Las tres firmas de Mariló Bermúdez, o el disputado aval de la sustituta de Caraballo

La concejala escacenera Mariló Bermúdez sustituye a Ignacio Caraballo como diputada provincial

Polémica y sospechas de “presiones” tras conocerse que Dolores Bermúdez ha firmado sendos avales en favor de Ezequiel Ruiz y de María Eugenia Limón.

Insinuaciones de manipulación de avales.

79 miembros del Comité Provincial exigen que el máximo órgano de gobierno decida sobre la presidencia de la Diputación.

El sector cercano a Ezequiel Ruiz da por hecho que Ferraz denegará la celebración de un comité provincial extraordinario.

María Bella Martín, última presidenta del PSOE de Huelva, pide a la Gestora que convoque el Comité Provincial.

por Perico Echevarría

 

Las relaciones entre los dos sectores que ahora mismo dividen al PSOE de Huelva son cada vez peores. Y van a peor. De cara a la opinión pública trascendían este martes las discrepancias sobre la necesidad de  convocarse un Comité Provincial que ratifique –o no- la candidatura de Maru Limón a la presidencia de la Diputación Provincial, propuesta por la Gestora que dirige María Luisa Faneca. Es lo que establecen los propios Estatutos Federales del PSOE, cuyo Reglamento de Desarrollo reserva al voto «individual y secreto» del máximo órgano de gobierno el aprobar o rechazar la propuesta de la dirección provincial. En este caso la Comisión Gestora.

Este martes, un grupo de militantes compuesto por la concejala del ayuntamiento de Huelva Tania González, los secretarios de organización de JSA y JSA Huelva, Gisleno Núñez y Álvaro Espina, los alcaldes de Nerva, José Antonio Ayala, y de Puerto Moral, Mario Guzmán, y el histórico dirigente y ex alcalde de Cumbres Mayores Manolo González, han registrado una petición formal de convocatoria del Comité Provincial suscrita por 79 de sus miembros. Según destacan fuentes del PSOE de Huelva, la cifra supera con creces el tercio que los Estatutos del partido establecen como necesarios para exigir que el órgano sea convocado. Así es, al menos, en el caso del Comité Federal; y así se recoge en el artículo 34.2, que dice que el máximo órgano entre congresos puede ser convocado con carácter extraordinario cuando lo soliciten, al menos, un tercio de sus miembros. Expresada dicha voluntad, la convocatoria debe celebrarse en un plazo máximo de cinco días. La petición remitida este martes a la Comisión Gestora cuenta con el concurso del 40 % de los componentes del Comité Provincial.  

Avales y la imposición de Faneca

Tras la petición de esta convocatoria del Comité Provincial subyace el malestar, cada vez menos latente, que se está apoderando de las bases socialistas onubenses tras la designación de Maru Limón como sucesora del dimitido Ignacio Caraballo al frente de la Diputación de Huelva, por «ordeno y mando» de la Gestora. Una decisión que choca contra el manifiesto suscrito y trasladado a la Gestora por una mayoría sólida de alcaldes (43 de 65), concejales y portavoces municipales socialistas. Y en contra también del apoyo mayoritario recibido por Ezequiel Ruiz de la bancada socialista en el ente supramunicipal, según defienden fuentes cercanas al diputado.

Ruiz registró el lunes un escrito postulándose como candidato que iba acompañado de ocho avales: los de las diputadas Yolanda Rubio, Silvia Durán y Aurora Águedo y de los diputados José Fernández, Antonio Beltrán, Pablo Valdera, además del suyo propio. Siete de los dieciséis escaños que corresponden  al grupo socialista en la Diputación. Además aportaba el de la concejala de Escacena del Campo Dolores Bermúdez, a quien corresponde sustituir a Ignacio Caraballo por el partido judicial de La Palma del Condado. La próxima Diputada Provincial daba su apoyo explícito “a la candidatura de D. Ezequiel Ruiz a la Presidencia de la Excma. Diputación de Huelva”, lo que sumaba justo la mitad del grupo socialista a favor de Ruiz.

Fuentes cercanas al grupo, aseguran que María Eugenia Limón, contaba ese día con el apoyo y aval de las diputadas Lourdes Martín, Bella Canales y Leonor Romero, y de los diputados Juan Antonio García,  José Manuel Alfaro y Salvador Gómez de los Ángeles.

Por su parte, la diputada Rosa Tirador, según las mismas fuentes, trasladó a la Gestora su deseo de no proponer a ningún candidato. La equidistancia de Tirador inclinaba la balanza en el seno del grupo socialista 8 a 7 a favor de Ezequiel Ruiz.

La bomba estalló cuando el lunes por la mañana, como informó La Mar de Onuba, la máxima dirigente y portavoz de la Gestora anunció ante los medios que María Eugenia Limón sería la candidata designada por el partido para la Diputación, y que tomaba esa decisión tras haber escuchado a todos los miembros del grupo socialista, y constatar que Limón contaba con el “apoyo mayoritario” de los diputados y diputadas provinciales. 

El relato de Faneca chirrió sobremanera en los oídos de los propios diputados mencionados, y, rápidamente, surgieron manifestaciones de asombro y malestar por la exposición que había realizado la máxima autoridad de la Gestora. «No comprendemos cómo se han realizado las consultas”, dijo ayer el ex acalde de Cumbres Mayores, Manolo González, quien reiteró, tras escuchar a Faneca, “que la candidatura de Ezequiel Ruiz ha reunido firmas de apoyo de la mitad de los diputados y de más de la mitad de los alcaldes, alcaldesas y portavoces».

¿Cómo había sido posible entonces que la Gestora justificara la designación de Limón como la expresión de una voluntad mayoritaria en el PSOE de Huelva? 

Esa misma mañana se supo que la Gestora contabiliza como apoyo a la actual presidenta en funciones a la concejala escacenera Mariló Bermúdez, cuyo nombre y firma figuran también entre los avales de Ezequiel Ruiz. Al tiempo que se extendía el -a primera vista- “doble juego” de la sustituta de Caraballo, desde entornos cercanos a Maru Limón se empezaba a distribuir este martes por la mañana la copia del aval firmado en su favor. Un texto fechado el 29 de octubre (es decir, anterior al aval de Ruiz) y aparentemente firmado también por Bermúdez. Pero, lejos de despejar dudas, el documento alimentó la polémica este martes, justo antes de ser registrada la petición de convocatoria de un Comité Provincial Extraordinario.

El entorno Ezequiel Ruiz sostiene que Mariló Bermúdez firmó y entregó el aval para el candidato rechazado por la Gestora al diputado provincial Pedro Valdera, desplazado al domicilio de la concejala a tal efecto en compañía del alcalde de la localidad, Eulogio Burrero. La reunión transcurrió entre las 10,15 y las 11,20 horas de la mañana pasado sábado, tras haberlo acordado así la noche anterior. El encuentro ha sido confirmado por fuentes cercanas tanto a Valdera como a Burrero, mientras que Bermúdez ha declinado responder a esta revista al respecto.

FIRMAS DISTINTAS, SOSPECHAS DE MANIPULACIÓN  

A la izquierda, firma que figura en el aval de Ezequiel Ruiz; a la derecha, la del aval de Maru Limón (caer clic para ampliar)

La Mar de Onuba ha accedido este martes también al aval firmado por Bermúdez en favor de María Eugenia Limón. Este ha corrido como la pólvora por las redes de los socialistas, en las que ayer proliferaron sospechas e insinuaciones de «falsificación de avales»; de uno a otro bando, y viceversa. El motivo, que las firmas de los dos avales son distintas. Parecidas pero claramente diferenciadas, como puede constatarse observando con atención ambos documentos, el publicado ayer por esta revista, y el distribuido por el entorno de la Gestora (y en la imagen de la derecha).

Limón agradece la Gestora su nominación a la Diputación Provincial

Quiero agradecer la confianza depositada en mí para que sea la candidata del PSOE a la Presidencia de la Diputación de…

Publicada por Maria Eugenia Limon Bayo en Lunes, 9 de noviembre de 2020

La primera decisión de la Gestora se ve así empañada por insinuaciones de falsificación entre dos sectores ya abiertamente enfrentados. Ambos aseguraban hasta ayer mismo contar con el apoyo de Bermúdez, mientras se extendía la idea de que uno de los dos documentos de avales «es falso».

Finalmente, pasadas las 10,00 horas de este martes, la propia diputada en ciernes emitía un comunicado en el que asegura que “he dado mi apoyo tanto verbal como escrito a mi compañera María Eugenia Limón”. Bermúdez añade que “así se lo hice saber a la vicepresidenta de la gestora y coordinadora general, María Luis Faneca, el pasado sábado cuando me llamó para saber mi opinión”. En el texto, la concejala escacenera asegura sentirse «profundamente decepcionada con quienes han utilizado mi nombre para hacer daño a una compañera«, y que «jamás pensé que mi entrada en la política provincial iba a ser así«.

El comunicado lleva la firma autógrafa de la concejala, y desde el entorno de la Gestora se esperaba que pusiera fin a las especulaciones. Sin embargo, lejos de amainar, las sospechas de “fuertes presiones” ejercidas desde la nueva dirección provincial arreciaron. Y es que la firma del comunicado coincide con la del documento de aval a Ezequiel Ruiz entregado por la propia Bermúdez en su casa el sábado por la mañana al alcalde Burrero y al diputado Valdera. Y no con la del aval difundido por el entorno de Maru Limón. 

Las tres firmas de Mariló Bermúdez (clic para ampliar)

A este respecto, algunas fuentes cercanas a la extinta dirección provincial sostienen que el entorno de la Gestora «fabricó» el aval el mismo sábado por la tarde, tras haber “presionado” fuertemente a la concejala escacenera, y haber obtenido de esta el compromiso de cambiar el sentido de apoyo inicial. Bermúdez ha sido preguntada expresamente por esta revista sobre la autenticidad del documento aportado por Ezequiel Ruiz, el que siguiendo el relato de la Gestora debería  ser el presuntamente manipulado. Pero la próxima Diputada Provincial no ha respondido.

PESIMISMO EN LAS FILAS SOCIALISTAS

Mientras, la denominada Plataforma de alcaldes, concejales y portavoces han reiterado el apoyo mayoritario de los ediles y agrupaciones socialistas a Ezequiel Ruiz y pide que se pueda pronunciar el Comité Provincial.

Sin embargo, reina el pesimismo en las filas del PSOE de Huelva, donde se da por hecho que la Gestora denegará la reunión del máximo órgano de gobierno de los socialistas onubenses, alegando problemas de organización por las limitaciones derivadas del estado de alarma. Desde la plataforma, empero, se argumenta que “al igual que los teatros y cines continúan abiertos y en uso, siempre de forma segura, puede celebrarse un comité de forma totalmente segura, incluyendo, por supuesto, espacios abiertos en donde el aforo sería mucho mayor y no habría tantos inconvenientes”. En última instancia, quienes exigen que se convoque el Comité Provincial Extraordinario aseveran que este podría limitarse a un proceso de votación de un único punto en el orden del día. Así, sostienen, “no habría acumulación de personas y, de igual forma, se estaría dando voz a la militancia a través de sus representantes». «Si existe voluntad y ganas de ejercer la democracia y dejar que la militancia participe, existe la posibilidad de realizarlo”, añaden.

Las espadas continúan en alto en el PSOE de Huelva, y los diputados, alcaldes y portavoces no renuncian a que un Comité Provincial extraordinario pueda aprobar o rechazar, como aseguran que obligan los Estatutos Federales del partido, la candidatura de Maruja Limón propuesta por la Gestora. En contra, insisten, del sentir mayoritario de los socialistas onubenses.

El pleno para la investidura del nuevo presidente o presidenta de la Diputación Provincial se celebrará el 16 de noviembre. Deberá ser convocado con, al menos, 48 horas de antelación.

La ex presidenta del PSOE de Huelva pide a la Gestora que convoque el Comité Provincial
María Bella Martín

María Bella Martín, presidenta del PSOE de Huelva hasta la disolución de la Comisión Ejecutiva Provincial y su sustitución por una Comisión Gestora, ha pedido este martes que se convoque «de forma inmediata» un Comité Provincial Extraordinario para elegir al próximo presidente a la Diputación provincial de Huelva. Martín ha destacado la importancia de que los procesos de elecciones cuenten con el aval de la militancia, reflejando lo dispuesto en los estatutos federal del PSOE, y «haciendo honor a las líneas marcadas por el 39 Congreso Federal».

Martín ha asegurado que “no hay que temer nunca a la democracia interna”, y ha pedido a la Gestora que recurra a ella «por ser una fórmula de éxito que da proyección social sobre el funcionamiento de nuestra organización». Del mismo modo, la ex presidenta del PSOE provincial ha reclamado que tenga en cuenta a los alcaldes y portavoces municipales que, en su mayoría, se han adherido a petición de un Comité Provincial Extraordinario, a través de una plataforma que ha presentado las firmas en la sede provincial. 

Para la histórica dirigente socialista, ante “dos candidatos muy válidos”, la decisión debería efectuarse a través del máximo órgano entre congresos. Martín ha añadido que «es vital que el candidato o candidata cuente con el apoyo mayoritario del partido en la provincia de Huelva.


Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.