Joven saudí Rahaf Mohammed al Qunun consigue estatuto de refugiada de la ONU

La joven saudí de dieciocho años Rahaf Mohammed al Qunun, quien huyó de su familia por temor a que la mataran después de haber renunciado al Islam, ha conseguido que la ONU le conceda estatuto de refugiada y viaja hacia Canadá, ha informado el jefe de la oficina de inmigración de Tailandia, Surachate Hakpark.

El 5 de enero de 2018, informa Amnistía Internacional (AI), Rahaf, hija del gobernador de la ciudad de al-Sulaimi en la región de Ha’il, huyó de Kuwait, donde estaba de vacaciones con su familia, camino de Australia e hizo escala en Suvarnabhumi, el aeropuerto tailandés de la capital, Bangkok, donde un representante de la embajada de Arabia Saudí le confiscó el pasaporte, con el beneplácito de los servicios tailandeses de inmigración, impidiendo que continuara el viaje.

Para evitar ser embarcada a la fuerza en un vuelo de regreso a Kuwait, Rahaf se atrincheró en un hotel de la zona de tránsito del aeropuerto acompañada por la periodista australiana Sophie McNeill, del canal ABC.  Según sus declaraciones, su familia la ha sometido a malos tratos físicos y pisicológios, y ha amenazado con matarla porque no sigue los preceptos del Islam. Según la ley saudí, la apostasía del islam en un delito que puede castigarse con la pena de muerte.

Según su abogado “habrían hecho mejor quitándole el teléfono que el pasaporte” porque inmediatamente inició una campaña en las redes sociales, con la que consiguió captar la atención internacional.

A raíz de los tuits  publicados por la joven, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) decidió tomarla bajo su protección, concederle el estatuto de refugiada (que normalmente conceden los estados, pero que la ONU otorga cuando no quieren hacerlo) y gestionar la concesión de un asilo humanitario.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.