La Gran Declaración de Barrington: la comunidad científica advierte del «impacto devastador» de los confinamientos en la población más vulnerable

por  

La explosión de la emergencia sanitaria mundial provocada por la COVID-19 dejó imágenes y escenarios históricos que quedarán para siempre en la memoria de los ciudadanos del mundo.

Un virus que, inicialmente, comenzó siendo un problema de China pasó a convertirse en el mayor enemigo contra el que batalla el orden mundial en la actualidad.

Para poder frenar la expansión de este peligroso patógeno, todos los gobiernos pusieron en práctica una larga lista de normas y restricciones para contener la enfermedad.

La más sonada y la que finalmente se convirtió en la decisión que todos los países tomaron por igual fue la de implantar un confinamiento general de la población. 

Ahora, pasado el aislamiento de Marzo que llegó a extenderse en algunos puntos del mundo hasta más de tres meses, e inmerso el mundo en la lucha contra la segunda ola de la COVID,19, ha surgido un movimiento conocido como la Gran Declaración de Barrington.

¿Qué es esta declaración? ¿Quién la secunda? ¿Por qué se ha creado y qué relación tiene con los confinamientos y la restricciones de movilidad?

¿EN QUÉ CONSISTE LA GRAN DECLARACIÓN DE BARRINGTON?

Desde que comenzase la pandemia, fueron muchas las manifestaciones de personas en diferentes partes del mundo para mostrar su reticencia al confinamiento total de las personas por los efectos que tendría sobre la ciudadanía global.

Una llamada de atención a los gobiernos a los que, ahora, se han sumado más de 6.000 miembros de la comunidad científica y de salud en una declaración conjunta para advertir de los preocupantes efectos que podría tener un segundo confinamiento como el de marzo.

Esta declaración ha provocado el nacimiento del movimiento de la Gran Declaración de Barrington. 

La declaración se centra, principalmente, en que “no hay suficiente énfasis en los daños no causados por covid” y añaden que “mantener las políticas de restricción de cuarentena hasta que haya una vacuna disponible causaría daños irreparables, con los desfavorecidos siendo perjudicados desproporcionadamente”.

Entre las peticiones lanzadas por los expertos que apoyan esta declaración nacida en Estados Unidos – que ahora se ha convertido en un movimiento global – destaca la petición de los especialistas para pedir “que la protección se centre en los más vulnerables, mientras que las personas sanas continúen con sus vidas”. 

IMPACTOS DEVASTADORES EN LA SALUD

El motivo principal por el que se ha decidido seguir adelante con esta declaración de carácter global es, según los expertos, porque “estas medidas están teniendo un impacto devastador en la salud física y mental de la sociedad y, en mayor medida, de la población más vulnerable”.

Para evitar que esta situación se agrave aún más, este manifiesto de Barrington ha propuesto unas nuevas medidas para que, en caso de volver a implantarse un confinamiento, los efectos del mismo sean menos invasivos.

Por un lado, los especialistas piden “medidas para proteger a las personas vulnerables,  pruebas periódicas de los trabajadores de cuidados del hogar, y una selección de cuidadores que haya adquirido inmunidad”, como recoge la BBC. 

Por otro lado, han pedido que a las personas vulnerables se les realice entregas de comida y productos de primera necesidad a domicilio.

Con estas medidas, junto a otras, lo que los expertos plantean es que, en cas de existir un confinamiento, las personas más vulnerables puedan tener una mayor flexibilidad a la hora de cumplir con las normas puesto que, para ellos, el aislamiento es mucho más dañino que para la población joven.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.