La ONU recupera la idea de Confederación para el Sahara

Por Jesús Cabaleiro Larrán.

La Organización de Naciones Unidas (ONU), a través del enviado para el Sahara Occidental, Horst Köhler, recuperará la propuesta basada en una Confederación avanzada, tipo Commonwealth, para el Sahara. Se trata de una propuesta diferente de la autonomía propuesta por Marruecos en 2007 y del referéndum de autodeterminación, en la que insiste el Frente Polisario.

Esta propuesta se planteará en las próximas conversaciones directas que ha propuesto Köhler ante Marruecos y el Frente Polisario. Mientras los saharauis han aceptado estas negociaciones directas, Marruecos no ha contestado aun oficialmente.

La proposición –que reproduce parte de la prensa crítica marroquí-, no incluye el autogobierno directamente, ni tampoco el referéndum de autodeterminación, pero, en teoría, mantiene el espíritu de las propuestas planteadas por Marruecos y las que defiende el Frente Polisario.

Mapa que explica la situación del Sahara –en castellano las ciudades son Bojador y Dajla y no como figura en francés. Fuente: diario La Nación de Costa Rica.

La ONU propone la reconciliación de las dos propuestas, la de Marruecos y el Polisario mediante un avance hacia una nueva relación jurídica en la disputada soberanía.

Por este motivo, propone una confederación avanzada que una el Sahara con Marruecos, siguiendo la fórmula tradicional existente de la Commonwealth y su relación con Gran Bretaña. También se evocan otros modelos, como la relación de Montenegro con Serbia, o la del estado libre asociado de Puerto Rico con Estados Unidos.

Horst Köhler

La solución de la Confederación es compleja en su composición para satisfacer a ambas partes, por una parte que el Polisario supervise la entidad, y por otra que Marruecos sienta que va a seguir con la soberanía sobre el Sahara.

En esta iniciativa han participado expertos propuestos desde Estados Unidos y Gran Bretaña, con otros propios de Naciones Unidas.

De hecho, la idea está impulsada especialmente por la actual administración de Estados Unidos tras el nombramiento del consejero de Seguridad de Estados Unidos, John Bolton, -quien colaboró con el plan Baker I y II, cuando fue representante de Estados Unidos ante Naciones Unidas de 2005 a 2006- además de respaldar a Christopher Ross, predecesor de Horst Köhler como enviado especial del secretario general de la ONU en el Sáhara.

Marruecos está reticente hacia su figura así como a la del representante de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso), el canadiense Colin Stewart, ambos criticados en los medios oficiales por el Majzén. Por este motivo, la nueva propuesta, no cuenta, en principio, con el apoyo de Marruecos que insiste en la presencia de Argelia, por una parte, y en negarse a otra opción que no sea el plan de autonomía que planteó en 2007. Hay que recordar que el mandato de la Misión de la Minurso solo se prorrogó seis meses, hasta octubre, y no un año como venía siendo habitual.

Violaciones de los acuerdos

Por otra parte, conviene recordar la lista de violaciones del Acuerdo Militar Número 1 (firmado entre los beligerantes, Marruecos y Polisario, en 1991 como parte del alto el fuego), firmado y registrado durante los últimos diez años por Minurso.

Según las estadísticas de Minurso compiladas a partir de los informes anuales que la misión envía al secretario general de la ONU, Marruecos es la que tiene muchas más violaciones con 254 “nuevas violaciones” (es decir, movimientos de tropas no notificados anteriormente) y 76 “violaciones persistentes” (esta última relacionada con hechos y acciones duraderos, como la construcción de casamatas, o infraestructura de terraplenes, etc.), haciendo un total de 330.

Mientras tanto, el Frente Polisario, ha contravenido 76 “nuevas violaciones” y 25 “violaciones persistentes”, un total de 101.

A estos datos habría que añadir la expulsión, en marzo de 2016, de 73 empleados civiles de la Minurso que protagonizó Marruecos, tras la visita del entonces secretario general de la ONU, Ban Ki Moon a los campamentos de Tinduf y a la zona del Sahara controlada por el Polisario donde utilizó el término “ocupación”.

Por otra parte, en este contexto ideológico, Google Maps ha decidido, pero solo en territorio de Marruecos, eliminar la frontera con el Sahara, incluido el muro de separación del Sahara y el territorio que no controla el reino jerifiano. Tampoco reconoce la situación de las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla que figuran así como marroquíes incluyéndolas como si tuvieran la soberanía del país vecino.

Google satisface así la idea del Gran Marruecos planteado por los nacionalistas marroquíes.

Patrocinadores de La Mar de Onuba