La Unesco pide ayuda a la comunidad internacional para « revivir Mosul »

El lunes 10 de septiembre de 2018 se inició en París la primera reunión internacional para reconstruir el patrimonio cultural de Mosul, la ciudad del norte de Irak destruida durante la invasión de la organización del Estado Islámico (EI), y la posterior reconquista por las fuerzas iraquíes.

“Hacer revivir el espíritu de Mosul” es el objetivo de la convocatoria de la Unesco en un plan, elaborado en colaboración con las autoridades iraquíes para movilizar a la comunidad internacional, que va a centrarse en “rehabilitar el sistema educativo y revitalizar la vida cultural”, según la información publicada en el diario Le Monde.

Con un patrimonio multicultural y multiconfesional de varios miles de años, Mosul, que cuenta con dos millones de habitantes, cayó en manos del EI en junio de 2014 y fueron necesarios nueve meses de combates para reconquistarla. En febrero pasado, durante la conferencia para la reconstrucción de Irak, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, anunció esta iniciativa tras contar con el beneplácito del primer ministro iraquí, Haïder Al-Abadi.

Para la Unesco, la “reconstrucción humana” de Mosul es el reto principal: “Queremos concentrar los esfuerzos – ha dicho Azoulay- en la dimensión humana de la reconstrucción de la ciudad, a través de la promoción de la cultura y la educación. Solo revitalizando la herencia cultural común, y la vida cultural y educativa, los habitantes de Mosul podrán ser de nuevo protagonistas de la renovación del país. Es importante señalarlo, sobre todo para el retorno de los refugiados”.

El proyecto arquitectónico emblemático del plan es la reconstrucción de la mezquita Al-Nouri y el minarete de Al-Hadba, destruidos en los combates. En el pasado abril, Los Emiratos Arabes Unidos firmaron un acuerdo con la Unesco para reconstruir estos edificios religiosos del siglo XII, con una aportación de 50,4 millones de dólares en cinco años. Igualmente, están en negociaciones para financiar la reconstrucción de edificios religiosos cristianos. En la reunión de hoy en París se espera que se anuncien aportaciones de distintos países y organizaciones internacionales para financiar la reconstrucción de la Biblioteca de la Universidad de Mosul.

La mayor parte de los daños ocasionados por la invasión del EI y las batallas posteriores para su reconquista se encuentran en la ciudad vieja, el centro histórico de Mosul. En cuanto a la rehabilitación de la red educativa y la promoción de una enseñanza que favorezca el pluralismo y la coexistencia, se va a centrar en los miles de niños que fueron desescolarizados por el EI, y estuvieron expuestos a la propaganda yihadista.

Patrocinadores de La Mar de Onuba