desde los albores de la Transición moviéndose por la política; cuando le llevaba el maletín a Manolo Clavero, fue cuando empezamos a llamarle “El niño Arenas”, apodo que con habilidad fue capaz de cultivar hasta bien superados los treinta y tantos, ya con las primeras canas. Todo un campeón.

Porque si algo distingue el ADN político de Arenas es su contrastada habilidad para saber estar en el sitio adecuado, en el momento oportuno. Ahí quedó la gran operación de su carrera orgánica en el PP, cuando se puso al servicio de Mariano Rajoy frente a Esperanza Aguirre en el congreso de Valencia manejando a su antojo el gran potencial de los votos de los delegados andaluces, logrando el control del partido y de paso hizo prisionero a “Eme punto” Rajoy, el presidente al que unió su destino hasta el final, hasta que la moción de censura le desalojó.

A Arenas le funcionó muy bien su contrastado olfato y acertó, porque fíjense que  futuros investigados tuvo enfrente, según contaba la propia Aguirre en El Mundo:

«(Javier) Arenas y todos los líderes regionales creían que no tenía que haber más que una candidatura, frente a la opinión de Nacho (Ignacio) González y de (Eduardo) Zaplana, que eran los que sí creían que tenía que haber otra candidatura: la mía».

Lo dicho, hay que tener arte y habilidad también para pasar desapercibido estando décadas en primera línea política y ni tan siquiera aparecer como veterano en esta lista de los Políticos de la Transición Española de la popular Wikipedia. Y es que nuestro político siempre cultivó una imagen de hombre fresco, jovial, como si acabase de llegar.

Revolución en la granja de la derecha sevillana

En Sevilla, claro, algunos echan de menos a ‘Javié’, -aquí se valoran mucho sus teatrales abrazos (cuando se podía) y su muletilla habitual ‘a ver si comemos’– se le echa de menos fundamentalmente por su contrastada capacidad maniobrera en conspiraciones domésticas donde siempre estuvo manejando con más o menos fortuna a leales que le hacían el trabajo, desde Felipe Rodríguez Melgarejo a Virginia Pérez, pasando por Willy García Trenado, Jaime Reynaud (al que le deseo que se recupere pronto y bien), Amalia Gómez, Manolo Pimentel o Juan Ignacio Zoido por citar un abanico sociológico, político y cultural muy variado. Han habido muchos más, para cada frente o tarea elegía la persona más idónea y leal según su criterio.

Pero con el paso del tiempo el nivel de su entorno ha ido degradándose, rodeándose de mediocridad, gentes de escasa capacidad política, incluso de ‘traidores’, de tal forma que el último congreso provincial pareció un patio de chulánganos y vecindonas, lamentable espectáculo que nunca antes se había visto en la derecha sevillana. Así ha quedado de maltrecho el PP en Sevilla tras la última intervención de Arenas a favor de una de las dos candidaturas que ganó por los pelos, encabezada por una mujer sin carisma ni capacidad de liderar una unidad que no existe al dividirse por la mitad el partido en el congreso, todo ello con gran debilitamiento electoral que acabó pagando en primera instancia el candidato Beltran Pérez.

Como será la gestión política del PP sevillano en la actualidad que, según un sondeo de ABC, medio nada sospechoso para el PP, -¿o sí, Virginia Pérez?- el socialista Juan Espadas se come en las encuestas poco a poco el electorado de centro derecha que un día no muy lejano le dieron al PP  la famosa súper mayoría que Zoido dilapidó con su troupe en solo una legislatura. Memorable gesta política para los anales la del Sr Juez metido a político. Y eso que aún no estaba afectado por el síndrome catalán del 1-O.

Desde luego por estos lares no se echa en falta a Javier Arenas como político combativo pegado a los problemas de la tierra, reuniéndose y viajando a escuchar a colectivos con reivindicaciones que quizás tendrían solución presionando en o desde Madrid,  entre otras razones porque Javier Arenas Bocanegra siempre tuvo vocación por la política capitalina en la Villa y Corte cuyos resortes políticos, económicos y mediáticos controla muy bien.

Han sido famosas sus dos fugas de Sevilla a la capital en aquel AVE cuyo proyecto tanto criticó antes del 92 ¿Desde cuándo Arenas no lidera una reivindicación andaluza poniendo altavoz a sus paisanos en Madrid? El único cargo público institucional en su tierra fue el de concejal del PDP en el Ayuntamiento de Sevilla, cuando regalaba arboles por Navidad y ya coqueteaba con el PP; dede 1993 siempre estuvo con un escaño pegado al trasero. El AVE es su tercera morada desde hace años. De su casa al tren sin pisar la calle, algo que necesariamente te acaba alejando de la realidad de la gente. Llegar a ser dos veces ministro -Trabajo y Administraciones Públicas-  y Vicepresidente  segundo con José María Aznar, además de Secretario General del PP con Mariano, fue la guinda a una carrera no exenta de ambiciones personales casi cumplidas y donde dejó demasiados heridos y muertos vivientes por caminos, veredas y cunetas. Lo de ‘casi’ es por la espinita de la Junta de Andalucía que nunca logró ganar pese a haberlo intentado en varias ocasiones. Ni llevándole Mercasevilla y los Eres a la juez Alaya, el PP logró sumar en marzo de 2012 más escaños que socialistas y comunistas, con Griñan y Valderas al frente respectivamente.

La grabación de Oriza que le robaron a Bárcenas

“El niño Arenas”, ya crecidito, acabó convertido en uno de los grandes ‘Master Chef’ de la gran cocina de Génova 13, siempre entre bambalinas, pero con sus atribuciones de Secretario General a tope, que como han evidenciado los procedimientos judiciales es el filtro de todo lo importante, lo bueno  y lo malo, que se decide y se hace en o en nombre del Partido Popular.

Vuelvo a destacar la habilidad del político sevillano que dice que nació en Olvera (Cádiz) – sin ser cierto porque nació en Sevilla- para recordar que con la que ha caído y con los que están cayendo en el PP, él no ha resultado ni tocado ni manchado. Alguna citación como testigo y poco más, pena de telediario que dura 24 horas escasas y a otra cosa.

En una ocasión salió su nombre a relucir de la mano de su viejo amigo Luis Bárcenas a cuenta de una grabación oculta que le habría hecho el propio Bárcenas almorzando en el restaurante Oriza de Sevilla. Circuló la especie entonces de que la grabación había desaparecido, pero resultó que era verdad su existencia, como se acaba de confirmar ahora. Aquel ruido no duró mucho en los medios y nuevamente Arenas pudo seguir impartiendo su master en habilidad y simpatía en el cabildeo habitual en el que lleva años instalado. Uno de los resortes de poder que mejor ha manejado Arenas es el control de algunos grupos mediáticos, particularmente los de la derecha, Vocento, Cope o Atresmedia, aquí de la mano de un hombre del Grupo Planeta,  su gran amigo Mauricio Casals, presidente de La Razón, que fue asesor de Soraya Saenz de Santamria. Por cierto,  muy «amigo» del Canal Isabel II y «enemigo» de Cristina Cifuentes.

Así, lo más importante que le ha pasado a Arenas en estos últimos años ha sido sortear los procedimientos judiciales abiertos por corrupción contra el PP sin que su nombre aparezca junto a la palabra ‘investigado’ o “imputado” si nos remitimos a actuaciones abiertas antes de la reforma del CP .

A nadie que haya seguido de cerca la investigación judicial de las cloacas de Génova 13 le habría sorprendido una imputación de Arenas a la vista de la suerte de otros secretarios y altos responsables del partido. Como tampoco ha sorprendido que él sea el único dirigente de primera línea del PP que no le ha mentado nunca la familia a Luis Bárcenas y viceversa. Al contrario, se ha sabido que ha seguido existiendo buena complicidad entre ambos desde la distancia. De hecho la comida de Oriza, con el escándalo de «los papeles» ya en las portadas, hay que inscribirla en su papel de mediador oficioso entre el que fuera su amigo y amo de la caja de Génova y el presidente del partido y del gobierno Mariano Rajoy, o sea ‘Eme punto Rajoy’.

¿Por qué Javier Arenas nunca rompió su hilo con el extesorero del partido Luis Bárcenas? se han preguntado en estos años mucha gente en el PP, no precisamente de la élite, donde sí se suele saber, suponer o chismorrear estas cosas que casi nunca cuentan los periódicos.

Donde hubo fuego, quedan rescoldos y no olvidemos que Arenas y Bárcenas mantuvieron durante años una intensa relación de trabajo, de amistad personal y parece que de confianza mutua para jugar a cosas muy diversas en ese tiempo. Sus partidas de pádel en los veranos marbellíes son el único testimonio gráfico que se conserva de una relación parece que con más calado del que pudiesen aparentar, raqueta en mano, los entonces tesorero y secretario general del PP.

La imagen de la partida de pádel en unas pistas de San Pedro de Alcántara. Con el paso de los años y los procedimientos judiciales abiertos contra el PP, esta inocente instantánea de entonces, aporta un valor añadido incalculable.

Arenas es actualmente senador y una vez más gracias a Andalucía cuyo Parlamento le ha colocado en el escaño senatorial sin pasar por la casilla de salida a pie de urna. Allí en el Senado, donde era portavoz destacado hasta que llegaron Pablo y su escudero Teo, ha sido relegado a un segundo o tercer plano por el ‘casadismo’ con quienes no parece tener buena química ni personal ni política. Su apuesta fue por Soraya y perdió. Él mandaba cuando Aznar y Rajoy, ahora es uno más de los veteranos amortizados para los jóvenes inexpertos e impetuosos reciéntemente llegados. También se dice que habla más con Alberto Núñez Feijoo que con Moreno Bonilla. ‘Habladurías con bisturí’, desmienten sus leales.

A punto de cumplir el día de los Inocentes sus 64 años, dicen que Javier Arenas sigue animado como siempre, maniobrando y diseñando el futuro, su futuro más exactamente. Así lo hizo cuando decidió convertirse en paracaidista por Almería, avalado in situ por su ‘hermano mayor’ Gabriel Amat, un político de formas caciquiles digno de aparecer en el Guinness, dado que es el cargo público español que más resoluciones favorables acumula de los jueces y fiscales de su provincia que es Almería. Desde luego leyendo algunas resoluciones judiciales parecen hechas por juristas del ‘Club de Fans de don Gabriel’. La planta judicial de Almeria es tierra de paso y ascenso para las togas con sus puñetitas. Por allí pasó Baltasar Garzón y otros ilustres jueces que acabaron en el TS o en la AN. Almería ha sido un enclave obligatorio a visitar en estos años para los ministros de Justicia del PP Alberto Ruiz Gallardón y  Rafael Catalá, siempre con Amat al lado ejerciendo de guía.

Cajasol, esa oscura fundación objeto de deseo

Desde hace meses, como el Guadiana, aparece y desaparece un rumor sobre el hipotético futuro de ‘Javié’, nuestro político decano. Esta vez cuentan que aspira a ser presidente de la Fundación Cajasol, el puesto mejor remunerado de Andalucía con diferencia del segundo que lo debe tener Tomás Olivo, la séptima fortuna de España según Forbes. En la Fundación Cajasol se administran casi veinte millones año de presupuesto y se dispone de un sueldo ‘nivel Emérito’ de 200.000 euros, autorizado en su día por la hoy ministra de Hacienda María Jesús Montero y “ordenado” por  la entonces presidenta Susana Díaz, amiguísima del beneficiario proponente del sueldo quien, además, acababa de cobrar una millonaria indemnización tras ser despedido del Grupo Caixa como alto cargo; un puesto que obtuvo tras la muy ventajosa compra de la caja de ahorros andaluza por La Caixa. Para el presidente liquidador, antes pactar con los catalanes que con Braulio Medel y la malagueña Unicaja, como así resultó finalmente.

Es tan intenso el rumor como el nivel de cabreo que dicen que tiene el actual ocupante de la presidencia de la más importante fundación andaluza, dando con sus comentarios en privado cierta credibilidad al boca boca sobre el supuesto deseo de Arenas de presidir la Cajasol, pulida y saneada caja de Pandora que no se sabe si sigue siendo accionista de CaixaBank o de dónde.

No es descartable que a Javier Arenas un retiro dorado, con más de 8 millones anuales para repartir sin control efectivo, solo haciendo amigos, le apetezca y mucho. Ojo, sin hacerle ascos a cobrar casi 17.000 euros mensuales que es el sueldo resultante de tamaño insulto a los andaluces, sueldo indecente aprobado por una administración autodenominaba de izquierdas y firmado por una socialista que se sienta cada semana junto a varios ministros comunistas.

Dicen que en San Telmo reciben mensajes del exterior para que actúe su brigada ligera en el Patronato de Cajasol, pero que allí no quieren más líos y menos de esos que puedan perder. Que ya bastante tienen con la pandemia descontrolada, especialmente en su feudo malagueño. Y, añado, con las putas capturas de chat, videos, rumores y amenazas circulantes en rrss que no dejan vivir a más de uno que debiera concentrarse más en su trabajo.

Hace poco más de dos años Moreno Bonilla, aún en la oposición, supervisó y avaló el contenido de una grave denuncia vía burofax que el vicepresidente de Cajasol, Marcos Contreras (PP) – el único que sobrevive de la absorción junto a Isidre Fainé, ahora con el tema Bankia- envió al entonces supervisor de las fundaciones bancarias en la Junta, el consejero de Economía Antonio Ramírez de Arellano quien, por estar en cuestión un amigo personal de la presidenta Susana Díaz, guardó en el cajón la denuncia alegando con más cara que su gran espalda que «se había extraviado» el papel al llegar a Torretriana. En el burofax se detallaban graves indicios de posibles delitos, presumiblemente cometidos en la gestión nada transparente de la fundación por parte de Pulido.

He aquí el documento íntegro, al final del artículo, para quienes no lo recuerden o quieran conocer su contenido íntegro.

Por concluir: denuncia que una vez llega el gobierno del PP a la Junta es archivada por el titular de Hacienda ‘Juanele’ Bravo siguiendo instrucciones del titular de la Presidencia, Elías Bendodo, viejo amigo de corridas de toros en Málaga con Antonio Pulido, su invitado especial de feria en el muy concurrido burladero de la Diputación.

Tarde de toros en Málaga. Siete buenos aficionados ocupan el burladero de Diputación que presidía Elías Bendodo. Entre otros Antonio Pulido en primer plano y el periodista Antonio Jiménez a la izquierda del anfitrión.

¿Presidente de Fundación Cajasol? una misión imposible

Lo de colocar de presidente de Cajasol a Javier Arenas, hoy por hoy, es misión imposible por varias razones.

La primera que Arenas no es Patrono de la Fundación. La segunda que son las diputaciones de Sevilla y Huelva, socialistas ambas, las que en teoría mandan con sus votos como entidades fundadoras en la configuración final de la fundación. Tercera,  Elías Bendodo no permitirán ningún perjuicio al actual presidente, su ‘amigo Antonio’, al que le debe ‘favores’ desde que presidía la Diputación de Málaga, así como múltiples servicios demostrados por Pulido a favor del ‘gobierno del cambio’ desde diciembre de 2018. Y cuarta, las sucesivas reformas de estatutos de la fundación se han hecho para consolidar el poder absoluto del actual presidente Antonio Pulido, el que verdaderamente hace y deshace en la fundación, saltándose todas las normas de transparencia como denunció Bonilla/Contreras, el PP, en 2018.

Dicen que anda algo afectado por el rumor sobre Arenas porque sabe, por experiencia, lo fácil que es sortear las normas y las leyes cuando no convienen al que gobierna en la Junta. Hay quien no descarta que se haya convertido en el principal propagador del nombre de Arenas con la intención de quemarle o alertar a los de su partido, el Psoe, de que la poderosa fundación puede caer en manos del PP.

Claro que Pulido siempre podrá llamar para que le ilustren al respecto a los señores Beneroso y Benjumea, para que le cuenten lo que duraron en el cargo de presidentes tras publicar un artículo criticando con dureza la política de fusiones de Manolo Chaves y  su consejera Magdalena Álvarez en lo que se quedó en llamar ‘La guerra de las cajas’.

¿Y si Juanma Moreno estuviese pensando que retirar a Arenas en Cajasol, (sometiendo sus feudos) podría ser una buena inversión de futuro para reforzar la unidad del partido que le hace falta como el comer?

Pero ¿Tiene capacidad legal para maniobrar la Junta en Cajasol? No, formalmente no la tiene. A las bravas a Moreno Bonilla solo le queda investigar lo que él mismo denunció, a través de Marcos Contreras en un burofax archivado actualmente en un cajón de la consejería de Hacienda por orden de su gran manijero Bendodo.

Ahora vuelven a sonar tambores y dicen los entendidos de la capital del Reino que tiemblan Rajoy,  Fernández Díaz,  Cospedal y también  Arenas. Llegan a decir que aquella cinta grabada en el Oriza nunca se perdió, que solo cambió de manos previo pago al ladrón con fondos reservados de la policía y que controlaba el único ministro del Interior que hemos tenido que traía de fabrica implantado un angelito ‘Custodio’ de nombre Marcelo. 

Cosas divinas que quizás solo interesen a los democristianos del PP, pero no a Javier Arenas que, como ha bromeado en muchas ocasiones, pertenece a ese sector de los cristianos que se habrían comido a los leones en el circo de Roma.


Pepe Fernández es editor y director de Confidencial Andaluz
@Pepe_Fdez
Acerca de Pepe Fernández 43 Artículos
Editor y director de Confidencial Andaluz

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.