La poetisa portuguesa Ana Luísa Amaral gana el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

por Jesús Cabaleiro 

 

Martes, 1 de junio de 2021. La poetisa portuguesa Ana Luísa Amaral (Lisboa, 1956) ha ganado el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en su treinta edición, convocado por Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca.

Amaral está considerada la poeta viva más importante y una de las mayores de las letras portuguesas de las tres últimas décadas. Es profesora en la Universidad de Oporto, ciudad donde reside, cuyo ayuntamiento le otorgó su Medalla de Oro en 2016.

Tiene un doctorado sobre la poesía de Emily Dickinson y publicaciones académicas acerca de la poesía inglesa y estadounidense, poética comparada y estudios feministas. Es investigadora en Estudios Feministas, Teoría Queer y Poéticas Comparadas.

La obra de Amaral ha sido adscrita a la generación portuguesa de los ochenta, nacidos en los años cincuenta, como Amadeu BaptistaIsabel de SáJorge de Sousa Braga o Adília Lopes. Su poesía ha sido comparada con la de Emily Dickinson y Wisława Szymborska.

«Vincula la lírica anglosajona con la portuguesa de los modernistas (Pessoa y Mário de Sá-Carneiro) o posteriores (Jorge de Sena o Sophia de Mello Breyner Andresen)» señaló el jurado.

La poesía de Amaral ha sido traducida a varios idiomas: inglés, francés, alemán e italiano. En España tiene publicados ‘Oscuro’ (2015, Olifante) y ‘What’s in a name’ (2017, Sexto Piso).

Además de veinte obras de poesía, ha escrito libros para niños, ensayo, teatro y una novela, ‘Ara’, que fue premiada por la Asociación de Escritores portugueses en 2014 y está traducida al español.

Ha sido galardonada con varios premios literarios, el Casino da Póvoa y el Giuseppe Acerbi en Mantua, Italia, ambos por su libro ‘A génese do amor’ en 2007 y el ‘Grande Prémio’ de la Asociación de Escritores Portugueses en 2008, por su libro ‘Entre Dois Rios e Outras Noites’ y el Premio internacional Fondazione Roma, en 2018, por el conjunto de su obra poética.

Era la tercera ocasión que había sido propuesta para el Premio Reina Sofía de Poesía y es también el tercer portugués en conseguirlo, tras Sophia de Mello Breyner Andresen (2003) y Nuno Júdice (2013).

El Premio Reina Sofía de Poesía reconoce cada año la obra de un autor vivo que por «su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España».

La dotación económica del premio asciende a 42.100 euros, a los que se añade la edición de un poemario antológico del galardonado, con el estudio y notas a cargo de un destacado profesor de literatura de la Universidad de Salamanca, además de unas jornadas académicas sobre la poeta premiada.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.