La Junta de Andalucía privilegia en las subvenciones de Consumo a Adicae, organización investigada por fraude

El presidente de Adicae, Manuel Pardos, está siendo investigado por delitos de fraude en ayudas públicas y falsedad documental

La entidad recibirá el doble que el resto de federaciones.

Adicae acumula en los últimos años cerca de una treintena de condenas judiciales por abusos laborales.

Además de estar imputada por falsear sus socios, ha tenido que devolver 203.000 euros por irregularidades en las justificaciones de 11 ayudas públicas.

Lunes, 20 de septiembre de 2021. La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía ha decidido poner a Adicae a la cabeza de las subvenciones a las federaciones de consumidores de ámbito autonómico y otorgarle el doble de ayudas públicas que al resto. Se da la circunstancia de que la entidad, su presidente nacional, Manuel Pardos, y otros tres de sus dirigentes están siendo investigados por un juzgado de Sevilla por fraude en subvenciones y falsedad documental al haber supuestamente falseado sus socios para lograrlas. Además, tanto la federación autonómica como varias de sus asociaciones provinciales han tenido que devolver en los últimos años 202.542 euros por irregularidades en las justificaciones de once ayudas públicas.

En propuesta de resolución provisional, firmada por el Jefe de Servicio de Educación y Promoción de las Personas Consumidoras, Santiago Hoya, la Dirección General de Consumo otorga 61.821 euros a Adicae, 36.795 euros a FACUA Andalucía y 28.562 euros a Al-Ándalus. El organismo depende de la Consejería de Salud y Familias, que tiene al frente a Jesús Aguirre.

Pardos declaró el pasado 25 de marzo ante la titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Sevilla, que desde 2019 tiene abierta una causa por presuntos delitos de fraude en subvenciones y falsedad documental. También declaró ese día como imputado Borja Martín Ordás, quien según su perfil en LinkedIn fue coordinador de Adicae en Andalucía desde mayo de 2013 hasta septiembre de 2019 y se dedicaba, entre otras cuestiones, a la «gestión de subvenciones». El 14 de junio declaró otro de los investigados, Fernando Herrero Sáez de Eguilaz, que era secretario general de la entidad a nivel nacional cuando se produjeron los hechos -actualmente es vocal de su Junta Directiva-.

Según un informe llevado a cabo por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional por orden del Juzgado, Adicae logró acceder «de forma fraudulenta» a cerca de 700.000 euros en subvenciones entre 2015 y 2018 aportando a las autoridades de consumo de la Junta de Andalucía datos relativos a su número de asociados que llegaron a cuadruplicar las cifras reales. En su informe, fechado el 4 de febrero de 2020, la UDEF apunta como responsables a Pardos y Herrero.

Según la investigación, la organización obtuvo fraudulentamente 693.519,72 euros en cuatro años de tres líneas de subvenciones de la Junta al «contabilizar socios que nunca han sido asociados de Adicae con el fin de recibir e inflar al máximo las subvenciones». Se trata del 94% del dinero público que recibió de la Dirección General de Consumo andaluza entre 2015 y 2018.

La Dirección General de Consumo, adscrita en esta legislatura a la Consejería de Salud y Familias, tenía hasta el año pasado tres líneas de subvenciones dirigidas a las organizaciones inscritas en el registro andaluz de organizaciones de consumidores. La primera, que se mantiene, está destinada a asociaciones de ámbito provincial y para acceder a ellas requería hasta 2020 que a la finalización del ejercicio anterior tuviesen al menos 600 socios al corriente de pago de sus cuotas; este año se ha reducido la cifra a 300 socios. La segunda, que también continúa, se dirige a federaciones a nivel autonómico e implica que deben contar con un mínimo de 6.000 socios. La tercera línea de ayudas, que no existe en esta convocatoria, también era para las federaciones y estaba condicionada a justificar no menos de 10.000 asociados.

Trece subvenciones

Según la investigación de la UDEF, las subvenciones obtenidas de manera «fraudulenta» fueron, por un lado, las siete recibidas por Adicae Andalucía en 2015, 2016, 2017 y 2018, correspondientes a las dos líneas dirigidas a federaciones de ámbito autonómico. Y ello al haber declarado más de 13.000 asociados -hasta 13.969 en 2015- cuando el «total de socios presuntamente reales» osciló entre 3.665 el primer año y 4.652 el último.

En cuanto a las ayudas públicas dirigidas a asociaciones provinciales, la Policía Nacional concluye que hubo fraude en las recibidas en Almería y Córdoba tanto en 2016 como en 2018, en la de Granada de 2016 y la de Jaén de 2018. En el caso de Adicae Córdoba, en 2016 llegó a declarar 1.056 socios cuando a juicio de los agentes de la UDEF sólo tenía 245.

Devoluciones de subvenciones en Andalucía, La Rioja y Navarra

Más allá de los presuntos delitos objeto de investigación judicial, Adicae ha tenido que devolver a la Junta de Andalucía 202.542 euros de subvenciones recibidas entre 2015 y 2018 por irregularidades al justificar los gastos (ver documento). La Dirección General de Consumo las detectó en la justificación de once ayudas públicas otorgadas a federación andaluza y sus asociaciones provinciales en Almería, Cádiz, Córdoba, Granada y Sevilla.

Por su parte, los gobiernos de La Rioja y Navarra expulsaron el año pasado a Adicae de sus registros autonómicos de asociaciones de consumidores. El Gobierno riojano le reclama que devuelva las subvenciones recibidas durante cuatro años, que ascienden a unos 15.000 euros. Según publicó el diario La Rioja el pasado octubre, Adicae solicitaba ayudas públicas pese a que su Junta Directiva en la comunidad se había disuelto. En Navarra, la expulsión se produjo en julio, tras cinco años sin que la asociación le presentase sus cuentas.

Cerca de 30 condenas por abusos laborales

Fundada en 1988, Adicae acumula en los últimos años cerca de una treintena de condenas judiciales por abusos laborales. El pasado septiembre trascendió una sentencia contra el vicesecretario nacional de la entidad, Antonio Pulido, por coacciones a una trabajadora en Cáceres.

Por otro lado, en octubre del año pasado el Organismo Estatal Inspección de Trabajo y Seguridad Social abrió a Adicae varias actas de infracción ante la comisión de infracciones graves en sus sedes en Cantabria, Murcia y Navarra, algunas de ellas vinculadas a la contratación con fondos públicos de personal que desarrollaba tareas distintas a las que eran objeto de las subvenciones.

FUENTE: Facua
Acerca de La Mar de Onuba 4574 Artículos
Revista onubense de actualidad, cultura y debate, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. - Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.