Masiva movilización en defensa de las pensiones

Huelva. Perico Echevarría.

Los pensionistas españoles han llegado al límite. Así lo demostraron el pasado 22 de febrero en las multitudinarias manifestaciones de protesta que tuvieron lugar en 80 localidades y capitales de provincia. Los mayores exigen el mantenimiento sin merma de sus derechos, y garantías de que los pensionistas de hoy y del futuro, que son sus propios hijos y nietos, no tendrán que temer por ello.

En Madrid, donde tuvo la manifestación más numerosa, los pensionistas llegaron hasta las puertas del Congreso de los Diputados. Una imagen insólita desde que entraron en vigor las leyes aprobadas por el Gobierno del PP durante la Legislatura en la que disfrutaron de una cómoda mayoría absoluta. La de ese jueves fue una movilización cívica de protesta tan contundente, que, tras unos fugaces forcejeos con la Policía, el Gobierno prefirió no aplicar la fuerza para ejercer su potestad de impedir el acceso de los manifestantes a la Carrera de San Jerónimo.

Hoy vuelven a llamar a toda la sociedad española a ocupar las calles en defensa de las pensiones. En Huelva capital, la cita será a las 12,00 hras en la Riotinto de los Bomberos. También hay convocatorias en otras localidades.

Foto: Crisanto Martín Naranjo

La masiva rebelión de los jubilados denuncia el deliberado ataque al estado de las pensiones, la congelación premeditada que conlleva la actual revalorización, la pérdida de poder adquisitivo impuesta por la reforma Báñez y la gestión que ha venido haciendo el Gobierno de “la hucha”.

A lo largo y ancho del país los pensionistas hacen oír su voz y coinciden en consignas que reivindican “pensiones dignas” y medidas del Gobierno para enmendar la situación. “Vergüenza” es uno de los lemas más coreados en todas la ciudades.

Multitudinarias y pacíficas concentraciones de mayores al grito común de pensiones dignas y garantías asistenciales. Una rotunda llamada de atención al Gobierno sobre una indignación que crece cada día, y amenaza con tomar las riendas de la actualidad política.

La movilización es muy importante”, dice a La Mar de Onuba Rafael Paladini, uno de los portavoces de la Plataforma Onubense en Defensa de las Pensiones Públicas. “Un primer paso encaminado a resolver los problemas que sufre hoy la población española, también la de Huelva, en el tema de las pensiones y de la Seguridad Social. El primer colectivo afectado por las reformas del PP son los pensionistas de hoy, que ven congeladas sus pensiones por quinto año consecutivo. Pero no se queda solo en ellos. Las medidas del Gobierno afectan también a los pensionistas del futuro, y nuestras exigencias de soluciones y de poner fin a esta incertidumbre también les concierne a ellos”.

Foto: Crisanto Martín Naranjo

Al respecto de estado actual del sistema de pensiones, Paladini cuestiona que esté realmente en peligro. “Esa idea no es nueva. Esa idea se ha intentado extender desde hace más de veinte años o veinticinco años. Y no tiene un sustento científico ni hay evidencias en la realidad de que tenga que ser así. Es una campaña de atemorización de la población para que acepte unas medidas que son claramente atentatorias contra sus derechos. Y que solo beneficia a unos pocos, que son además los que más tienen y menos dependen del sistema de pensiones. Pero es muy lesiva para las condiciones de vida de la mayoría”.

Motivos que este portavoz del colectivo onubense de jubilados y pensionistas considera una razón para mantener la abrumadora movilización en toda España. “Las fuerzas contra las que no enfrentamos son muy poderosas”, dice Paladini. “Tienen un enorme interés y mucho que ganar con las políticas del Gobierno. Muchas de ellas nos las han impuesto y para revertirlas tenemos que acumular una fuerza que sea también muy poderosa. Esto nos obliga a que la ola de indignación se escuche con fuerza hasta conseguir nuestras reivindicaciones. No son exigencias caprichosas. Son derechos que hemos ido ganando y que nos pertenecen”.

Las plataformas de pensionistas consideran que la Seguridad Social, “a pesar de lo que nos dicen en las tertulias, y personas que se presentan como de reconocido prestigio”, sí es sostenible. “El sistema actual de Seguridad Social”, mantiene el portavoz onubense, “depende fundamentalmente del funcionamiento de la economía. Si la economía no funciona la Seguridad Social no cuenta con recursos. La clave está en que la voluntad popular se imponga. Y lo que decide la voluntad popular hay que defenderlo. Hay que hacer ver a nuestros representantes y a nuestros gobernantes que su principal preocupación debe ser el interés general”.

En ese interés se centra el completo cuadro de reivindicaciones básicas que los jubilados y pensionistas de toda España han consensuado y defienden al unísono en un plan de acción sin fecha de finalización. En lo que concierne a los pensionistas “de hoy”, las plataformas reclaman recuperar ya el IPC real como índice de revalorización. También exigen que el Estado compense lo perdido desde que empezaron los recortes en 2011, y que se establezca un mínimo de “pensión digna” de 1.084 euros.

Foto: Crisanto Martín Naranjo

Las manifestaciones del pasado 22 de febrero, así como las de este sábado mismo, expresan el profundo malestar que había provocado esa misma mañana unas declaraciones de la Ministra de Trabajo y Seguridad Social. Fátima Báñez aseguró en Un café con Susanna que la pensión media de los españoles se había había crecido en un 16 % desde que ella ostenta la cartera responsable. “La ministra, como Winston Churchill, solo cree en las encuestas que ella misma ha manipulado”, asegura Rafael Paladini. “Efectivamente ahora hay más pensionistas que se han incorporado al sistema, miles de personas que han disfrutado de una buena vida laboral y han cotizado para recibir las pensiones que les corresponden. Es lo que crea el porcentaje que torticeramente exhibe nuestra paisana  Báñez. Y no es el resultado de las  políticas del Partido Popular, sino la secuencia lógica de la dinámica demográfica. La cuantía de las pensiones responde a lo que establecen las normas de la propia Seguridad Social. Se incorporan nuevos pensionistas con bases de cotización actuales, y fallecen pensionistas con bases reguladoras de hace 20 o 30 años. Es un mero mecanismo estadístico. La realidad es que individualmente, cada pensionista ha perdido una capacidad de compra importante. No es fácil de determinar, porque hay distintos cálculos, pero es superior al 6 o el 7 %, si no más. No es lo que  trata de hacernos creer la ministra”.

Durante la conversación con La Mar de Onuba tras la ‘mani’ del 22 de febrero, iban llegando los titulares de la prensa nacional y local y Paladini se sonreía con las estimaciones de participación realizados por algunos medios, que reducían la masiva participación en Huelva a “unos cientos  de personas”. La plataforma onubense la cifra en varios miles las que se congregaron ayer en Huelva capital. “Les ha faltado añadir ‘levemente enojados con el Gobierno’”, reía resignado Paladini, parafraseando a otro compañero portavoz del colectivo.

Como en el resto de España, en Huelva también se leyó en febrero, y se leerá hoy, un manifiesto que enumera las reivindicaciones. Además de las ya expuestas, la plataforma ha reclamado otras para defender “las pensiones de mañana”. La recuperación de los 65 años como edad de jubilación, la Jubilación sin penalización con 40 años cotizados, la recuperación del subsidio para mayores de 52 años y supresión de los nuevos requisitos, y la eliminación de las bases de cotización máximas. Y, sobre todo, una reforma para blindar el pago de pensiones por parte del Estado.

Respecto a la discriminación actual de las mujeres pensionistas, las plataformas exigen garantías de permanencia de las pensiones de viudedad dentro del sistema de la Seguridad Social, y la eliminación total de la brecha de género. En cuanto a los aspectos sociales que afectan a los colectivos de personas mayores y dependientes, se pide la eliminación de todo tipo de copagos sanitarios, y la recuperación de todos los derechos en la asistencia sanitaria, así como el “pleno e inmediato funcionamiento de la Ley de Dependencia, y la garantía de suministros básicos: agua, gas, electricidad, teléfono, transporte”.

Las movilizaciones llevan también a la calle reivindicaciones de los emigrantes retornados, como la modificación del tope mínimo en casos de doble pagador, la homologación de prestaciones a niveles europeos y la asistencia sanitaria a cargo del Sistema Nacional de Salud.

La del 22 de febrero jueves en Huelva, como en el resto de España, ha sido una movilización multitudinaria, como se espera que sena las de este sábado. La Plataforma Onubense en Defensa de las Pensiones Públicas está satisfecha por su capacidad de convocatoria desde su modesta “organización de jubilados”. “Reunir a tanta gente el 22 de febrero nos costó 38 euros invertidos en Facebook y otros tantos en hacer pasquines informativos”. Menos de cien euros en total. Los jubilados y pensionistas onubenses ya han demostrado que las motivaciones que les une son reales y preocupan a la mayoría del colectivo de personas mayores y dependientes. “Ahí radica”, concluye Rafael Paladini, “el rotundo éxito de tomar las calles de toda España”.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1638 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.