Lieva rescata el recuerdo de la procesión de la Virgen del Rosario de 1946

La Asociación serrana lanza una nuevo número del boletín de ‘Archivos y Documentos Cachoneros’ con texto de Jesús Sánchez García.

Continuando con los documentos cachoneros de interés, la Asociación Cultural Lieva ha presentado un recorte de hemeroteca del desaparecido diario Odiel sobre la Virgen del Rosario de la localidad de Navahermosa, pedanía de Galaroza. El descubrimiento ha sido responsabilidad de Jesús Sánchez García, quien ha redactado el texto que acompaña al recorte. Este trabajo se ha publicado en el boletín ‘Archivos y Documentos Cachoneros’ y constituye el número seis de esta serie que la Asociación Lieva suma a su línea de publicaciones, compuesta por series como ‘Rumor de Aguas’, ‘La Regaera’ o ‘Biblioteca Serrana’.

El documento está fechado el miércoles 9 de octubre de 1946, y recoge los actos acaecidos cuatro días antes, cuando la imagen de la Virgen del Rosario llegó a Galaroza y fue llevada a la aldea en procesión.

Con todo lujo de detalles, se narra en la crónica la sucesión de hechos. Corría el año 1946, había comenzado el mes de los campanilleros y el fervor hacia la Virgen del Rosario recobraba fuerzas tras la factura de una nueva talla para la parroquia de Navahermosa, aldea de Galaroza que contaba por aquel entonces con 250 habitantes.

La devoción hacia la Virgen de Lepanto se remonta en esta pedanía al siglo XVIII, cuando se decidió cambiar la titularidad del único templo de la aldea, que estaba dedicado a la Virgen de la Encarnación, pasando a ser de la Virgen del Rosario.

Tras la pérdida de la antigua imagen de la Virgen del Rosario, que podría datar del siglo XVIII, durante los altercados de 1936, Navahermosa había depositado su fe en una imagen que donara el pueblo de Los Marines hasta que, gracias a Emilio Beneyto Martín, en 1946 se encargara a José Rivera García que tallara la nueva y bella imagen de la Virgen del Rosario.

La escultura llegó al pueblo de Galaroza y con gran ilusión se comenzó a programar un evento que quedaría retenido en la memoria de todos. El diario Odiel recogió con detalle todo lo vivido desde que los vecinos de la aldea partieran de madrugada al pueblo de Galaroza, donde se oficiaría la bendición de la imagen, hasta que finalizaran los actos con un almuerzo y los típicos bailes regionales.

En la madrugada del 5 de octubre los fieles de Navahermosa caminaron desde la aldea hasta la iglesia parroquial de la Purísima Concepción, donde su párroco, Fernando Vázquez Rodríguez, bendeciría la imagen a las 05:00 horas de la mañana. A las 06:00 horas, un cortejo procesional partiría en romería hacia la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Navahermosa precedida del clásico tamboril del muy querido por todos Marcelino Moya Pérez.

Llegados a la citada parroquia de Navahermosa tuvo lugar la solemne función religiosa cantada por el coro de Fuenteheridos, oficiada por los párrocos Emilio Beneyto, de La Nava, Valdelarco y Navahermosa, Manuel León, de Castaño del Robledo, Manuel Barrera, de Jabugo, y Fernando Vázquez, de Galaroza.

Finalizada la función religiosa se continuó con la procesión de la patrona por las calles de su aldea donde, a su llegada al templo, rodeada de vítores, ancianos, hombres, mujeres y niños lloraban de alegría, según la crónica periodística.

Colocada la Señora en su trono se concluyeron los actos con un almuerzo y típicos bailes regionales. Los mayores de la aldea aún cuentan este acontecimiento recordándolo como uno de los más entrañables de los celebrados entre Galaroza y Navahermosa.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.