La doble amenaza de la pandemia para los mineros

La pandemia del coronavirus ha dejado en números rojos el mercado bursátil, así como una crisis sanitaria y social. Sin embargo, el nuevo futuro que ha provocado esta situación se antoja más incierto para algunos sectores, como el de la minería. 

Los trabajadores que conforman este grupo no solo se enfrentan a una caída de la demanda en los próximos meses, sino que también son un grupo altamente vulnerable ante la COVID-19. 

Debido a sus condiciones de trabajo, los mineros están expuestos a numerosos riesgos que podrían afectar a su salud: derrumbes, explosiones, problemas de visión por trabajar en la oscuridad y el desarrollo de enfermedades crónicas por su exposición a sustancias y a la radiación.

VULNERABILIDAD

Uno de los órganos más afectados por el nuevo SARS-CoV-19 son los pulmones. Los pacientes contagiados necesitan refuerzo para poder respirar, por ello y debido al alto volumen de contagios, en las últimas semanas los países han intentado conseguir con carácter de urgencia más respiradores para sus hospitales.

Precisamente, estos órganos son los más castigados en el oficio de la minería, por lo que la llegada de la pandemia ha supuesto para sus trabajadores una doble amenaza.

Los mineros que trabajan bajo tierra extrayendo carbón desarrollan ciertas dolencias por las condiciones en las que realizan sus labores, hasta tal punto que la denominación de una enfermedad hace referencia a ellos. La neumocosis de los mineros del carbón es una enfermedad pulmonar provocada por la continua inhalación de polvo de carbón.

Este tipo de patologías producen que estos trabajadores sean más vulnerables ante el coronavirus que los propios fumadores crónicos.

DESPLOME ECONÓMICO 

La pandemia ha provocado que los precios de las materias primas industriales, como el cobre, el aluminio o el gas natural líquido, se hayan desplomado.

En países como Perú, este sector constituye casi el 60% de sus exportaciones según los datos de la Dirección General de Promoción y Sostenibilidad Minera del Ministerio de Energía y Minas (Minem). Por lo tanto, la minería representa uno de sus pilares económicos básicos desde hace una década.

El movimiento de los mineros peruanos se ha visto reducido desde que comenzó la pandemia, sin embargo, las empresas han afirmado que muchas operaciones no se pueden suspender, ya que esto podría conllevar daños ambientales.

Aunque muchas organizaciones se quejan de las condiciones laborales de los mineros que aún trabajan durante esta crisis, muchos gobiernos y empresas no quieren paralizar el sector debido al desplome económico que esto puede generar.

A pesar de mantener las actividades mínimas, la reducción de personal está provocando el retraso de operaciones y grandes pérdidas frente a la lentitud de la cadena de suministros.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.