La UME se despliega en Lepe, Palos, Moguer, y Lucena, pero no intervendrá directamente en los asentamientos de trabajadores agrícolas como había pedido Manuela Parralo

Efectivos de la UME, este jueves en Lepe (Huelva). Imagen: Ayto. de Lepe

La orden de despliegue no contempla la desinfección de los poblados chabolistas  solicitada por la Subdelegada del Gobierno.

«Los pondrá el Gobierno»: el Ayuntamiento de Lepe descarta asumir las obras para llevar agua corriente potable a los asentamientos.

«No tenemos sitio»: Parralo descarta buscar alojamiento alternativo a los chabolistas durante el estado de alarma.

La Unidad Militar de Emergencia ya está en Huelva. Desde primera hora de este jueves varias unidades de la fuerza especial de intervención del Ejército se han desplegado en varias localidades onubenses para «colaborar con las policías locales y Guardia Civil» en tareas de información y contención de desplazamientos no autorizados. Según han confirmado fuentes de la Unidad a La Mar de Onuba la operación se coordina directamente desde el mando central en Madrid.

Según fuentes del mando de la UME, y hasta nueva orden, la operación desplegará a 37 militares y 11 vehículos «para el cumplimiento de las normas que establece el RD por el que se declara el estado de alarma«. Para ello, los soldados disponen de grabaciones en diferentes idiomas que reproducen en dispositivos móviles ante la numerosa población migrante de las localidades en la que se han despegado unidades. Miles de ciudadanos de de diferentes nacionalidades se dan cita estos meses en el Condado y la Costa onubense con motivo de la temporada de recolecta de frutos rojos.

Manuela Parralo, Subdelegada del Gobierno en Huelva

«Nuestra misión consiste en realizar tareas de información a la población de las medias que deben de adoptar para el cumplimiento del Real Decreto que regla el estado de alarma, para que estén concienciados y cumplan para el beneficio del bien común de toda la sociedad», ha declarado el Capitán Amador, responsable de prensa de la UME a La mar de Onuba.

Preguntando sobre si la misión contempla alguna intervención específica en los asentamientos de trabajadores agrícolas, Amador ha descartado, «de momento» esta posibilidad y concreta que su misión está dirigida a la población en general de los municipios en los que la UME ha desplegado operativos.

Ayer mismo, en unas declaraciones realizadas a la agencia Europa Press, la Subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, informó de que había solicitado al Gobierno la intervención de la UME en los asentamientos de trabajadores agrícolas de la provincia, y que esta fuerza militar procediera a la «desinfección preventiva» de los poblados chabolistas.

Parralo aseguró ayer que está «en contacto directo» con la Secretaría de Estado y que había solicitado la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para «la desinfección preventiva de los asentamientos chabolistas de la provincia debido a la pandemia del coronavirus y tras ser decretado el estado de alarma en el país».

La Subdelegada del Gobierno en Huelva  Parralo informó de que  que estaba la espera «de la posible respuesta», ya que ahora mismo «no tenemos sitio donde alojarlos» [a los trabajadores sin acceso a una vivienda digna] y que, por ello, han solicitado la ayuda de la UME y las ONG para «procurarles los elementos más básicos que puedan necesitar» en lso asentamientos, que «en esta situación podrían ser un posible foco de infección peligroso para sus propios habitantes y para el resto de la población», añadía Parralo a Europa Press.

Los asentamientos de trabajadores agrícolas siguen sin agua

Estas acciones no están recogidas, de momento, en la orden que ha desplazado hasta Huelva a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencia. Los soldados tampoco realizarán tareas relacionadas con la instalación de puntos de agua corriente, la mayor demanda realizada por el Colectivo de Trabajadores Africanos (CTA) y las organizaciones que colaboran con los trabajadores residentes en las infraviviendas.

En Huelva las actuaciones de la UME se centrarán específicamente en las labores de desinfección en las zonas «más sensibles», pero no las chabolas ya que, según indica la UME, «solo estamos trabajando en la desinfección de infraestructuras de interés general, no en las de carácter particular».

El agua se hace esperar en los asentamientos

Precisamente la llegada de agua corriente y saneamientos es la mayor y más urgente demanda que se hace desde los asentamientos.

Ayer mismo, el CTA lanzaba un comunicado en su página de la red social Facebook en la que denunciaba que, «hasta el momento sobre las miles de personas que viven en chabolas en los asentamientos chabolistas no se ha aplicado ninguna medida, ni llega aquí ninguna información desde ninguna administración». El texto añade que, «sin alternativas, la gente sigue buscando cobijo como puede y se siguen construyendo chabolas»

El CTA destaca que «todas estas personas están aquí para trabajar, y que esta temporada por la situación excepcional que vivimos, con el cierre de fronteras y la imposibilidad de que llegue mano de obra contratada en origen, serán muy necesarias aquí». 

En el vídeo que acompaña el post, el CTA manifiesta que «pedimos las autoridades, por favor, las medidas necesarias» para prevenir la propagación del coronavirus. «Un punto de agua. No pedimos muchas cosas, sólo un punto de agua para que puedan tener un saneamiento», añaden.

A este respecto, la Subdelegada del Gobierno aseguró ayer se ha puesto en contacto «con los alcaldes en cuyos municipios cuentan con asentamientos que «no presentan las medidas higiénicas normales que tienen las mayorías de las casas» al residir en infraviviendas, para intentar que todas las localidades «tengan algunos puntos de agua potable» a los que puedan acceder.

El problema es que no está claro qué administración debe hacer cargo de las pequeñas obras necesaria para hacer llegar el agua a los asentamientos. Intervenciones de bajo coste y que se pueden realizar en un mismo día, una vez que se aclara quién, cómo y cuándo puede acometer la medida. Los ayuntamientos rechazan que esta obligación les corresponda y miran a la Subdelegación de Gobierno.

Así lo ratificó ayer a esta redacción el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Lepe, que descartó que el consistorio costero se vaya a hacer cargo de llevar agua potable y corriente a los asentamientos de la localidad. «Nosotros no vamos a poner los puntos de agua, los pondrá en el Gobierno».

Descartado buscar alojamiento alternativo a los chabolistas durante el estado de alarma

La desinfección de los asentamientos de trabajadores agrícolas por parte de la UME solicitada por Manuel Parralo esta «a la espera de la posible respuesta» por parte del Gobierno.

La Subdelegada en Huelva hizo llegar esta petición a Madrid ya que «ahora mismo no tenemos sitio donde alojarlos». Así, parecen quedar descartadas otras medidas como podría ser el realojo de los chabolistas en lugares con mejores condiciones de higiene y salubridad, si bien Parralo ha solicitado la ayuda de la UME y de las ONG para «procurarles los elementos más básicos que puedan necesitar». Parralo sostiene, según recoge Europa Press , que «en esta situación [los asentamientos] podrían ser un posible foco de infección peligroso para sus propios habitantes y para el resto de la población».

Respuesta de Asnuci

«Sí que hay sitios donde alojarlos y sí que hay soluciones más factibles y eficaces», respondía ayer la Asociación nuevos ciudadanos por la interculturalidad (Asnuci, organización a la que pertenecen varios centenares de trabajadores sin acceso a una vivienda digna, la mayoría ciudadanos de origen subsahariano y magrebí), tras conocer las declaraciones de la Subdelegada del Gobierno. 

«¿Por qué no se ponen módulos de aseo junto o cerca de los asentamientos? Son rápidos de montar y barato. ¿Por qué no se abren las instalaciones de los colegios o los pabellones polideportivos? Están todos cerrados e infrautilizados. ¿Por qué no ponen a disposición los módulos habitacionales destinados a las mujeres contratadas en origen que no han podido venir tras el cierre de fronteras?», preguntaba ayer la asociación a través de su pagina en Facebook, en la que añaden que «no nos parecen difíciles ningunas de éstas propuestas. Sólo hay que tener voluntad de hacerlo».

«No se puede consentir que ni siquiera con esta emergencia de riesgo para la salud pública no se encuentren soluciones» [para los trabajadores chabolistas]», finaliza el post de Asnuci.

Huelva en La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 3146 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.