Las leyes trans, el cisma entre IU y el Partido Feminista

A una semana de celebrarse el próximo 8 de marzo la manifestación del movimiento feminista en todo el país, hay dos formaciones que, por diferencias irreconciliables, no irán juntos a esta multitudinaria marcha por los derechos de la mujer en la capital.

Izquierda Unida (IU) y el Partido Feminista de España (PFE) se encuentra en un punto de no retorno después de que esta ultima publicara un comunicado en el que se posicionaba, abiertamente, en contra de todas las leyes propuestas para defender los derechos sociales de la comunidad trans.

Después de analizar el mensaje publicado por la agrupación feminista, liderada por Lidia Falcón, el partido de Alberto Garzón ha decidido expulsar al Partido Feminista por las discrepancias que existen sobre la regulación de las normativas planteadas para proteger y amparar a las personas transgénero.

A través de su cuenta de Twitter, y habiendo realizado la dirección una reacción para valorar la situación, IU ha anunciado que el 85% de los componentes del partido han decidido revocar la unión entre ambas formaciones por «mantener posiciones contrarias a las aprobadas en los órganos de IU».

Sin embargo, el tira y afloja entre ambas organizaciones viene de lejos.

El pasado mes de diciembre ya se pudo deducir que el PFE no iba a facilitar el apoyo a estas normativas propuestas por el partido de Garzón, puesto que ya habían manifestado su disconformidad en lo que a la aprobación de leyes que garanticen los derechos de esta parte del colectivo se refiere.

Además, la formación de Lidia Falcón también ha estado usando sus perfiles en las redes sociales para difundir sus ideales y acusaciones transfóbicas.

¿Qué más hechos han provocado la expulsión directa del PFE y han provocado este cisma entre las formaciones?

¿PROPAGANDA IDEOLÓGICA?

De las muchas afirmaciones que ha hecho Lidia Falcón desde su perfil de Facebook, una de las que más crítcas ha generado, tanto en la sociedad como en IU, ha sido una en la que acusaba al colectivo LGTBI de establecer un movimiento de propaganda ideológica a través del cual, las personas perteneciente a esta comunidad, pretende imponer sus normas y formas de vivir.

Entre otras acusaciones, Falcón acuñaba términos como «mujeres con barba», «ley monstruosa» o «arma ideológica» para definir tanto a los componentes del movimiento LGTBI como a la ley que los defiende.

Además, la secretaria general del PFE ha acusado a las personas gays de querer «invisibilizar a las mujeres» y de utilizarlas para «poder alquilar úteros para producir niños o niñas para su propio disfrute».

Estos señalamientos directos al colectivo LGTBI son los que han obligado a IU a romper cualquier lazo de unión con el partido feminista al considerar que «los discursos de odio, del enfrentamiento contra ‘el otro’ no son propios ni de la izquierda ni del compromiso feminista»

INCUMPLIMIENTOS REITERADOS

Antes de tomar esta decisión que refleja a la perfección el cisma entre ambos grupos políticos, desde Izquierda Unida aseguran que el partido liderado por Lidia Falcón ya contaba con varios preavisos en los que se les informaba de las consecuencias que tendría continuar difundiendo mensajes de este tipo.

Sin embargo, lejos de amilanarse, el PFE continuó difundiendo sus creencias sobre las leyes trans a las que IU considera tránsfobas e insultantes.

El último toque de atención por parte de la formación de Garzón llegó cuando exigieron «una rectificación que ponga fin a la persecución a la que someten con su odio a personas de identidades trans y el conjunto de la comunidad LGTBI».

Sin aceptar las condiciones, más mensajes de Twitter – a modo de hilo – desde el perfil del PFE continuaron avivando una situación a la que IU creyó pertinente ponerle un final.

Por este motivo, y debido a la negativa de retractarse por parte de Lidia Falcón, Izquierda Unida decidió finalizar cualquier tipo de relación con el partido por «mantener posiciones claramente contrarias».

Esta decisión tomada por parte de la formación de izquierdas ha sido muy bien recibida por parte de la plataforma Trans, quien ha calificado el cese de relaciones entre formaciones como valiente, demandada y justa.

DELITO DE ODIO

La situación entre ambos partidos y la dureza de las afirmaciones proferidas por parte de Falcón ha provocado que, desde IU, se estén planteando demandar al PFE por delito de odio.

Una demanda que, de hacerse efectiva, sería la segunda a la que tendría que hacerle frente el partido feminista.

La plataforma Trans ya denunció al PFE desde que se produjo la difusión de las primeras acusaciones dirigidas a lo que Falcón definió como un «lobby gay».

Para evitar más situaciones como estas, el Ministerio de Igualdad ya ha confirmado que antes de verano entrará en vigor un nuevo proyecto de ley con el que ampliarán los derechos del colectivo LGTBI y «luchar contra la discriminación, el estigma y las violencias físicas y verbales» a las que llevan haciendo frente desde hace muchos años.

LA RESPUESTA

Tras publicarse la separación de IU con el partido feminista, Lidia Falcón publicó un vídeo en el que explica y valora la decisión tomada por el partido de Alberto Garzón.

Falcón ha acusado a Izquierda Unida de querer «liquidar el feminismo» y lanza un deseo asegurando que espera que «la militancia despierte y comprenda el horror de la Ley Trans».


Huelva en La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 3134 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.