Las autoridades marroquíes avalan «las buenas prácticas del sector de los frutos rojos»

Una delegación del reino alauita, acompañada por un equipo de televisión, que realiza un documental, vista tres de las principales explotaciones de frutos rojos de la provincia.

La delegación asegura haber quedado «gratamente impresionados «al comprobar el «grado de integración y el buen trato del que gozan los ciudadanos marroquíes que se desplazan para trabajar en la campaña de la fresa».

Ni la Guardia Civil ni los juzgados de Moguer han practicado aún ninguna acción tras la denuncia de tres trabajadoras de las Pesadillas. El Decanato de la localidad no había recibido ninguna notificación hasta el pasado viernes, 24 de mayo.

Según publican este domingo Huelva Información y Agrodiario, una delegación del Ministro de Asuntos Exteriores y de la Cooperación Internacional Encargado de los Marroquíes Residentes en el Extranjero y Asuntos de la Migración de Marruecos, ha realizado durante el pasado viernes y ayer sábado una visita a explotaciones de frutos rojos la provincia de Huelva, en las que miles de mujeres, contratadas en origen en el reino alauita, trabajan durante las campañas de recogida de fresas, moras y arándanos.

El comunicado reproducido en ambos medios detalla la agenda desarrollada durante los dos días de estancia en Huelva de la delegación marroquí, que comenzó  con un encuentro con los representantes de la Interprofesional de la Fresa y los Frutos Rojos de Andalucía (Interfresa) en el que se realizó “un balance de una campaña agrícola en la que han vuelto a participar miles de mujeres marroquíes contratadas en origen”. [A ese encuentro corresponde la imagen que encabeza esta noticia, la única difundida -al menos de momento- de la visita de la delegación.]

“Ya el sábado”, dice el comunicado, los dos representantes ministeriales se trasladaron, “acompañados por representantes de Interfresa”, a tres empresas productoras de fresas y frutos rojos: La Romera, Agromartín (Lepe) y Las Posadillas (Moguer)”.

Durante su visita a estas empresas, los también “responsables del bienestar de los marroquíes que residen en el extranjero”, han conocido “el día a día en estas grandes explotaciones, en las que desempeñan su labor un nutrido grupo de sus compatriotas”. Según el comunicado, los representantes del Gobierno vecino han tenido la oportunidad de comprobar in situ «por qué estas son algunas de las empresas con mejor reputación en cuestiones sociolaborales” del sector de los frutos rojos. “No en vano”, añade el texto, “tanto Las Posadillas como Agromartin han sido seleccionadas para participar en el programa IntegrARTE de la Fundación Tres Culturas” (en el que Interfresa colabora tras la firma de un protocolo en abril).

En la visita a Agromartin (empresa que recibió el Premio Andalucía de las Migraciones por integración sociolaboral en el año 2009), participaron Jaouad Dequiuec (Director de Cooperación y Estudios de Coordinación Sectorial del Ministerio Delegado ante el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional encargado de los marroquíes Residentes en el Extranjero y Asuntos de la Migración del Gobierno de Marruecos), Naoufal Abahar (Técnico de Cooperación y Jefe de Servicio de Europa. Ministerio Delegado ante el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional encargado de los marroquíes Residentes en el Extranjero y Asuntos de la Migración del Gobierno de Marruecos), Amal Reghay (Directora de Empleo. Ministerio de Trabajo y de inserción Profesional marroquí), Salima Bensalem (Representante de la ANAPEC, Agencia Nacional de Promoción del Empleo y de las Competencias), Farid Aoulouhaj (Cónsul General del Reino de Marruecos en Sevilla), y Carmen Fernández (Subdirectora de la Fundación Tres Culturas).

La empresa Agromarín recibió en 2014 la Medalla de la Provincia de Huelva

Todos ellos, según explica la empresa en su página web,  se trasladaron, “junto a la televisión marroquí”, a las instalaciones de Agromartín, para hacer un vídeo documental y «conocer el trabajo que sus compatriotas realizan, las viviendas en las que se hospedan, así como al resto de servicios y comodidades que la empresa pone a su disposición para tratar que la estancia sea lo más agradable posible”. Asimismo, “tuvieron la oportunidad de dialogar e intercambiar impresiones con las propias trabajadoras para conocer de primera mano su opinión sobre sus condiciones de trabajo, como el estado de los alojamientos”.

Agromartín añade en su web que “es un orgullo que se pongan como ejemplo las acciones llevadas a cabo por la empresa”, y que “es una alegría que se reconozca el esfuerzo que hace por la integración y convivencia de sus trabajadores”.

Por otra parte, la visita a Las Posadillas, empresa con sede radicada en Moguer, en ya un clásico que los representantes marroquíes repiten “todos los años”. Ayer realizaron un recorrido por instalaciones de la empresa (propietaria de ocho explotaciones de distinto tamaño repartidas entre los términos municipales de Moguer y Lucena) “incluyendo viviendas y otras zonas del complejo en las que los trabajadores, entre ellos un buen número de súbditos marroquíes, desarrollan su labor durante la campaña de recolección de los frutos rojos”.

Según la información publicada este domingo por Huelva Información y Agrodiario, los responsables de Las Posadillas han explicado a las autoridades del país africano “cuáles son las acciones que, en materia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), han venido desarrollando prácticamente desde su fundación”, ya que “siempre ha sido preocupación de esta empresa familiar el bienestar de todos los que participan en las campañas agrícolas”.

Asimismo, ambos diarios onubenses informan de que Las Posadillas, “al igual que las otras dos empresas visitadas”, está adherida desde el principio al Prelsi , el Plan de Responsabilidad Social y Laboral de Interfresa, cuyos consultores de integración han emitido informes favorables todas las premisas del Prelsi durante toda la campaña”.

Agrodiario añade que “famosa es sin duda su fiesta de fin de campaña, que suele celebrarse hacia el mes de julio, y que se ha convertido en una muestra de convivencia y de intercambio cultural con la que culminan muchos meses de coexistencia de diversas nacionalidades, marcada por la armonía y el entendimiento, en las fincas de Las Posadillas”.

El digital añade que los responsables del Ministerio marroquí que han visitado hoy [por ayer] la empresa, “han quedado gratamente impresionados al comprobar de nuevo el grado de integración y el buen trato del que gozan los ciudadanos marroquíes que se desplazan a Huelva para trabajar en la campaña de la fresa dentro del sistema de contratación en origen supervisado por las administraciones españolas y marroquíes durante todo su desarrollo”.

Denuncia de tres trabajadoras de Las Posadillas
Localización de las ocho fincas pertenecientes a Las Posadillas, distribuidas entre Moguer y Lucena del Puerto (Huelva). Hacer click para ampliar.

Precisamente, la empresa Las Posadillas -una de las que ha dejado «gratamente impresionados» a la Delación del Gobierno marroquí que ha visitado Huelva este fin de semana- se ha visto envuelta estos días en polémica a causa de la información (adelantada por La Mar de Onuba) al respecto de una denuncia presentada ante la Policía Nacional por cuatro trabajadoras marroquíes. Las mujeres aseguran haber sido víctimas de explotación laboral y acoso, y denuncian haber sido testigos de “coacciones para ejercer la prostitución” en la finca de la empresa en la que se alojaban (presumiblemente, la finca llamada Calderón).

Para el Colectivo Mujeres 24 Horas, algunos de los hechos denunciados podrían ser, cuanto menos, indiciarios de episodios de Violencia de Género, por lo que la Policía debería haber activados los protocolos establecidos para estos estas situaciones, que se aplican en casos de maltrato del hombre sobre la mujer -por lo general- en el ámbito familiar. Establecen proceder, “de forma inmediata”, a la identificación de las posibles víctimas y de las personas señaladas como presuntos autores.

También, «por su relevancia para establecer las medidas policiales y judiciales que deban adoptarse en cada caso, así como el orden de prioridad que deba asignarse al seguimiento de las mismas”, se realizarán acciones de averiguación para «determinar la existencia y la intensidad de la situación de riesgo para la/s víctima/s. En concreto: se recabará urgentemente, si se observan indicios de la existencia de infracción penal, información de los vecinos y personas del entorno familiar, laboral, escolar, Servicios Sociales, Oficinas de asistencia a la víctima, etc., acerca de cualesquiera malos tratos anteriores por parte del presunto agresor, así como de su personalidad y posibles adicciones.

La Mar de Onuba ha seguido el rastro a la denuncia de las trabajadoras de Las Posadillas. Fue interpuesta a las 19,30 horas del martes 14 de mayo, en dependencias de la Policía Nacional de Albacete, donde residen los letrados de la Asociación de Usuarios de la Administración de Justicia (AUSAJ). La asociación, que también asiste y representa a las conocidas como Temporeras contra la esclavitud,  ha ofrecido alojamiento y asistencia social y jurídica a las tres súbditas marroquíes. Estas abandonaron la finca donde aseguran que sucedieron los hechos, dos días después de que la Policía estuviera informadas de los mismos, y de que no se hubiera realizado acción alguna por la propia Policía Nacional o la Guardia Civil.

Esta revista ha podido confirmar de fuentes de la Policía Nacional de Huelva, que la denuncia les fue notificada por la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de Albacete, el miércoles 15 por la mañana, y que se remitió a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, por ser la fuerza ”competente». A la Benemérita corresponde dar traslado al Decanato de los Juzgados de Moguer e iniciar la investigación de los hechos. Asimismo, fuentes de la Audiencia Provincial aseguraron a esta redacción el pasado viernes, 24 de mayo, que «aún no ha tenido entrada ninguna notificación de la Benemérita en el Decanato de Moguer», y que no les consta que la Guardia Civil hubiera practicado alguna diligencia.

Este aspecto fue conformado a La Mar de Onuba fuentes de la empresa Los Arenales de Mazagón SL, propietaria de las fincas Las Posadillas. Dichas fuentes aseguran, sin embargo, que la Guardia Civil sí que estuvo en dependencias de la empresa el pasado jueves, 23 de mayo, “acompañando a una visita de la Inspección de trabajo” sobre la que se negaron a ofrecer más información.

Las tres trabajadoras ratificaron y ampliaron el contenido de su denuncia ese mismo jueves en Albacete, ciudad a en la que AUSAJ les ha ofrecido alojamiento hasta que puedan regresar, «cuanto antes», como dicen desear, a Marruecos. A ser posible, con el dinero de los jornales y las horas que aseguran que la empresa no les ha pagado.

Tres temporeras aseguran que las obligaban a «beber en pleno Ramadán para aguantar jornadas de sol a sol»

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 2543 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.