La cruzada del PP de Huelva contra la retirada diurna de contenedores en las calles del centro

El PP de Huelva ha emprendido una auténtica cruzada contra la medida del Ayuntamiento consistente en la retirada diurna de contenedores en ocho de las calles más comerciales del Casco Histórico de la ciudad. Una medida destinada a la mejora de la imagen en una de las principales zonas comerciales de Huelva.

Como toda medida que modifica de una u otra forma los hábitos de las personas, no son pocos los vecinos de las calles afectadas a los que está costando “acostumbrarse” a una normativa que implica la participación, obligatoria, de la ciudadanía. La retirada en horario diurno lleva implícita la prohibición de sacar basuras a las calles durante las horas en que estas carecen de los contenedores.

El PP, por boca de la concejala Berta Centeno, insiste en menoscabar la norma municipal: “Lejos de mejorar la imagen de la ciudad, la pésima gestión que se está haciendo de esta iniciativa por parte del Equipo de Gobierno está ofreciendo una pobre imagen de la ciudad tanto a los onubenses que pasan por estas calles, como a quienes nos visitan”. “Los vecinos”, agrega Centeno, “se están acostumbrando a ver diariamente imágenes que hacía décadas que no se veían en nuestra ciudad: bolsas de basura en el suelo en pleno día o ratas rompiendo las bolsas y esparciendo la basura, con las graves consecuencias para la salud que esto puede traer para la zona, además de dañar la imagen que se está ofreciendo de una zona comercial de la ciudad”. La peor imagen de la ciudad la dan quienes la ensucian, no quien dicta normas para que ofrezca una imagen más acogedora.

Cabe inferir que cuando el PP  de Huelva habla en nombre de los “vecinos” que se están “acostumbrando” a ver diariamente bolsas de basura “en pleno día”, se refiere a los mismos vecinos que incumplen la norma municipal que les prohíbe sacar esas bolsas de basura que tanto afean nuestra calles antes del horario regulado. Es decir, a los que lo piensan que lo acordado por el Ayuntamiento de todos no les concierne. Los que sí las cumplen nunca se acostumbran, como el que paga sus impuestos no se acostumbra a la caja B de los partidos. Lo que no es creíble, es que sean vecinos de otras calles y barrios que no están afectados por la regulación de apoyo al comercio de la capital, los que disfrutan de contenedores cercanos a sus viviendas a cualquier hora, los que llevan bolsas de basura a las calles del centro durante el día.

Centeno asegura que defiende a los que sí cumplen la norma que tanto ataca, que son los que “soportan la basura en sus calles”. La basura la soportamos todos; esas calles tienen esta normativa específica por su carácter comercial y de alto tránsito. Sostiene Centeno que “el Ayuntamiento tiene un responsable para que esto no ocurra”. Y se pregunta “si nos tenemos que conformar con seguir teniendo basura en las calles echándole la culpa a los vecinos ‘incívicos’. Pero no hay en sus palabras reproches a quienes, con su mal comportamiento, están impidiendo, boicoteando, la medida aprobada por el equipo de Gobierno del Alcalde Gabriel Cruz.

El PP de Huelva prefiere no cuestionar ni condenar la actitud de los incumplidores. Parece que dé por imposible conseguir una Huelva mejor y más limpia si para ello hay que contar con el concurso de la ciudadanía, y delega la responsabilidad en la Administración Pública. Los populares centran sus iras contra “el responsable del Ayuntamiento” y proponen apostar por la recogida neumática de residuos, “una solución a tener en cuenta para esta zona de la ciudad, en la que el soterramiento de contenedores no está aconsejado por la falta de espacio en calles estrechas, así como por el posible daño a restos arqueológicos”. En el siguiente vídeo podemos ver cómo funciona la propuesta de Centeno:

La medida que propone Centeno es estupenda. Ciertamente lo es. Es un modelo de recogida de residuos idóneo para las ciudades modernas. Pero extremadamente caro para los cascos históricos de las que ya están construidas y tienen otras prioridades, mejores que gastar ingentes cantidades de dinero para ocultar la falta de civismo. El de unos cuantos vecinos que aún no entienden que la norma también les afecta a ellos.

Es la diferencia entre los que ven en la política solo gestión y los que opinan que una las funciones de la política, por antonomasia, es la extensión del civismo: hacer ciudadanía. Educar para la ciudadanía. Medidas como la que pretende mejorar el aspecto de nuestras calles más comerciales, ayudan en ese propósito. Porque su cumplimiento nos concierne a todos; nos implica en hacer más y mejor ciudad. Tardan en ser realmente efectivas, porque los “incívicos” son siempre los últimos en sumarse. Pero hasta los más incívicos de ayer llevan bolsitas higiénicas cuando pasean hoy a sus perros, y fuman fuera de los espacios comunes. ¿Alguien hubiese apostado por esta realidad hace solo diez años?

Desde luego, Berta Centeno y el PP de Huelva tienen razón cuando reclaman del Ayuntamiento una mejor planificación. Siempre hay que mejorar lo que se gestiona para todos. Pero, en cualquier caso, la planificación máxima de esta norma es la que dicta el horario de estancia de los contenedores en las calles. Y con él, las horas en las que los vecinos no pueden desprenderse de la basura de sus viviendas y establecimientos.

Estaría muy bien que en su próxima embestida contra la medida, el PP de Huelva incluyera un llamamiento a esos vecinos para cuidar su propio entorno. A que nos obliguemos unos a otros a querer y cuidar nuestra ciudad. El mejor responsable del Ayuntamiento es siempre el ciudadano.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1638 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.