Las nueve temporeras marroquíes «atrapadas en España» son casos asintomáticos de «positividad persistente» en PCR de coronavirus

Las nueve trabajadoras marroquíes "atrapadas" en España, en la finca donde han sido acogidas, junto a dos consultoras del PRELSI (Imagen facilitada por Interfresa).

Se encuentran en buen estado de salud, no han desarrollado síntomas de COVID19 y no suponen riesgo de contagio.

Pretendían viajar con un certificado de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León que las compañías navieras no puede aceptar sin autorización previa. 

El lobby Interfresa las trasladó el viernes desde el puerto de Algeciras a los alojamientos para temporeras de una finca de frutos rojos en Huelva, donde están “a salvo”.

Fuentes consultadas por La Mar de Onuba han confirmado la imposibilidad de viajar a Marruecos sin un salvoconducto expreso de las autoridades marroquíes en caso de carecer del PCR negativo.

Según ha informado este domingo en un comunicado el lobby patronal Interfresa, nueve trabajadoras marroquíes que formaron parte de los contingentes de contratación temporal en origen de este año, permanecen desde el pasado viernes «atrapadas en España» tras haberles sido impedido embarcar en uno de los ferris que hacen la ruta desde Algeciras hasta Tánger por  carecer del preceptivo certificado de prueba PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa) con resultado negativo, exigido por las autoridades marroquíes para entrar en el país. 

Y es que las nueve, al contrario, han dado positivo en las últimas pruebas tipo PCR que se les vienen realizando desde el pasado mes de octubre. Todas se encuentran en buen estado de salud y no han llegado a presentar síntomas de COVID19. Podría tratarse, según fuentes sanitarias consultadas por esta revista, de casos que han sido catalogados como “positividad persistente”, que no son infrecuentes en personas que han estado en contacto con el virus y no han desarrollado la enfermedad, y que no conllevan riesgo de contagio una vez pasada la correspondiente cuarentena.

En este sentido, y según la información facilitada a esta revista por Interfresa, las mujeres pretendían embarcar en el ferry con destino a Tánger aportando un «certificado» expedido por la Consejería de Salud de la Junta de Castilla y León. El documento explica su situación y especifica que la situación de las trabajadoras no supone ningún tipo de riesgo y pueden viajar con normalidad. El lobby patronal sostiene en su comunicado que viajaban “con toda su documentación en regla, incluida la sanitaria”.

Sin embargo, las instrucciones dadas por el Gobierno de Marruecos a las navieras a este respecto son inflexibles, según han confirmado este domingo trabajadores de dos de ellas a La Mar de Onuba. «Si los pasajeros no presentan la prueba de PCR negativo realizado en las 72 horas anteriores, nosotros no podemos dejarles pasar. Las órdenes son tajantes en ese sentido. Para admitir otro tipo de documento como el que usted me dice nos lo tendrían que avisar antes nuestros superiores. Y luego que en Tánger las dejaran entrar sin el PCR negativo, que esa es otra historia». El pasado viernes no constaban órdenes u autorizaciones en ese sentido.

Desde ese día, las nueve mujeres permanecen “atrapadas” en España, y “a salvo” en una finca de frutos rojos de Hueva, según el comunicado de Interfresa. El caso ha sido puesto en conocimiento de la Subdelegación del Gobierno en Huelva, desde donde ya se han iniciado los contactos pertinentes con el Consulado General de Marruecos para arreglar esta situación y facilitar el regreso de las temporeras.

CONTRATACIÓN EN ORIGEN

La nueve trabajadoras habían llegado a España en los contingentes de mujeres marroquíes contratadas en origen para las campañas de recolecta de frutos rojos, y se habían beneficiado de las extensiones de visados aprobadas por el Gobierno para paliar en otras provincias la falta de mano de obra provocada por el primer estado de alarma de la pandemia de COVID19. Así, habían alargado su estancia hasta la semana pasada, prestando servicio en unos viveros de Castilla y León en los que se producen los plantones que más tarde se trasladan a los campos de Huelva. Terminada su labor, el pasado viernes se disponían a regresar a sus domicilios en Marruecos. Pero las exigentes restricciones preventivas impuestas por el reino alauita se lo impidieron.

«Así las cosas», explica el lobby patronal en su comunicado, “Interfresa realizó las gestiones oportunas para que las nueve trabajadoras fueran trasladadas a Huelva, donde han sido acogidas por una empresa del sector productor de los frutos rojos que, desinteresadamente y sin contraprestación alguna, les ha cedido alojamiento hasta que su situación sea solucionada”. Según han explicado fuentes de Interfresa a esta revista, “tienen todas sus necesidades cubiertas (luz, agua caliente, comida) y todo a cargo de la empresa que las ha acogido”. Las nueve mujeres viajaron a Huelva el mismo viernes en el autobús que las había traslado a Algeciras desde Castilla y León, y la empresa las ha alojado en dos de las viviendas habilitadas para temporeras contratadas en origen durante las campañas de recolecta de frutos rojos, que en la actualidad permanecen vacías.

Las trabajadoras se encuentran por tanto en buen estado”, añade el comunicado del lobby patronal, “asistidas por consultores de integración del Prelsi (Plan de Responsabilidad Ético, Laboral, Social y de Igualdad de Interfresa) y a la espera de poder regresar, algo en lo que la interprofesional se encuentra trabajando, para que dicho retorno se produzca cuanto antes, como es deseo de estas mujeres”. Los consultores del PRELSI «han estado en contacto telefónico con las trabajadoras todos estos meses», han asegurado desde Interfresa a esta revista.

Por último, el lobby patronal ha agradecido “el papel que ha desempeñado la Subdelegación del Gobierno de Huelva, que desde el primer momento ha brindado toda la ayuda necesaria para salvaguardar la seguridad y el bienestar de las trabajadoras”.

Positividad persistente de la PCR SARS-CoV-2
Imagen; mwooten (Pìxabay)

La positividad persistente de la PCR SARS-CoV-2 es una situación descrita con cierta frecuencia. Ello origina gran preocupación a los pacientes e incertidumbre entre los proveedores de atención médica.

Por consenso se han establecido unos criterios clínicos de recuperado y no contagioso. Los CDC  lo definen como pacientes asintomáticos, 10 días después del comienzo de los síntomas  y siempre que hayan trascurridos tres días sin síntomas. Si la sintomatología dura más de 10 días, habrá que considerar los tres días adicionales sin síntomas. O bien, dos PCR consecutivas negativas, con un lapso de tiempo al menos 24 horas entre ellas.

Los pacientes que una vez clasificados como recuperados y no contagiosos tienen una o varias PCR positivas son considerados con positividad persistente. Ello no implica necesariamente una persistencia de la enfermedad o una situación de recaída.

¿Y cómo interpretar la «positividad persistente»?

La PCR SARS-CoV-2 detecta fragmentos del material genético del virus y no al virus propiamente dicho. Una PCR persistente positiva en individuos recuperados del COVID-19 indica la presencia de fragmentos del virus. No es probable que sigan siendo infecciosos. Para asegurar que una persona es infecciosa habría que aislar el virus. Ello solo  es factible en laboratorios con nivel 3 de bioseguridad.

Hay publicado algunos ejemplos de positividad persistente con resultados negativos en los cultivos del virus en  Canadá Corea del Sur. En la serie coreana siguieron de cerca a 800 contactos de 285 personas que fueron positivos después de dos PCR negativas. Ninguno de los contactos resultó infectado.

Si la persona cumple los criterios de recuperado y no contagioso de COVID-19 no es conveniente hacer más PCR. Ello puede originar un bloqueo importante e innecesario en la desescalada.

José Antonio Gelpi Méndez | Director de Divulgación Médica en Cualtis

Acerca de La Mar de Onuba 3810 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.