La duda ya estaba sembrada, señores. Comunicado de La Mar de Onuba

«Como él, yo soy tan bueno;
tan rico, no, y a su riqueza igualo
con estar siempre ajeno
de todo vicio perezoso y malo;
y entre buenos es fuero
que valga más la virtud que el dinero»

Pedro de Urdemalas (Miguel de Cervantes, 1615)

por Perico Echevarría, editor y  director de La Mar de Onuba

 

En un burofax fechado el domingo y recibido a primera hora de este lunes en la redacción de La Mar de Onuba, la empresa pública Giahsa (sociedad instrumental de la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva MAS, cuyo logo también figura en el escrito) ha exigido a esta cabecera “que de forma inmediata y en todo caso en el improrrogable plazo de veinticuatro horas (ya transcurridos), retire la información falsa publicada, rectifique y, en el mismo medio se retracte de lo que desafortunadamente ha publicado en el día de la fecha”. En caso de no acceder las exigencias de la empresa pública, “se iniciarán cuantas acciones judiciales penales y civiles tengamos por conveniente para la salvaguarda de los derechos e intereses de Giahsa y del Sr. Domínguez Limón”.

Por su parte, y por la misma vía (burofax), David Toscano Contreras, para el que a pesar de su condición de vocal del Consejo de Administración de Giahsa, en tanto que Alcalde de Aljaraque, el requerimiento de la empresa pública no parece ofrecer la misma cobertura jurídica para la “salvaguarda de los derechos e intereses” que a su director ejecutivo, también se ha dirigido a La Mar de Onuba con el objetivo de pedir la retirada del nuestro artículo de Portada titulado Giahsa: Domínguez Limón (PSOE) y Toscano (PP) acordaron un pago “en metálico” al Ayuntamiento de Aljaraque de 440.000 euros, 176 veces el máximo permitido por la Ley.

No ha lugar a retirar el artículo

Pues bien, estudiada la dominical y urgente petición firmada por Manuel Castillo, Jefe de los Servicios Jurídicos de Giahsa, y de día posterior suscrita por David Toscano, La Mar de Onuba declina tan amables invitaciones y se ratifica en la literalidad del titular y el contenido del artículo citado.

Artículo calificado como “deleznable” (despreciable o censurable, de poco valor o inconsistente) por el letrado de Giahsa, quien sugiere, aunque admite desconocerlos, presuntos “intereses espurios” (bastardos, falsos, fingidos…) que podrían haber motivado la publicación del mismo. Resulta curioso, cuando menos que en el mismo escrito en el que se reprochan a La Mar de Onuba presuntas “insinuaciones”, se viertan, alegremente y desde el desconocimiento confeso, sobre la intencionalidad última del ejercicio periodístico realizado por nuestra publicación. Es un clásico de los políticos y líderes cuestionados atribuir aviesas y ocultas intenciones a la búsqueda de información que obstinadamente ocultan. El castellano, siempre preciso y socorrido, describe este tipo de comportamientos como “matar al mensajero”.

Sostienen los escritos de Castillo y Toscano que La Mar de Onubaacusa a la empresa pública Giahsa de haber pagado en metálico la suma de 440.000 euros al Excmo. Ayuntamiento de Aljaraque”. Sorprendentemente, ambos, personas cultivadas, atribuyen la presunta acusación al propio titular del artículo.

En puridad, las 27 palabras que lo componen no dicen tal cosa, sino que la empresa pública de agua Giahsa, y en su nombre, su director ejecutivo, Manuel Domínguez Limón “acordó” con el Consistorio aljaraqueño dicho pago (440.000 euros) “en metálico”. No es una acusación. Es información. Y en la medida que, como también recoge nuestro titular de Portada, un pago de estas características, pactado entre instituciones de titularidad y presupuestos públicos, supera hasta en 176 veces lo permitido por la Ley, guste más o menos a los ofendiditos, es noticia. La incapacidad de los servidores públicos para entender en qué consiste el noble oficio del Periodismo de ninguna manera puede condicionar o entorpecer el ejercicio del mismo.

El titular

«Estado de cuentas» conformado por David Toscano y Manuel Domínguez Limón el 30 de diciembre de 2014 (clic para ampliar la imagen)

¿Por qué La Mar de Onuba, que barajó otras posibilidades, optó por ese titular para nuestra pieza de Portada? Sencillamente porque así consta en el ANEXO Información sobre el anticipo con cargo a la amortización parcial del canon concesional (ver) que, como Giahsa conoce con anterioridad a la publicación del artículo (sin que haya negado la autenticidad del mismo), obra en poder de esta redacción y se reproduce abriendo este comunicado. En el citado documento se desglosa el “anticipo con cargo a la amortización parcial” (505.375,62 euros, correspondientes al 12 % de 4.211.463,53 €) y se detalla su “forma de abono” de la siguiente manera:

El importe anticipado de la amortización parcial se abonará por Giahsa al Ayuntamiento una vez se cumplan las condiciones impuestas por las Prestamistas y autorizada por ellas la Disposición Solicitada, en la siguiente forma:

      • 440.811,22 € en metálico.
      • 64.531.40 € se compensarán con el importe del saldo vivo de la deuda que Ayuntamiento mantiene con Giahsa en concepto de bonificaciones a la Ordenanzas 2013/2014, que quedará completamente saldada.»

No constan en el expediente al que ha tenido acceso a esta revista objeciones del consistorio aljaraqueño ni a la fórmula ni a la redacción del citado anexo. Así pues, esta revista considera que el titular no sólo es adecuado, sino que refleja con absoluta certeza hechos, sucedidos o no, acreditados documentalmente.

Otra cosa es cómo se realizó el pago. Dice nuestro artículo de Portada: “El pago de los 440.841.22 € «en metálico» se fraccionó finalmente en -al menos- dos partes. Una de 84.080.79 que se liquidaron antes del 30 de noviembre de 2014, y una entrega de 356.760,43 € «en efectivo», el 30 de diciembre del mismo año. A este respecto, la Ley 10/2010, de 28 de abril es clara y así se recoge, de hecho en nuestra pieza informativa: “Se entiende por ‘efectivo’ el papel moneda y la moneda metálica, los cheques bancarios al portador o cualquier otro medio físico, incluidos los electrónicos, concebido para ser utilizado como medio de pago al portador». En el caso que nos entretiene, el pago “en efectivo” de más de 350.000 euros se realizó el 30 de diciembre de 2014, según quedó reflejado en el Estado de Cuentas al que ha tenido acceso La Mar de Onuba (ver imagen a la derecha), cuya conformidad firmaron ese mismo día David Toscano, como Alcalde de Aljaraque, y Manuel Domínguez Limón, como director ejecutivo de Giahsa.

Sin embargo, tanto Giahsa como el Ayuntamiento de Aljaraque sostienen que lo contenido en ese documento no se corresponde con lo realmente sucedido, y que el pago de las cantidades abonadas por la empresa pública se hizo mediante transferencia. A mayor abundamiento, en su burofax, el letrado Castillo, en nuestra opinión de forma burda, temeraria, se permite aseverar que “bastaba comprobar los estados contables de dichas instituciones para cerciorarse de que el referido pago y todos los pagos que se realizan por Giahsa están soportados en transferencias bancarias y sujetas al máximo control financiero bien por la Intervención Municipal bien por las cuentas públicas auditadas de Giahsa”. Acabáramos, Sherlock. Lo cierto es que tanto la empresa pública Giahsa como el Ayuntamiento de Aljaraque denegaron de forma rotunda y reiterada a La Mar de Onuba el acceso a dicha documentación. “No procede”, fue la respuesta en ambos casos, como puede acreditar -fehacientemente y sin espacio para la duda- esta publicación.

Aún así, y como se deduce del contenido de nuestra discutida y -dígase- exitosa pieza informativa, La Mar de Onuba ha podido seguir el rastro del primer 88 % de la capitalización de más de cuatro millones de euros abonadas por Giahsa y contabilizadas por el Ayuntamiento de Aljaraque. Un total de 3.706.087.91 € de los que 3.325.533.31 € se abonaron mediante transferencias de 725.533.31 € (18/11/2013), 750.000 € (17/10/2012), 800.000 (30/08/2012), 400.000 (31/05/2012), 400.000 (27/12/2011) y 250.000 (17/05/2011). De todas estas transferencias constan las correspondientes Cartas de Pagos y Talones de Cargo, así como los números de asiento contable con el que fueron registrados por el Consistorio. También las entidades financieras (Santander, Cajas de Ahorro de Huelva y Sevilla, Unicaja…) a las que fueron transferidas las cantidades referidas.

Talón de cargo correspondiente al pago de 250.000 € realizado por Giahsa al Ayuntamiento de Aljaraque con cargo al adelanto del canon demanial hasta el año 2026 (hacer clic para ampliar la imagen)

Menos en un caso, por cierto, que no ha pasado desapercibido, no podía, para nuestra redacción. El Talón de Cargo (imagen de la derecha) que se corresponde a la transferencia de 250.000 euros de 17/05/2011 tiene asiento contable con el Número de ingreso 320110004659 y fecha 2 de enero de 2013. 1 año, 7 meses, 2 semanas y 2 días después de la fecha en la que, según el desglose del Subdirector del Área Económica de Giahsa, fue realizada. Al contrario que en las otras cartas y talones a los que ha tenido acceso esta revista, en el documento no consta la entidad bancaria que recibió la transferencia, y en él puede leerse una nota manuscrita que dice “en esta fecha se practica la contabilización (estaba pendiente de aplicación)”. Otro misterio digno de mención, noticiable, que en ningún caso supone la imputación de delitos o faltas pero, qué duda cabe, resulta llamativo. ¿O no?

Sigamos. El Jefe de los Servicios Jurídicos de Giahsa, Manuel Castillo Guerrero, sostiene en su escrito que la información publicada por La Mar de Onuba es “falsa”, y que “daña el honor, fama (sic) e integridad de las personas que están al frente de estas instituciones”, Manuel Domínguez Limón, como director ejecutivo de la empresa pública de gestión del agua, y David Toscano, actual alcalde de Aljaraque que también lo era cuando firmó el documento reproducido por esta revista, siendo entonces, además, vicepresidente de la MAS.

Por su parte, el alcalde Toscano, asevera que “con gran desprecio de la verdad, y en un dudoso ejercicio de la libertad de información, usted y su revista han difundido que dicho pago (no queda claro si el primer edil aljaraqueño refiere los 440.841,22 € citados en el titular, o los 356.760,43 € que el mismo visó con su firma en el Estado de Cuentas de 30 de diciembre de 2014) se efectuó en metálico, afirmación que no se corresponde con la realidad y que usted voluntaria y malintencionadamente ha decidido obviar en aras a que su publicación obtenga mayor repercusión, aunque sea en detrimento de la verdad que los ciudadanos tienen el derecho de conocer”.

Lo cierto es que tanto el Equipo de Gobierno que dirige Toscano como la empresa pública Giahsa han negado a La Mar de Onuba ese derecho «a conocer la verdad». A pesar de haberlo solicitado, no se nos ha permitido el acceso a la documentación y asientos que habrían paralizado tanto la publicación de nuestro artículo como la polémica que, efectivamente -a qué negarlo- ha disparado de forma notable nuestro contador de visitas.

Una simple fotocopia o foto que acredite las fechas, entidades bancarias y números de ingreso con el que fue registrada la susodicha transferencia. Sobre todo teniendo en cuenta que Giahsa sostiene que esta se realizó el mismo 30 de diciembre de 2014 (en concordancia con lo reflejado en el Estado de Cuentas firmado ese día por Toscano y Domínguez Limón), mientras que las fuentes autorizadas del Ayuntamiento de Aljaraque consultadas por nuestra redacción la sitúan en el 19 de enero de 2015, veinte días después. Raro, raro.

En cualquier caso, los burofax de Castillo y Toscano denotan, sin ambages, que la información publicada por La Mar de Onuba ha disparado todas las alarmas de quienes ostentan, política o profesionalmente, la responsabilidad de gestionar la empresa pública que surte de agua y otros servicios esenciales a los 68 municipios asociados a la Mancomunidad de Servicios MAS. Provocando la respuesta, pelín sobreactuada a nuestro parecer (¿a qué tanto aspaviento?), ante “la gravedad de las calumnias vertidas en su medio de comunicación”. Al fin y al cabo, si el pago se hubiera realizado, como así parece, en metálico o en efectivo, nos encontraríamos ante una mera “infracción administrativa” castigada con multa, y no ante una “práctica delictiva”, como sostiene la propia Giahsa.

Ejercicio de periodismo

Dicho todo lo anterior, lamentamos tener que comunicar al letrado de la empresa pública Giahsa y al Ilustrísimo Alcalde de Aljaraque que en la elaboración de nuestra pieza informativa se han cumplido escrupulosamente todas las pautas de carácter deontológico exigibles al periodismo. La información ofrecida es veraz y está soportada en la abundante documentación que sobre este y otros temas relacionados con la gestión de Giahsa obran en poder de La Mar de Onuba.

Los señores Castillo y Toscano estiman que nuestra publicación “daña el honor, fama (sic), e integridad del señor Domínguez Limón y el señor alcalde de Aljaraque”, y que “basta igualmente leer su desafortunado escrito para observar que el descrédito que se hace de estas personas va muchísimo más allá del derecho a la libertad de expresión que gozamos en nuestro Estado de Derecho, pues como se ha dicho ut supra, usted es y era conocedor de que la información de la que dice disponer era falsa”.

También sostiene el abogado Castillo que, “a todas luces”, lo escrito en nuestro artículo de Portada denota «una clara intención de dañar” (a Giahsa y al Ayuntamiento de Aljaraque), y “en el mejor de los casos, sembrar la duda de la legalidad en las relaciones institucionales”. En este contexto, señores, la duda ya estaba –documentalmente- sembrada. Ambas entidades han tenido la oportunidad de aportar las pruebas que despejaran cualquier atisbo de dudas. Se han negado a hacerlo, no sin cierta e irrespetuosa displicencia.

Esta cabecera mantiene, por tanto, el titular y el contenido de la información publicada en los términos en los que fueron redactados. Ejercerá -qué remedio, qué coñazo– la defensa a la que hubiera lugar en el anunciado proceso judicial que pagarán de su bolsillo los contribuyentes onubenses y aljaraqueños. Pero como reza nuestro lema de cabecera, en Huelva y donde haga falta, en La Mar de Onuba hacemos “periodismo con todas sus consecuencias”.

Vale.

En Huelva, siendo las 20,20 horas del 29 de septiembre de 2020, día internacional de los Arcángeles y 473 aniversario del nacimiento de Don Miguel de Cervantes Saavedra.

Fdo. Perico Echevarría

Periodista

Editor y director de La Mar de Onuba

PD.- Mañana, 30 de septiembre, se reunirá, en asamblea abierta al público, el Pleno de la Mancomunidad de Municipios MAS. Será una magnífica oportunidad de mostrar los "recibos de la verdad".   


Giahsa: Domínguez Limón (PSOE) y Toscano (PP) acordaron un pago “en metálico” al Ayuntamiento de Aljaraque de 440.000 euros, 176 veces el máximo permitido por la Ley


Acerca de La Mar de Onuba 3575 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.