La extrema derecha reivindica en el Congreso las «terapias de reconversión» para personas LGTBI

La diputada del partido de extrema derecha Macarena Olona

Macarena Olona: «Es un error prohibir que las personas homosexuales acudan a terapia para encontrar su identidad».

El partido de Abascal solicita que no se sancione a las organizaciones que siguen ofreciendo tratamientos para «curar» a los homosexuales.

Este miércoles, se ha celebrado en el Congreso de los Diputados una Comisión de Igualdad en la que participaban los partidos para debatir algunos aspectos sobre la realidad del colectivo LGTBI y en la que la diputada de Vox en el Congreso de los Diputados, Macarena Olona, ha justificado que los homosexuales deban ir a una terapia psicológica, al igual que sostiene su formación política.

«En España hoy la homosexualidad no es una enfermedad, pero es un error prohibir que las personas homosexuales acudan a terapia, y me estoy refiriendo al derecho que cualquier persona sea o no homosexual, tiene a acudir a un especialista que le ayude a encontrar su identidad», ha defendido.

«Y no me refiero a la identidad de género, que hasta en eso Ciudadanos se ha tragado el discurso progre de la izquierda sino a la identidad que todos tenemos como personas y que formamos a través de un proceso biológico. Libertad señorías, libertad también. Dejen de meterse en nuestras camas», ha añadido.

La proposición no de ley de Ciudadanos pretende que se prohíban las terapias de conversión de la orientación sexual y se sancione a las organizaciones que siguen ofreciendo tratamientos para «curar» a los homosexuales.

Todos los grupos en contra de las palabras de Macarena Olona

Ante las palabras de Macarena Olona, Lázaro Azorín, diputado del PSOE, ha respondido: «No podemos negar que hemos avanzado pero, paralelamente a esto, seguimos encontrándonos con discriminación, con rechazo, con agresiones y asesinatos en las calles de muchas ciudades y pueblos por el simple hecho de ser gay, lesbiana, transexual o bisexual».

«Agresiones de odio que encadenan la libertad de personas que intentan ser felices, a quienes les intentan secuestrar derechos conseguidos y peleados por muchísima gente como nosotros», ha continuado.

«Hoy podemos decir que hemos avanzado, pero en ciudades como la de mi querida vecina Murcia, un gobierno municipal dirigido por el Partido Popular, en el que participan PP, Cs y Vox, financió con 8.500 euros durante el año 2018 a la Asociación Mater Familiae, asociación que se define como un centro de «orientación familiar» y que ofrece, entre otros servicios, la atención, con especial delicadeza, de los casos en los que hay una «desviación de la conducta sexual», les ha reprochado.

Y ha zanjado diciendo que: «Desde el PSOE nos negamos rotundamente a cualquier terapia porque no estamos enfermos y, a los que lo consideren, como gay les digo que bendita enfermedad, que aún no siendo un camino de rosas, me ha dado muchísima felicidad».

Por su parte, Sara Giménez, portavoz de Ciudadanos ha manifestado que, a pesar de los avances en la lucha por la igualdad de esta comunidad, solo cuatro comunidades autónomas, Madrid, Andalucía, Aragón y la Comunidad Valenciana, prohíben con sanciones estas terapias de «aversión, conversión o contracondicionamiento de la orientación sexual o de la identidad o expresión de género».

La portavoz del PP, Teresa Giménez Becerril, también ha querido sumarse a la propuesta para acabar con grupos que siguen creyendo que la homosexualidad «es una anomalía que puede ser curada» o una «desviación» y ha hecho un llamamiento a prestar especial atención a menores y adolescentes, especialmente vulnerables a este tipo de prácticas «abominables».

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.