Libertad de prensa cercenada en España

Rafael Jiménez Claudín.

Los periodistas españoles y los periodistas extranjeros acreditados en España coinciden este 3 de mayo de 2018, Día Internacional de la Libertad de Prensa, en que se ha producido una merma sustancial en la libertad de expresión y el derecho a la información recuperados en el país tras la transición política de la dictadura a la democracia.

Los recortes en el derecho a la libertad de expresión cuentan actualmente con el soporte legal de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza, y la tipificación de los delitos de odio o contra los sentimientos religiosos en sucesivas reformas del Código Penal, y se ejerce por una doble vía, sancionar a quien se expresa y sancionar o censurar a quienes informan.

Y también afectan a los derechos de libre expresión e información la precariedad laboral y los salarios de miseria que se han impuesto en España por la aplicación de la reforma laboral llevada a cabo por el actual gobierno de España.

Es sintomático a estos efectos que la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) haya adoptado como lema para su IV Congreso el lema del “Precariodismo” al “Periodigno” y los explique en la necesidad de movilizarse contra la precariedad laboral, especialmente quienes ejercen como colaboradores de prensa y por la regulación del derecho a la información de la ciudadanía.

Y no se olvida la FeSP de las reivindicaciones que han movilizado a miles de personas en estos primeros meses de 2018, relacionados con brecha salarial entre hombres y mujeres, el techo de cristal de las mujeres en las empresas, que las mujeres periodistas soportan en sus medios, así como de la invisibilidad o la distorsión de su imagen en los contenidos publicados, porque « empobrecen la calidad de la información y, por lo tanto, perjudican al conjunto de la sociedad ».

Por un periodismo libre, veraz e independiente

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM), la entidad que agrupa a más periodistas en España, ha escogido este lema «  Por un periodismo libre, veraz e independiente » porque considera que « la información libre, veraz e independiente está amenazada en España », y llama a los partidos políticos para que acepten, sin intentos de coacción, el resultado de las averiguaciones periodísticas, porque « a libertad de prensa es una condición inexcusable para la pervivencia de la democracia y cuya falta de cumplimiento asegura de manera inexorable la muerte de cualquier sistema democrático ».

En un comunicado, la APM pide concretamente que se revisen en España los llamados « delitos de opinión » para adecuarse a los estándares de los países democráticos europeos, al tiempo que se pide a las empresas periodísticas asumir « su responsabilidad por el decisivo papel social y político que cumplen los medios de comunicación ».

También le recuerda a la ciudadanía que « una información libre de contaminación y de intereses ocultos » es el único camino que garantiza la pervivencia de la democracia.

Manipulación y censura en RTVE 

Pero quizá el ejemplo más palmario de la degradación del derecho a la información en España se produce en la propia radio televisión pública agrupada en el ente RTVE, descrito por el Consejo de Informativos de TVE (CdI) en un informe de malas prácticas de 200 páginas en el que detalla 50 casos de los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2017 en los que los informativos de la cadena pública incurrieron en manipulación informativa, censura de noticias comprometidas con el Gobierno o el Partido Popular y publicidad encubierta.

Según detalla Alejandro González en Público, en las páginas a las que ha tenido acceso, el Consejo alerta de que “ha observado con preocupación el tratamiento sesgado que evidencia una falta de pluralidad, mezcla de información y opinión, y difusión de informaciones y datos inexactos » sobre temas sensibles, entre ellos la situación en Catalunya con el procés, la censura de informaciones que vinculan a Mariano Rajoy y otros ex secretarios generales del Partido Popular con la financiación irregular del PP o casos de corrupción; o la información sobre los datos del paro en los que « se retuerces las estadísticas para buscar el dato positivo ».

La concatenación de malas prácticas “demuestra una situación en la que seguimos trabajando, con un perfil pro gubernamental y no trabajando para los ciudadanos que es lo que debe hacer la televisión pública”, concluyen desde el Consejo. 

Recientemente, los trabajadores de RTVE han decidido informar abiertamente de los casos de manipulación y censura que les afectan directamente por instrucciones de jefes y editores, y se ha habilitado en twitter la guía #asisemanipula en la que se pueden seguir casos concretos. Asimismo, en #MujeresRTVE, un movimiento transversal de trabajadoras de RTVE ajeno a los partidos políticos, se sostiene que « la actual dirección manipula e impide que los ciudadanos tengan una información plural. No somos cómplices y nos negamos a aceptarlo ». Por ello, las impulsoras de la plataforma llaman a la participación de los espectadores, oyentes y usuarios de RTVE que puedan aportar ejemplos de cómo se manipula en el ente público « a diario y con el dinero de todos ».

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.