Karl Liebknecht

Por Eduardo Montagut.

 

Karl Liebknecht es un personaje clave en la Historia del socialismo alemán, con un final trágico. En este artículo nos acercamos a su vida y obra.

Karl Liebknecht nació en Leipzig en el año 1871. Su padre fue un personaje destacado de la Historia de la socialdemocracia alemana. Wilhelm Liebknecht (1826-1900) participó en la fundación del Partido Socialdemócrata Alemán. La vida familiar fue muy dura debido al encarcelamiento del Wilhelm, por lo que no pudo estudiar, aunque esto no impidió para que se formara por su cuenta. En todo caso, el Partido le pagó los estudios superiores en Derecho y Economía reforzando su temprano e intenso compromiso político.

Realizó el servicio militar para, posteriormente, ejercer la abogacía en Westfalia. Comenzó a ser conocido por su trabajo, especialmente cuando se encargó de la defensa de los campesinos que había intentado implantar el comunismo. En 1907 fundó la Unión Internacional de Organizaciones Socialistas Juveniles en Stuttgart. Ese año fue importante también porque publicó el libro Militarismo y Antimilitarismo, donde criticó con contundencia el creciente militarismo alemán, en plena época de la paz armada. Estas críticas le llevaron a la cárcel. Al año siguiente fue elegido diputado en la Cámara de Diputados de Prusia. El salto al Reichstag se produjo en 1912.

Liebknecht se significó en el parlamento alemán por su acusado antimilitarismo, lo que le valió conflictos no sólo con las fuerzas políticas contrarias sino en el propio seno del SPD. Votó en contra de los créditos de guerra al estallar la Primera Guerra Mundial. Era fiel a sus ideas y a las de su padre que, en su momento, se pronunció contra la guerra franco-prusiana, así como al espíritu de la Internacional Socialista. No le dejaron pronunciar el discurso donde justificaba su voto, ni pudo publicarlo en la prensa, debido al ambiente de encendido patriotismo que se vivió en aquellos momentos. Al final, consiguió publicar el texto en Suiza.

Fue movilizado y enviado al frente ruso donde se le encomendaron tareas en la cocina y de sepulturero, una experiencia que le marcó de forma indeleble, motivando que fuera licenciado del servicio.

Sin lugar a dudas, la Gran Guerra produjo una profunda crisis en la izquierda alemana, precisamente por la distinta actitud de sus miembros ante el conflicto bélico. Si al principio se pudo contener a los críticos de la guerra menos a nuestro protagonista, al presentarse el presupuesto en marzo de 1915 treinta diputados socialdemócratas votaron en contra de su aprobación. En diciembre de ese mismo año fueron veinte diputados los que votaron contra la guerra. El día 24 de marzo de 1916 el sector contrario a la guerra en el Reichstag fue expulsado del grupo socialdemócrata y también del Partido. El 6 de abril de 1917 en Gotha se creó el Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania (USPD). El líder de la nueva formación sería Hugo Haase, que había liderado la fracción izquierdista del SPD contraria a la guerra en el parlamento.

Por otro lado, estaba el círculo de Rosa Luxemburgo que luchaba por el derrocamiento de la monarquía y por el fin de la guerra. Desde el año 1915 comenzaron a hacer una intensa propaganda para dar a conocer sus propósitos. En abril de ese año este grupo, junto con Liebknecht, Clara Zetkin y Franz Menhring, editó un único número de un periódico denominado “Internationale”, profundamente crítico con la actitud del SPD por considerar que era nacionalista y por haber traicionado los ideales de la Internacional. Además crearon un grupo nuevo con el mismo nombre, aunque en enero de 1916 pasaron a ser el Grupo Spartakus, o Liga Espartaquista, cuya denominación se refería al famoso esclavo que se enfrentó a las legiones romanas. Al comenzar ese mismo año, Liebknecht fue expulsado del SPD. Durante la guerra fueron muy activos en su propaganda antibélica, aunque su influencia fue muy relativa. A pesar de eso, las autoridades temieron la popularidad de Liebknecht; le detuvieron y encarcelaron en 1916, a partir de su participación en una manifestación antibélica. En reacción se produjeron manifestaciones, protestas y huelgas. Rosa Luxemburgo también fue detenida pero eso no le impidió seguir trabajando desde la cárcel. Los espartaquistas terminaron por asociarse con el USPD en 1917, aunque de forma autónoma.

En el otoño de 1918 la situación provocada por la guerra se convirtió en insostenible. Estalló la Revolución de Noviembre, comenzando con el motín de los marineros de Kiel, prendiendo por gran parte de la geografía alemana. El káiser abdicó el día 9. El gobierno del canciller Max de Baden decidió liberar a Liebknecht.

En diciembre, los espartaquistas confluyeron en el denominado Partido Comunista (KPD) en un intento de aunar diversos grupos y fuerzas. En los comienzos del mes de enero de 1919 estalló el levantamiento espartaquista, pero, en realidad, no fueron los espartaquistas los que iniciaron el movimiento. Se gestó en diciembre en el seno del Primer Congreso Soviético de Alemania en Berlín, que exigió la disolución del Ejército alemán. El nuevo canciller, el socialdemócrata Ebert, se negó a aceptar las demandas. Rosa Luxemburgo era consciente que la situación alemana no era como la rusa en 1917, y, por lo tanto, dudaba del éxito de la Revolución. Al final, Karl Liebknecht decidió que había que sumarse a los huelguistas, obreros y soldados que habían regresado del frente, porque temía que una actitud dubitativa pudiera ser fatal para el movimiento obrero y para la propia causa. Rosa Luxemburgo discrepó pero decidió no seguir polemizando y prestó su apoyo. Al ser el grupo mejor organizado, Liebknecht consiguió ponerse al frente del levantamiento.

El canciller socialdemócrata Ebert no estaba dispuesto a que prosperase la Revolución. El nuevo Gobierno pretendía mantener el orden a toda costa para no alarmar a la burguesía alemana y para poder afrontar las negociaciones con los aliados. En este empeño encontró el apoyo de las fuerzas más conservadoras, organizadas en los restos del Ejército alemán y en los Freikorps, los grupos paramilitares de la extrema derecha. Efectivamente, el levantamiento fue aplastado. Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo fueron arrestados y asesinados el 15 de enero de 1919.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1357 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.