La Unesco premia al fotoperiodista Shawkan con críticas del Gobierno egipcio

Jesús Cabaleiro Larrán.

El fotoperiodista egipcio Mahmoud Abu Zeid, conocido como Shawkan, ha sido galardonado con el premio Guillermo Cano de la libertad de prensa 2018 por la Unesco.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) lo había propuesto para dicho premio que será entregado el 2 de mayo en la capital de Ghana, Accra, con motivo del Día Internacional de la Libertad de Prensa bajo el lema ‘Mantener el poder bajo control: medios de comunicación, justicia y estado de derecho’.

“La elección rinde homenaje a su valentía, resistencia y compromiso con la libertad de expresión” señaló la presidenta del jurado, Maria Ressa.

El Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio criticó la decisión de Unesco y advirtió contra la “politización” del organismo. El presidente del Parlamento egipcio, Alí Abdel Aal había pedido a la Unesco que no premiara a una persona “acusado en un caso criminal” además de sostener que actuaba “como herramienta de medios de la organización terrorista Hermanos Musulmanes”.

La Red Árabe para la información y derechos humanos (ANRI) denunció las “irresponsables” declaraciones del Ministerio de Exteriores egipcio lamentando las deplorables declaraciones que privan de la presunción de inocencia además de presuponer que será declarado culpable.

ANRI recuerda que lleva cinco años en prisión preventiva, sin condena y sin ser liberado como dictamina la ley.

Por su parte, el secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire afirmó: “Shawkan no es un terrorista, es un periodista y el honor de su país” haciendo un llamamiento a las autoridades egipcias para que procedan inmediatamente a su puesta en libertad incondicional.

El premio Guillermo Cano reconoce a una persona, organización o institución que haya hecho una contribución excepcional a la defensa o la promoción de la libertad de prensa, en particular en una situación de peligro.

El galardón recibe su nombre del entonces director del diario colombiano El Espectador, Guillermo Cano Isaza, asesinado frente a las oficinas de su diario, el 17 de diciembre de 1986 en Bogotá. El premio está dotado con 25.000 dólares (cerca de 20.500 euros).

Shawkan ya ha recibido otros premios durante su largo cautiverio, la sección de fotógrafos del Sindicato de Periodistas de Egipto le otorgó el premio anual 2017 y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, siglas en inglés) le concedió el premio internacional por la libertad de prensa en 2016.

Precisamente, el interminable juicio seguirá el 24 de abril en el Tribunal Penal de El Cairo y  previsiblemente con un nuevo aplazamiento, tras más de medio centenar de sesiones.

Hay que recordar que la fiscalía ha solicitado la pena máxima, de muerte por ahorcamiento, para el fotoperiodista, quien se enfrentaba a nueve cargos, además de la posible pena de muerte, cadena perpetua por acusaciones que incluyen “el asesinato, el intento de asesinato, la pertenencia a un grupo ilegalizado”, -en alusión a los Hermanos Musulmanes- así como “la participación en una manifestación ilegal y la posesión de armas”.

Abou Zeid lleva cuatro años, 8 meses y 9 días,  más de 1700 días en prisión, en la prisión de Tora, en El Cairo, desde que fue detenido el 14 de agosto de 2013 con su cámara en la mano mientras cubría la violenta dispersión de una manifestación en la plaza Rabaa al Adawiya, por parte de la policía, tras el derrocamiento del entonces presidente, Mohamed Morsi . Tiene anemia, hepatitis C y no recibe los cuidados médicos que necesita.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) lanzó el pasado 10 de abril una campaña en las redes sociales para apoyar a Shawkan, tras condenar “la total desproporcionalidad de la sentencia de muerte propuesta” y reitera su llamamiento “a su liberación inmediata e incondicional. El único crimen de Shawkan fue intentar hacer su trabajo como fotógrafo”.

La campaña bajo el hashtag #MyPicForShawkan, pide que la gente publique una foto de sí mismos tras las rejas, para emular una foto generalizada del periodista egipcio. La organización no gubernamental espera que una amplia movilización pueda hacer abandonar los cargos solicitados de pena de muerte contra Mahmoud Abu Zeid.

Hay que recordar que la sección española de Reporteros Sin Fronteras (RSF), a través de varios de sus miembros apadrina a Shawkan.

Por su parte, la sección de Amnistía Internacional en España que lo considera un preso de conciencia, sigue manteniendo una campaña permanente ‘Free Shawkan’ que ya ha recogido casi 185.000 firmas –en concreto, 183.857- para solicitar la liberación inmediata e incondicional, ya que fue detenido exclusivamente por su trabajo de fotoperiodista.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*