La Cope y Bonilla tienen un problema

El gobierno del PSOE ordenó el cierre de más de 30 emisoras que Cope ha incumplido.

Pepe Fernández
Editor y director de Confidencial Andaluz

Uno de los papeles envenenados que la administración socialista dejó en los cajones de lo inmediato fueron una serie de directivas, expedientes de sanción, órdenes de obligado complimiento so pena de multas u otras actuaciones administrativas, de la Dirección General de Medios de Comunicación. La ocupaba el que fuera jefe de prensa del alcalde Sánchez Monteserín.

Salvando distancias, años y sistemas, esto es como aquella secretaria General de Información y Turismo de Fraga por donde se pasaba la censura del régimen en los años de postguerra.

Los papeles del cajón eran nada más y nada menos que las certificaciones de que los responsables de las adjudicatarias radiofónicas de Andalucía habían sido notificados para que corrigiesen de inmediato las graves irregularidades cometidas en el espectro radioeléctrico andaluz, especialmente Onda Cero y la Cadena Cope.

Recuérdese que el paquete del grupo Prisa hace años que el Psoe lo consolidó y blindó de común acuerdo con los gestores del grupo de El País. El PSOE, a cambio, siempre mimó a la gente de Jesús de Polanco a las que les dio televisiones, plataformas y un sinfín de ventajas para competir con clara ventaja en el mundo digital, otra cosa es que después no hayan sabido gestionarlo y se hayan entrampado hasta las cejas.

Las emisoras del Grupo SER no fueron alertadas esta vez, en tanto en cuanto sus pecados eran mínimos en comparación con los demás y por nadie denunciado nunca. Más de treinta advertencias si fueron enviadas a la cadena de la Conferencia Episcopal, la Cope, lo que suponía el cierre de una treintena de posters piratas, la mayoría para aumentar la difusión de la señal, montados a la buena de Dios y fuera de la ley humana, como mandan los cánones en aquella casa. Hay que hacer constar que la Cadena Cope ha sido sistemáticamente maltratada durante tres décadas en las concesiones de frecuencias de la Junta de Andalucía. Lo que no parece justificado que haya llegado un gobierno que gusta a los obispos de la Cope para que le pongan en un brete a la hora de hacer cumplir la ley. Sorpresas que da la vida.

Anuncio de sanciones a las emisoras de Planeta y Cope

Una decena de advertencias de sanción les fueron remitidas a Onda Cero, Uniprex SAU, la mercantil del Grupo Planeta que gestiona el negocio radiofónico.

Planeta procuró llevarse bien con Susana Díaz y con Chaves, de ahí que Moreno Bonilla aun recele del grupo AtresMedia pese a que han sido los únicos que han optado por avenirse a las leyes y cumplir con el mandato de la administración (socialista), cerrando sus emisoras piratas, decisión que el nuevo gobierno no ha revocado que se sepa.

En estas estamos. Criticándole a la clase política su afán para que todo siga igual pero manejado por ellos y nosotros, los del mundo de la comunicación, cazando moscas en las divinas jornadas financiadas que nos organizan nuestros mayores en la APS.

Por el contrario, la Cope, según fuentes del sector, no han cerrado ni una emisora, todo ello bajo la advertencia de ‘os echo a Carlos Herrera’. Quien conozca a Carlos Herrera sabe las cosas que nunca hará, como defender una decisión sabiendo que está claramente fuera de la ley.

Y es que esta es una de las claves de la lucha por la audiencia radiofónica en Andalucía actualmente. Sumar posters de emisión tal y como históricamente los tuvo la Ser y de ahí su liderazgo ahora en los Egms con Herrera al frente y ejerciendo de andaluz, dando la cara.

La llegada del gobierno de la derecha a la Junta de Andalucía ha supuesto para muchos creerse lo del giro de tortilla de tal manera que se disponen a comerse medio presupuesto institucional de publicidad entre unas cuantas empresas y muy seleccionadas del mundo de la comunicación. Es la ‘tasa medios’ que Moreno Bonilla debe pagar, de la misma forma que antes lo hicieron Susana, Griñán, Chaves, Borbolla etc etc. Un presupuesto que tiene dueño antes de salir a concursar en el Boja.

Los cabezas de huevo de la Cope en Madrid han resuelto como afrontar su crisis y se han creído que operaban en un paisaje de tierra por conquistar.

Han quitado al frente de la dirección regional a Joaquín López Sáez, jerezano, con magnifica trayectoria profesional, y han colocado al malagueño Adolfo Arjona, al que se le supone cercanía con el nuevo ‘Gaspar’ de la situación, esto es el malagueño Elías Bendodo. (Arjona es director de Cope Málaga).

Si el gobierno bipartito de la Junta quisiera realmente ofrecer una imagen de regeneración en su forma de actuar con los medios lo tienen muy sencillo. Audiencias medidas que te crio y que saque más dinero quien lleve la publicidad institucional a más gente. Así se acababan todas las sospechas y malas babas en el mundo de la comunicación y el periodismo. Dándole a cada uno lo suyo. Que los lectores de un medio sepan que llevar publicidad de la Junta no supone un trato de favor, sino liderar una audiencia que otros no tienen. Punto y final. Pero no, eso no permite la manipulación política de la información y la opinión desde el poder.

Volviendo a los expedientes a las radios, como quedó dicho Onda Cero cumplió con su parte del trato y cerró a regañadientes la actividad, mientras que la Cope se niega a ejecutar esa orden ya que, entre otras cosas, perjudicaría sensiblemente sus índices de oyentes en Andalucía. Un buen pico de orejas a añadir al resto de la audiencia Cope del país.

Un nuevo descosido para Juanma

Un nuevo descosido para el bipartito, especialmente para el PP, tras la descubierta publica del burófax de marcos Contreras de Cajasol a la Junta sobre la Fundación. Una nueva patata caliente donde la derecha se enfrenta a sus primeros camaradas de lucha con los que debería compartir el cáliz de la victoria. Pero es la ley, dura Ley, la que les empuja a que se cumpla sin más remedio. Dudo mucho que el anterior ocupante de la Dirección General de Medios de Comunicación, el periodista socialista Eugenio Cosgaya, haya vulnerado tontamente un procedimiento que habitualmente llevan funcionarios de toda la vida en el departamento. De ahí que ni siquiera una solución salomónica sea viable tal y como están las cosas. La Cope y Bonilla tienen un problema

De igual forma que hemos criticado en el pasado la entrega de la Junta socialista al Grupo Prisa, deben saber quiénes hoy mandan que queda mucha gente legitimada para decirles a la cara “así tampoco”, desde ahora y hasta que lleguen las elecciones o cuando los de Vox quieran.

El que no se hayan tomado decisiones sobre inversiones publicitarias institucionales de la Junta en los próximos años tiene de los nervios a todos, incluido a un consejero (de Cs) que se ha llegado a sentir “amenazado y chantajeado” desde un medio de comunicación próximo al PP.

Va a resultar muy interesante comprobar en esta etapa y en este contexto mediático como predican con el ejemplo muchos a los que se les ha llenado la boca de denunciar eso tan genérico y etéreo de ‘corrupción de los Eres’. Esos mismos que ahora ‘matan’ para que se les respeten los presupuestos del 18.

Sabremos cómo es la vara de medir del PP y de Ciudadanos en Andalucía, como la aplica de distinta forma a sus amigos y a sus adversarios. Porque esa es la médula de este gobierno, la falta de una ideología que de norte a sur la cumplan todos sus miembros más destacados. Y no solo con un micrófono delante, sino firmando en el Boja como dice la puta Ley.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 2543 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.