Jean-Marc Kiesch, el «fugitivo mas buscado de Luxemburgo», se ocultó como vecino de Punta Umbría durante 14 años

La detención se produce tras ser identificado por un ciudadano español en la web European Most Wanted Fugitives.

El joven fue condenado a cumplir 15 años de cárcel por un delito de homicidio involuntario, tras matar a golpes a una mujer de 69 años.

Logró fugarse durante un permiso penitenciario y han permanecido huido de las justicia durante 16 años.

por Nico Ferrando

 

Madrid, 11 de agosto de 2020. Agentes de la Policía Nacional detuvieron ayer en Punta Umbría (Huelva) al luxemburgués de 39 años Jean-Marc Sirichai Kiesch, uno de los fugitivos más buscados de Europa. El arrestado se encontraba huido de las autoridades de Luxemburgo desde 2004, cuando se fugó de un permiso penitenciario. Cumplía condena por haber matado, con tan solo 18 años de edad, a una mujer de 69 años. Kiesch estaba considerado como el fugado más buscado de su país, y era objetivo prioritario para EUROPOL al constar en el listado European Most Wanted.

El 5 de enero de 1999, la Policía de Luxemburgo descubrió el cadáver de una mujer de 69 años en un edificio residencial de Beaufort, una comuna  del cantón de Echternach de apenas 2.000 habitantes. La mujer murió asfixiada por su propia sangre a causa de las heridas infligidas por su agresor. Desde el primero momento, las investigaciones señalaron a dos adolescentes. Uno de ellos, que ese mismo día alcanzaba la mayoría de edad, era Jean-Marc Kiesch, apodado Siri, el hijo adoptivo de origen asiático de una familia de un pueblo cercano.

La investigación y posterior reconstrucción de los hechos desvelaron que el joven Siri y una otra joven menor de edad del entorno de la víctima ansiaban abandonar juntos Luxemburgo, país en el que no se sentían integrados. Al carecer de fondos para el viaje, decidieron robar a la víctima, una mujer soltera de 69 años que vivía sola en un barrio acomodado del pequeño pueblo.

Kiesch, el agresor ahora detenido en Punta Umbría, irrumpió en su domicilio durante la madrugada y fue sorprendido por la mujer, con la con mantuvo una fuerte discusión ella y a la que acabó golpeando con el mazo utilizado para forzar la puerta de la casa. La mujer murió atada y asfixiada por su propia sangre. Asustado por el crimen que acababa de cometer, el joven prendió fuego a la casa con la intención de borrar las huellas de su presencia, pero fracasó en el intento y fue identificado y detenido a los pocos días.

Un año después, Jean-Marc Kiesch fue condenado a cumplir 15 años de prisión por homicidio involuntario. En octubre de 2004, con 24 años y cuando llevaba cumplidos menos de cinco de su condena, aprovechó su primer permiso penitenciario para fugarse y huir de Luxemburgo. Hasta su detención en Huelva, ha logrado burlar a la Justicia de su país durante 16 años. Un fracaso que llevó al gobierno luxemburgués a incluirle en la lista de los criminales más buscados de Europa, donde compartía cartel con asesinos en serie, capos de la mafia, narcotraficantes y tratantes de seres humanos.

En 2018, especialistas alemanes envejecieron artificialmente una foto de Jean-Marc Kiesch para la Policía de Luxemburgo. Foto: Archivos LW

Durante años las investigaciones policiales le situaban en su Tailandia natal. Hasta que un mensaje de un ciudadano español recibido en la plataforma digital de EUROPOL aseguró haberle visto en Punta Umbría, localidad en la que donde llevaría ocultándose desde hace más de una década, y en la que estaba totalmente integrado, manteniendo una relación estable y siendo un padre de una niña de pocos años. Los Cellule Recherche Fugitifs de la policía criminal luxemburguesa, adscritas a su vez a ENFAST (Red europea de equipos de búsqueda activa de fugitivos, cuyo objetivo es involucrar activamente a la población en la búsqueda de los fugitivos más buscados de Europa), comprobaron la información aportada y concluyeron que, efectivamente, el vecino de origen asiático de Punta Umbría era Jean-Marc Kiesch. El lunes, la Policía Nacional lo detuvo en su domicilio de Punta Umbría poco después de las 8 de la noche.

Según adelanta este martes el digital wort.lu, la Fiscalía General de Luxemburgo emitirá de forma inmediata una orden de detención europea y solicitará a España la extradición. Finaliza la caza del fugitivo más buscado. Si no vuelve a fugarse, Jean-Marc Sirichai Kiesch cumplirá condena en Luxemburgo.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.