La propuesta de anteponer las primarias para la Junta al proceso congresual andaluz aumenta la división en el PSOE de Huelva

Carrera de adhesiones a favor y en contra de las tesis de Maru Limón tras el duro comunicado del diputado provincial Ezequiel Ruiz.

El sanchismo andaluz pretende que Ferraz altere el calendario congresual del PSOE-A para favorecer las opciones de Juan Espadas de disputar a Susana Díaz la candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía.

Maru Limón “tira de nómina” para sumar apoyos

A algunos dirigentes socialistas no les ha pasado desapercibido que entre los alcaldes, portavoces y cargos orgánicos que ayer salieron en defensa María Eugenia Limón tras ser duramente criticada por el diputado Ezequiel Ruiz (quien reprochó a la Presidenta de la Diputación su “incoherencia sin precedentes”) destaquen cargos institucionales, de alta de responsabilidad y asesores de libre designación en el ente provincial.

Cinco de las voces que ayer se mostraron favorables al adelanto de las primarias en el PSOE-A (Beas, Bonares, La Redondela, Palos de la Frontera, Escacena) ocupan escaños en el Pleno de la Diputación, entre ellos, el vicepresidente y el portavoz. Tres (Villaba, Tharsis y Campofrío) son asesores nombrados por resolución de presidencia, y dos (Almonte y La Palma del Condado) ocupan cargos de alta dirección.

“Maru ha ‘tirado de nómina’ tras el zasca de Ezequiel”, comentaba ayer, en tono jocoso, un edil socialista.

por Perico Echevarría

 

Viernes, 16 de abril de 2021. La idea de adelantar las primarias socialistas para elegir a la próxima candidata o el próximo candidato del PSOE-A y así «acabar con la incertidumbre» ante un eventual (y poco probable) adelanto de las elecciones andaluzas, deslizada el pasado miércoles en una entrevista televisiva por la presidenta de la Diputación de Huelva, María Eugenia Limón, y abonada en los últimos días por la oposición interna a Susana Díaz, sirvió ayer para que los dos sectores abiertamente enfrentados en el PSOE de Huelva evidenciaran cómo va el contador de adhesiones de cara a los procesos congresuales de los socialistas andaluces y onubenses, que, atendiendo a lo establecido en la normativa interna del PSOE, deberán celebrarse con posterioridad al Congreso Federal, previsto para el próximo otoño.

Si el miércoles eran una docena de alcaldes los que se sumaban a pedir públicamente el adelanto de las primarias andaluzas, en un claro gesto de apoyo a Maru Limón, duramente criticada por su “incoherencia sin precedentes” por el diputado provincial Ezequiel Ruiz, ayer por la mañana una veintena de alcaldes y alcaldesas socialistas y portavoces municipales se unían al diputado crítico y se mostraban contrarios a que las primarias se adelanten. Por la tarde sendos comunicados informaban de nuevos pronunciamientos de alcaldes y portavoces a favor y en contra.

A la vista de las adhesiones, que se fueron sucediendo a lo largo de todo el día de ayer, cabe concluir que las fuerzas en el socialismo onubense están muy igualadas, al menos en lo que se refiere a los cargos institucionales y orgánicos (alcaldes y portavoces municipales). Situación de empate técnico. Fifty-fifty.

Tal vez por eso, ayer resultaba de máximo interés conocer la posición del alcalde. secretario general y líder indiscutido de la agrupación socialista de la capital onubense, la más numerosa de la provincia. Gabriel Cruz, cercano a Susana Díaz, y del que se espera que anuncie próximamente su candidatura a la secretaría general del PSOE provincial, optó por no mojarse y se mostró partidario de una cosa y de la contraria.

«Si se decide convocar las primarias para la candidatura a la presidencia de la Junta ahora me parecerá bien”, respondía el primer edil de la capital a preguntas de los periodistas. “Y si se decide que sea más adelante también me parecerá bien», añadía. Cruz aseguró que cuando se afronte el proceso «lo importante es que lo abordemos con un proyecto a la altura de los retos que tenemos por delante». El alcalde onubense, empero, sí apuntó que “ahora tenemos retos importantísimos con todos los programas de mecanismos de recuperación y resiliencia», por lo que no se ha parado a «pensar en la conveniencia de que las primarias sean ahora o más tarde”.

A buen entendedor…

'No les salen las cuentas en lo orgánico y se lo quieren jugar todo a un solo intento'
Susana Díaz

La idea de que Ferraz pueda alterar el calendario congresual del PSOE-A y convocar, unilateralmente y desde Madrid, elecciones primarias adelantadas para la candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía, viene siendo alimentada en las últimas semanas por algunos miembros de la oposición interna a Susana Díaz, toda vez que las invitaciones -más o menos veladas y/o amistosas- para que la secretaria general de los socialistas andaluces renuncie a revalidar su cargo han caído en saco roto y apenas han obtenido respaldo de los dirigentes socialistas andaluces.

Los partidarios de Díaz sostienen que se trata de un debate «forzado» y «extemporáneo», y que solo busca erosionar su liderazgo ante la opinión pública y trasladar la imagen de un partido dividido, como estrategia para el congreso regional del próximo año. Una actitud que ven poco respetuosa con el trabajo de la dirección regional y del grupo parlamentario, ya que cuestiona la oposición socialista al Gobierno regional del PP y Ciudadanos. Reivindican que el PSOE encabezado por Susana Díaz ganó las elecciones autonómicas con un amplio margen de ventaja sobre el Partido Popular. En este sentido, a algunos socialistas andaluces les sorprende que entre sus propias filas haya quienes han naturalizado el acuerdo de Moreno Bonilla y Juan Marín con la extrema derecha, sin cuyos diputados el PP no habría podido arrebatar al PSOE la presidencia de la Junta.

Díaz mantiene su intención de revalidar su liderazgo en un proceso de primarias. Se ve con fuerzas para volver a encabezar el cartel electoral de los socialistas andaluces para la Junta de Andalucía. No teme someterse a la decisión de la militancia andaluza, sostienen fuentes cercanas a la secretaria general, aunque sí pide respetar el calendario congresual y centrar las fuerzas en la oposición al gobierno de la derecha.

La pregunta que muchos se hacen es por qué ese afán por abrir un enfrentamiento y alimentar la idea de que la dirección federal pueda imponer las primarias a la Junta antes de tiempo. Más allá de las tertulias, que Moreno Bonilla decida adelantar las elecciones autonómicas animado por el previsible buen resultado de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, renunciando a dos años más de cómoda legislatura con Ciudadanos como socio de Gobierno -y sin depender en excesos del apoyo de Vox al contar con unos presupuestos recién aprobados-, resulta poco plausible en las sedes regionales de socialistas y populares.

Susana Díaz insiste en que se queda mientras Espadas se abre a ser su sucesor
Juan Espadas

“Se ha intentado que desde las direcciones provinciales se trasladara a Ferraz un mensaje a favor de adelantar las primarias”, asegura un dirigente socialista. “Pero Málaga ha dicho que no. Córdoba ha dicho que no. El secretario de organización de Granada salió ayer desmarcándose de quienes piden el adelanto. La secretaria general de Cádiz ya se manifestó el otro día. Sevilla tampoco lo va a apoyar. Sólo tienen a Jaén, y en Huelva apenas un 50 %  de alcaldes y portavoces».

Para este dirigente, la estrategia del sector «sanchista» es jugárselo todo a una carta, anteponiendo las primarias para la candidatura a la Junta de Andalucía a las del partido. Confiar en que un apoyo manifiesto de Ferraz -y de Pedro Sánchez- a la candidatura de Juan Espadas movilice a la militancia socialista andaluza en favor del actual alcalde de Sevilla, lo que facilitaría la posterior “toma” de la dirección regional del partido. Dan por hecho que si Espadas es designado candidato, sería poco probable que Díaz mantuviera sus intenciones de seguir como líder. Por el contrario, si Espadas se ve obligado a disputar primero la secretaría general del PSOE y no logra imponerse sobre Díaz, sus opciones de enfrentarse a Moreno Bonilla en las elecciones andaluzas también se esfumarían.

“La cuestión es que no le salen las cuentas. Quieren utilizar a Juan Espadas para un único intento, porque es verdad que ese intento tumba al otro [la continuidad de Susana Díaz al frente del partido]”, comenta un dirigente socialista. “Pero no creo que Ferraz vaya a entrar en semejante esquizofrenia, porque los números son los que son y la mayoría de las provincias ya han hablado a favor de respetar el calendario congresual”


La “incoherencia sin precedentes” de María Eugenia Limón enerva al sector crítico de los socialistas onubenses

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.