La capitalización bursátil de las grandes empresas tecnológicas bate el récord mundial

por Francisco Villanueva.

Las 5 plataformas de supercomputación de EE.UU – Apple, Google, Microsoft, Amazon y Facebook -, junto con las 2 principales competidoras chinas (Alibaba y Tencent) son los grupos empresarios más cotizados del mundo (juntos tiene un valor bursátil superior a 8 billones de dólares); y lo notable es que todo indica que están en la fase inicial de este camino de extraordinaria valorización, sin que presenten signos de maduración descendente o negativa.

Las 5 grandes high tech norteamericanas tendrían ventas por más de 100.000 millones de dólares de EEUU este año, lo que implicaría un alza de 14% anual en sus ingresos respecto a los niveles de 2017.

El gasto en el mercado global de tecnología de la información ascendería a 3,7 billones de dólares en 2018; y el comercio por Internet (e-commerce) representa él solo 14% de las ventas minoristas en EE.UU., 9% en Europa, y 22% en China (Alibaba es responsable de más de 80% de ese total).

La “nube” o cloud computing – la plataforma de hipercomputación que encabeza Amazon se ha transformado en sinónimo de una nueva revolución tecnológica más allá de Internet; y une a su potencia excepcional la comprobación de que sólo se halla en la fase inicial de su desarrollo.

Lo muestra el hecho de que solo 19% de las 88.000 empresas transnacionales que constituyen el sistema integrado de producción han trasladado sus sistemas de computación a la “nube”, a pesar de la diferencia de costes de más de 30% con tendencia a la gratuidad que caracteriza a la cloud computing. Los servicios en la “nube” aumentaron 29% en 2017, y las ganancias superaron 63.200 millones de dólares en este periodo.

La regla en las grandes plataformas high tech, que son las impulsoras del capitalismo avanzado del siglo XXI, es que el crecimiento se acelera a medida que más se expanden, y el ritmo de auge se identifica con la tasa de inversión en capital, que ha aumentado 15% por año en la última década.

Por eso Apple, Google, y Microsoft dispusieron de 464.000 millones de dólares en capitales líquidos para invertir en 2017 (Apple dispuso de 241.000 millones). El conjunto de las high tech es titular en el exterior de EE.UU. de 1,8 billones.

A partir de 2009, el capital líquido disponible de las empresas norteamericanas no financieras ha aumentado 11% por año, y hoy es dos veces y medio mayor al que disponía en 2008.

Esta excepcional hiperliquidez del capitalismo avanzado ha estado acompañada por un rasgo simultáneo pero de signo contrario, que es la escasa disposición a invertir, responsable de la más baja tasa de inversión de los últimos 70 años (12.9% del PIB en 2016).

La razón de esta disparidad es el alto coste del capital en EE.UU., derivado de la tasa del impuesto a las ganancias corporativa más elevada del mundo avanzado (35%), 10 puntos por encima del promedio de la OCDE.

El rasgo característico de Amazon es que invierte en capital la totalidad de sus ganancias, y más, como lo revela su endeudamiento de 10.000 millones por año a partir de 2009.

Su objetivo es ampliar incesantemente la infraestructura de la “nube”, como forma de profundizar su liderazgo en la tecnología esencial de la época. Esta decisión estratégica se manifestó a través de una inversión de 9.500 millones de dólares en 2015 y de 12.500 millones en 2016.

De esa manera, amplió en más de 30% las redes de servidores que ha desplegado en 41 países, con un aumento de más de 400% en su capacidad de procesamiento de la información en los últimos 6 años, y un stock de capital que es 4 veces superior al de sus 4 principales competidores sumados.

Apple se cotizó en 900.000 millones en el último trimestre de 2017 (+155% anual respecto a 2016). Significa que aumentó su valor 40% el año pasado, y más de 1.000% en la década previa. La empresa fundada por Steve Jobs va a repatriar más del 80% de los 241.000 millones que tiene en el exterior con el pago de un impuesto de 14,5% establecido por el nuevo régimen impositivo.

Prevé destinar esos capitales a la promoción de empresas manufactureras de alta tecnología, capaces de convertirse en proveedoras de sus equipos en EE.UU. (sustituyendo a la tarea que realiza Foxconn en China).

También realizará una inversión de 50.000 millones de dólares en 5 años en colegios terciarios de Tejas y otros estados para formar una fuerza de trabajo manufacturera de alto nivel de calificación. La Asociación Manufacturera Americana señaló que hay 4 millones de puestos de trabajo industriales que no han sido ocupados por carecer el mercado de trabajadores con la calificación suficiente.

Las prioridades de las empresas de alta tecnología norteamericanas son nítidas en 2018, cuando se disponen a destinar a la inversión la gigantesca masa de recursos que disponen ante todo en el exterior, y que el recorte de impuestos decidido por el gobierno de Donald Trump ha incrementado en más de 30 puntos.

 

Francisco Villanueva Navas, colaborador de La Mar de Onuba es economista y periodista financiero.

@FranciscoVill87

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1636 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.