Isabel Brito, candidata de Equo-Verdes-Iniciativa Andalucía: «Las administraciones no están suficientemente comprometidas con una solución para los fosfoyesos»

Isabel Brito, 48 años, casada, con dos hijas, licenciada en Biología y funcionaria, concurre a las elecciones autonómicas como cabeza de lista de Equo Verdes-Iniciativa Andalucía por Huelva. Apuesta por la implantación de una Renta Básica Universal que debe pagarse con una «fiscalidad verde» y acometiendo los impuestos sobre las grandes fortunas. Cree en el ecofeminismo y en cambiar el modelo productivo de Andalucía. Asegura que las administraciones públicas no están lo suficientemente comprometidas con una solución para los fosfoyesos y que no se está dando a la ciudadanía la información veraz para que pueda decidir sobre este espinoso asunto. Se moja para rechazar los acuerdos de Navantia con Arabia Saudí porque es un estado que no respeta los Derechos Humanos. Comparte cartel electoral a nivel regional con la actual parlamentaria Carmen Molina, que concurrió en las elecciones de 2015 en coalición con Podemos, formación que esta vez va sólo con Izquierda Unida y otras fuerzas como Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista, una coalición que Equo ha preferido no compartir en esta ocasión.

Isabel Brito.- Entendemos que no se ha respetado el trabajo realizado en esta Legislatura. Nuestra diputada, Carmen, ha estado en el seno del grupo parlamentario y ha sido  honesta, ha sido fiel y ha sido activa. Ha hecho un trabajo magnífico. Y no se han respetado las opciones que tenía Equo de tener una representación parlamentaria.

La Mar de Onuba.- ¿Y qué lectura hacéis de esa “falta de respeto”?

IB.- O es una manera de decir que el trabajo no ha gustado, o que hemos sido entendidos como competencia. Para nosotros es muy importante poder llevar a las instituciones la ecología política con letra mayúscula, y digo con mayúscula porque cuestiones como la defensa de los Derechos Humanos frente a la situación de Navantia en Cádiz no era discutible. Hay que trabajar por una transición en la que no se deje a nadie fuera, pero la alternativa no puede pasar por suscribir contratos con Arabia Saudí, sino por trabajar por el empleo para todos y todas, o bien por una Renta Básica Universal, pero no por mantener contratos con países que no respetan los Derechos Humanos. Ante esto, y viendo que no teníamos opciones de estar con ellos, vamos a defender nuestro programa con todos los máximos.

LAMDO.- Para entendernos, ¿“no teníamos opciones de estar con ellos” significa que Podemos no garantizaba la presencia de Equo en la cámara andaluza?              

IB.- Efectivamente, ya de por sí el trabajo de Equo teniendo representación parlamentaria se ha tenido que consensuar en el marco del grupo, hemos tenido que renunciar a determinadas cuestiones. Por ejemplo, para nosotros, en la Ley de Cambio Climático la reducción de emisiones a la atmósfera no debe ser de un 18 % respecto de 2005, sino de un 55 % de las emisiones. Defendemos un objetivo mucho más ambicioso. Y si de ya, de entrada, no se nos va dar la oportunidad de defenderlo en el Parlamento, pues nos presentamos solos con nuestro programa; siempre habrá mucha gente, mucha o poca, que comparta este mensaje y pueda tener la opción de defenderlo de cara a las elecciones.

Isabel Brito responde a las preguntas del director de La Mar de Onuba, Perico Echevarría

LAMDO.- Aseguras siempre que tu motivación es llevar la ecología política a las instituciones Esto de la ecológica política, ¿está suficientemente explicado?

«La defensa de los Derechos Humanos frente a la situación de Navantia en Cádiz no era discutible. la alternativa no puede pasar por suscribir contratos con Arabia Saudí«
IB.- Se trata de transformar las instituciones para hacerlas más democráticas, participativas y útiles para las personas. Aspirar a vivir una vida digna de ser vivida. Eso no significa solamente tener un empleo y llegar a fin de mes, sino poder disfrutar de un aire limpio, de zonas en las que recuperar espacios de convivencia, de valorar todo lo que nos rodea poniendo en el centro la vida. Como elemento principal. Esa es base de nuestro programa, poner en el centro la vida.

LAMDO.- ¿Superando lo que se ha venido conociendo como partidos ecologistas?

IB.- El ecologismo puede ser visto desde el activismo, como una reivindicación y una reclamación, depende un poco de en qué contexto; puede ser por un aire limpio, por un agua limpia, por tener menos residuos… Este es un paso más. Un paso para hacer efectivo, desde la política, y en la colaboración de las personas, que ese mundo sea posible. Porque, además, es que es necesario.

LAMDO.-  ¿Hablamos de propuestas electorales?

IB.- Me voy a dirigir ahora mismo a tres colectivos fundamentales para nosotros. Uno son las mujeres. Tenemos un bloque entero de ecofeminismo en el que vamos a abordar cómo dentro de los sectores emergentes, de las energías renovables, del transporte sostenible, de la pesca, de la agricultura, las mujeres de Huelva y de Andalucía tienen mucho que decir. Muchas mujeres, sobre todo en el mundo rural, pueden verse beneficiadas por nuestras propuestas. Vamos incentivar esa incorporación de las mujeres al mundo laboral en condiciones de Igualdad, y a tratar de despatriarcalizar todas las instituciones. Por otra parte, vamos a trabajar intensamente para que todas las medidas incorporadas al Pacto contra la Violencia de Género a nivel del Estado con competencias en Andalucía sean llevadas a cabo. Y también, expresamente, contra la trata, la prostitución y la esclavitud sexual. Que además sufren muchas mujeres migrantes en nuestra provincia.

Otro colectivo son los jóvenes. Hacemos mucho hincapié en la investigación y el desarrollo. Proponemos subir el Producto Interior Bruto en al menos un 3 % entre inversión pública y privada para I+D+i con la componente de que retorne la población a los municipios rurales. De hecho las nuevas líneas de financiación europea van a venir por ese retorno. Estamos tratando de hacerle ver  a la gente que tenemos gran parte del territorio despoblado, mucha gente en las fronteras y muy poca calidad de vida y mucha precariedad en las ciudades. Por tanto, el cambio de modelo también pasa por volver a repoblar desde la calidad de vida nuestros pueblos, y con gente joven.

«Vamos a trabajar intensamente para que todas las medidas incorporadas al Pacto contra la Violencia de Género sean llevadas a cabo. Y también, expresamente, contra la trata, la prostitución y la esclavitud sexual«
Por otra parte estamos comprometidos, y llevamos muchas personas en las listas vinculadas al colectivo andaluz contra el maltrato animal, con un programa muy completo en cuanto  a derechos de los animales, tanto para preservarlos del abandono animal, como para luchar para que se acabe con festejos que promueven el maltrato y la muerte de los animales. Es un vehículo fundamental para poner en el centro la vida, para empezar a dar valor a cosas a las que el  mercado no da ninguno.

También queremos poner en el centro la economía de los cuidados, que hasta ahora ha estado invisibilizada y no ha estado remunerada, pero que necesitamos de la corresponsabilidad tanto de las administraciones como de nuestros compañeros hombres. Para que realmente tengamos un mundo más justo, más equitativo y más solidario.

Y por supuesto, los temas medioambientales como puntos claves. La economía circular, que se está vendiendo mucho a niveles de estrategia, pero que, realmente, desde la Administración no se está haciendo una apuesta por la economía social y el emprendimiento, y que es muy necesario para no empezar a tratar los residuos solo desde la economía de escala. No solo dos macroplantas, por ejemplo, de residuos en la provincia de Huelva que están contaminando un entorno donde a lo mejor lo que hay son dos mil habitantes, sino ir a dar una segunda vida a los residuos y a partir de ella generar empleo de calidad que no se pueda deslocalizar y recuperemos nuestros entornos, que tanta falta hace.

LAMDO.- Apostáis en vuestro programa por promover un cambio de modelo productivo en Andalucía para “construir una sociedad más igualitaria, justa y sostenible”. ¿Esto cómo se come, Isabel?

IB.- Pues se trata de utilizar los recursos naturales que tenemos, que son muchos y ofrecen muchas oportunidades. Pero, dicho en pocas palabras, sin malgastarlos y sin degradarlos. Tú puedes disfrutar de los espacios naturales protegidos que tienes, del aire, del agua… sin necesidad de contaminarlos. Porque tenemos potencia para ello, porque hay tecnología y porque la gente está preparada. Quizás hace cuarenta años la gente que trabajaba en el Polo Químico de Huelva tenía una formación más escasa; de hecho, el personal técnico venía de fuera, y la mano de obra era la que pertenecía a la provincia, lo que provocó un éxodo de los municipios a la ciudad. Hoy nuestra gente está preparada, está formada, y tiene capacidad para, a través de la economía circular, de las energías renovables, de un turismo responsable y sostenible, poder hace de esta provincia un lugar con calidad de vida y con empleos dignos y verdes.

«Nuestra gente está preparada, está formada, y tiene capacidad para, a través de la economía circular, de las energías renovables, de un turismo responsable y sostenible, poder hacer de esta provincia un lugar con calidad de vida y con empleos dignos y verdes«
Las energías fósiles están tocando a su fin, y no solamente porque contaminen, sino porque estamos en lo que se denomina “el pico del petróleo”, que es cada vez más caro y de peor calidad. Esto está generando una falta de calidad de vida, es algo que vemos en grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla, que ya se plantean   preguntas impensables hace unos pocos de años, como que en 2030 no haya vehículos en el centro de las ciudades. Pues nosotros lo que queremos para Huelva es impulsar pequeña y mediana empresa en las que el valor añadido de quede aquí. A partir de una producción limpia y de energías alternativas. Ya la tecnología es barata, tenemos el recurso principal: sol y viento. Y además esto nos va a permitir democratizar la energía. Es decir, que la energía no quede en manos de unas pocas  grandes empresas que nos están matando a impuestos consumamos lo que consumamos, sino que podamos ir a un modelo de generación de electricidad a partir de energía limpia, distribuida, y permitiendo crear pequeñas y medianas empresas que faciliten un empleo que  no se pueda deslocalizar. Es decir, evitar que esas empresas, a pesar de tener beneficios, como ya pasó con ENCE y otras muchas, se vayan, nos dejen sus residuos -ahí tienes el caso de Fertiberia- y no se quede el valor añadido en nuestra provincia. El cambio de modelo productivo pasa por un cambio de modelo de ese tipo, pero sin dejar en la cuneta a nadie.

IB.- También proponéis implantar la Renta Básica Universal.

Sí, nosotros abogamos en esta transición por la Renta Básica Universal. Incondicional y que no esté subvencionada, que no sea una cuestión de que esté tal partido y me dé una ayuda, y permita la gente tener acceso a derechos básicos como la alimentación, la luz y el agua. Para nosotros es importante poner en el centro la vida, y tal y como se está desarrollando la transición que tenemos en marcha, sí o sí va tener que darse. Ya de hecho, el cambio climático lo tenemos encima, el cambio de modelo energético lo tenemos encima, la transición social y política la tenemos encima… Está habiendo una transformación importante de la sociedad. En todo este tiempo vamos a necesitar que se le dé valor a muchas cosas que el mercado no ha valorado, a mucho trabajo que ha estado invisibilizado. Que nosotros no llegamos a una fábrica “de la aguja”, planchados, bañados, con nuestros mayores atendidos y nuestros niños en los colegios, sino que todas esas labores, que en un ochenta por ciento ha venido siendo desarrollado por mujeres, hay que ponerlas en valor. Incuso mucho trabajo voluntario que se hace para que el mercado pueda sostener o hacer crecer la economía y el PIB. De hecho, hay datos que hablan del porcentaje que este tipo de trabajos repercuten al Producto Interior Bruto de una región o de un país.

«Abogamos por la Renta Básica Universal. Incondicional y que no esté subvencionada, que permita la gente tener acceso a derechos básicos como la alimentación, la luz y el agua«
En una región como Andalucía, que es actualmente la que tiene mayor índice de paro, con infraestructuras sobre todo en transporte, son tan escasas y dejan muchísimo que desear, queremos hacer una apuesta  importante por el ferrocarril, no sólo para pasajeros sin t también para mercancías, y no solamente a niveles de AVE, un modelo con el que no estamos para nada de acuerdo, sino con uno que realmente vertebre toda la provincia y permita llevar la vida a los municipios., Esto no se va sostener de otro modo que no sea, como no va poder haber, al menos en un tiempo, empelo para todo el mundo, con una Renta Básica Universal e incondicional que permita las personas tener un básico para vivir; para sostener su vida, para poder pagar la vivienda, luz, el agua… recursos vitales.

LAMDO.- ¿Y eso tiene un precio?

IB.- Si no recuerdo mal, la estimación es de seiscientos y algo de euros al mes.

LAMDO.- Y la propuesta de Equo para poder sostenerlo es… Porque hay ideas que por definición parecen muy buenas, pero siempre llega el aguafiestas de turno que pregunta cómo se va a pagar.

IB.- Hemos trabajado mucho el capítulo económico de nuestro programa. Y hemos desarrollado mucho la parte de “fiscalidad verde”. Es importante acompañar estas medidas con otras que incentiven, por un lado, a las energías alternativas, y por otro generen impuestos sobre las energías sucias. Esta puede ser una vía de ingreso. También son importantes que todos esos impuestos a las grandes fortunas se lleven a cabo. O incluso el impuesto de sucesiones, que ahí está. Tuve ocasión de escuchar el otro día en el programa Salvados algo que se desconoce, pero que es así, no todas las comunidades autonómicas parten de las mismas situaciones en cuanto a financiación ni en cuanto a habitantes, ni en cuanto a situaciones de generación de riqueza. Por tanto, para nosotros, los impuestos son importantes, y hay impuestos que, si tú desincentivas a las energías sucias, pueden ser un aporte para esa renta básica universal e incondicional.

LAMDO.- También habéis puesto ponéis cifras al gasto en Educación y Sanidad.

IB.- Sí. El 7 % para Educación, y otro 7 % para Sanidad. En Sanidad además con la cuestión adicional de trabajar por la salud ambiental  y preventiva. Es decir, acompañado a lo que puede ser el refuerzo del personal sanitario, porque tenemos, además, muy buenos investigadores y muy buenos profesionales que están teniendo que salir de Andalucía. También abundar mucho más en las políticas preventivas, en la calidad del aire, en la de los alimentos que tomamos, en la de la ciudad en cuanto a ruidos, del agua que bebemos… que puedan repercutir en una prevención de todas esas enfermedades, muchas de ellas provocadas por los altos índices de contaminación que sufrimos en la ciudad.

LAMDO.- Hablando de Huelva, citabas antes el Polo Químico y no sé si esto que te voy a decir es una sensación mía o trasciende mi propia opinión, pero parece que flote en el ambiente una especie de ofensiva de organizaciones como la Aiqbe, la FOE o la propia Junta de Andalucía para una gran reindustrialización de ese espacio.

IB.- Para nosotros ese futuro pasa porque haya una amplia participación ciudadana en la toma de decisiones sobre qué queremos de Huelva para los próximos 20 años. Y que la industria parta de una producción limpia que deje aquí el valor añadido. ¿Para hacer el qué? Pues se está hablando de química verde y de otra serie de alternativas. Será una mesa amplia de consenso de la ciudadanía la que tenga que decidir el futuro industrial que quiere para Huelva. Porque desde luego no va pasar por la energías fósiles, al menos desde nuestro punto de vista.

LAMDO.- Sobre las mesas de participación, Equo se abstuvo el otro día en la propuesta de reglamento para el Órgano de Participación de los Fosfoyesos, y el motivo que distéis fue, precisamente, referente a cuestiones sobre la participación de la ciudadanía en este proceso.

IB.- Sí, nosotros proponíamos un bloque entero para que el Ayuntamiento fuera más proactivo a la hora de favorecer la información a la ciudadanía, e incluso invitar a la gente a participar en esa mesa.

LAMDO.- Se supone, escuchando a nuestros mandatarios, que la solución a los fosfoyesos será “la que Huelva decida”.

«Ahí no sólo hay fosfoyeso, sino que hay cenizas de pirita, hay fosfoyeso negro, hay residuos urbanos, hay sales de flúor… . Es una bomba química, como la han definido personas de la Universidad de Huelva«
IB.- Se supone. Sin embargo, cuando tú miras al lateral de ese salón de plenos y  ves todas las sillas vacías, cuando en otros contextos y otros temas que se abordan allí sí hay personas, pues entendemos que el Ayuntamiento no está haciendo esa labor de proactividad que se necesita para implicar a la ciudadanía en este tema. Y sobre todo para dar información veraz. Aquí se están vertiendo informaciones muy serias. A la próxima reunión va a venir el Consejo de Seguridad Nuclear, porque no es que sea una evidencia, es un hecho que hay zonas  con radioactividad, perfectamente delimitadas, y sin embargo a la población no se le da una información fidedigna, y creemos muy importante la conozca. Entre otras cosas porque por la presión ciudadana pasa la urgencia de encontrar una solución. Lo que no puede ser es que unas alegaciones estén presentadas desde primeros de año y la Declaración de Impacto Ambiental sobre un proyecto que es insuficiente para Huelva, como el presentado por Fertiberia, vaya a producirse en marzo. Está claro que para una sentencia que lleva sin ejecutarse casi diez años no es la respuesta que la población está esperando y que necesita. La población necesita estar informada para poder presionar y que se acuerde una solución de una vez por todas.

LAMDO.- ¿Y cómo se articula llevar esa información a la población?

Nuestra propuesta para ese reglamento era que desde el Ayuntamiento se diera información a través de las asociaciones de vecinos, se televisaran las sesiones de la Mesa de Participación, se difundieran a través de las redes sociales  las conclusiones de esa mesa, que se invitara a la gente… Mira, una de las propuestas que llevábamos era de forma aleatoria se escogiera del censo a personas desde los 16 años para que vinieran expresamente a participar en la mesa. Creemos que es muy importante, y que más que un órgano consultivo debe ser un órgano desde el que avanzar, en el que, además, proponíamos comisiones de trabajo específicas con un calendario para que por zonas se fuera diagnosticando  todo lo que hay en las balsas y que el trabajo del comité de expertos se agilizara, algo que no está haciendo. De hecho estaba pendiente la firma de un convenio con la Universidad de Huelva para esa agilización y a día de hoy está todavía sin firmar. ¿Qué conclusión sacamos? Que el Órgano de Participación es un órgano para justificar el papel del Ayuntamiento sin necesidad de ir mucho más allá.

Isabel Brito y Carmelo Feria, cabezas de lista de EQUO-Verdes-INICIATIVA Andalucía por Huelva

LAMDO.- ¿Crees que las administraciones no están suficientemente comprometidas con la solución para los fosfoyesos?

IB.- No, no lo están. De ninguna de las maneras. No lo estuvo la Junta de Andalucía con el plan de calidad ambiental de Huelva y su entorno, donde se abordaba el fosfoyeso desde una perspectiva no solo municipal, sino de toda el área metropolitana y los municipios limítrofes. Cuando pasó la pelota al Ayuntamiento de Huelva tampoco este se comprometió, sino que se ha escudado en la Mesa de Participación, y hemos sido algunos partidos como Equo los que hemos exigido un reglamento de funcionamiento, porque el Alcalde la convocaba cuando le parecía oportuno y, bueno, ha sido una nueva decepción ver que realmente ese reglamento de funcionamiento ha sido también una excusa para contentar a la gente que estamos en la mesa sin dar una verdadera respuesta a la ciudadanía.

LAMDO.- ¿Tiene Equo una solución para los fosfoyesos?

IB.- Nosotros defendemos que se cumpla la sentencia de la Audiencia Nacional. El debate de si se los tienen que llevar o no, o en qué condiciones, es lo que entendemos que deben decidir las alternativas técnicas que se presenten. Lo que está claro es que ahí no sólo hay fosfoyeso, sino que hay cenizas de pirita, hay fosfoyeso negro, hay residuos urbanos, hay sales de flúor… hay de todo. Es una bomba química, como la han definido algunas personas de la Universidad de Huelva. Lo que sí está claro es que el proyecto de Fertiberia es insuficiente, que aborda sólo cuatrocientas y pico de hectáreas y que las trescientas y pico restantes son caminos de acceso, y que lo hay que poner es un calendario serio y riguroso para estudiar cada una de esas zonas y ver las mejores soluciones técnicas. Lo que se pueda llevar para valorizarse o reutilizarse, que se lleve. Lo que haya tratar en un centro autorizado, trátese. Que si tiene que ir en camiones o tiene que ir en tren o cómo tiene que ir… yo insisto en que hay tecnología suficiente para hacer las cosas en condiciones, y lo que no puede ser es que esté en una zona no está sellada, que por abajo se está filtrando y que está afectando a toda la ría de Huelva.

«Es una señal inequívoca de que el mundo hay que abrirlo, y hay que hacerlo desde la democracia, la cooperación, la solidaridad y los límites que nos marca el planeta«
LAMDO.- Sueles decir que “vamos lentos pero seguros”.  ¿Veis un futuro en el que la presencia política de Equo sea determinante?

IB.- Sí. Nuestro referente es Europa. Muchas veces para lo malo, pro también para lo bueno. Vemos cómo los partidos verdes se están posicionando como la única alternativa viable a las posiciones de ultraderecha que se están produciendo, y que aquí en España las tenemos ya en Vox, que además, las tenemos ya en Sevilla. O en Huelva.

LAMDO.- Con mucho éxito de público, por cierto.

IB.- Es urgente que la gente entienda que el mundo está globalizado, pero no solamente a nivel económico. Tenemos que trabajar porque somos seres interdependientes, territorios interdependientes que nos necesitamos los unos a los otros y que cada uno tenemos algo que aportar. En ese sentido, las políticas  verdes pasan por ahí. Por incentivar la Cooperación Internacional para que en origen se pueda apoyar a esos países que tantos recursos nos aportan, y, no lo olvidemos, tantas personas como la mano de obra que aquí no quiere trabajar en determinados ámbitos laborales, y sin embargo esta personas están supliéndolo. Y por otra parte repoblar el territorio. No podemos tener el 80 % del territorio sometido a incendios, a plagas a vertidos a una mala gestión de nuestro suelo… La gente, al final, en grandes ciudades con altos índices de suicidio, enfermedades… y otra gente en la frontera tratando de entrar. Esa es una señal inequívoca de que el mundo hay que abrirlo, y hay que hacerlo desde la democracia, la cooperación, la solidaridad y los límites que nos marca el planeta, que es lo único que no nos está marcando este capitalismo salvaje y que no puede pasar por fomentar el odio y cerrar las fronteras.

 

Una campaña 'en positivo, cercana y con una mínima huella de carbono'
Carmen Molina e Isabel Brito

EQUO Verdes-INICIATIVA Andalucía, la coalición formada por EQUO Andalucía Verdes e Iniciativa del Pueblo Andaluz que concurre a las elecciones del próximo 2 de diciembre con el objetivo de lograr que el ecologismo y el andalucismo de izquierdas tengan presencia en la Cámara andaluza, desarrollará «una campaña en positivo y cercana, con la que queremos demostrar que lo importante es el mensaje y no los recursos”.

De este modo lo han explicado fuentes de la coalición, detallando que la campaña electoral que arranca esta semana “será reflejo de nuestro ideario y mostraremos, con nuestras formas, que otra forma de hacer política es posible, porque una Andalucía y una Huelva más sostenibles y justas social y ambientalmente son efectivamente posibles”.

Así, EQUO Verdes-INICIATIVA Andalucía desarrollará actos en los que los vecinos y vecinas serán los protagonistas, con bicicletadas con las que dar ejemplo de la necesidad de impulsar otro modelo de movilidad, en las que se verá y escuchará a las mujeres que forman parte mayoritariamente del proyecto y las candidaturas, y donde se intentará reducir al mínimo la huella de carbono y los residuos generados. Por ejemplo, entre las propuestas de la coalición se encuentra la proyección de los carteles electorales en lugar de la impresión y el pegado de los mismos, que en cualquier caso se elaborarán con papel reciclado.

“Como venimos diciendo nuestra propuesta va dirigida a las andaluzas y andaluces de hoy, pero también a los de dentro de 50 años, por lo que tenemos que ser coherentes y dar ejemplo, porque en los pequeños gestos también se puede demostrar la apuesta por la Andalucía sostenible, resiliente y feliz a la que aspiramos”, ha declarado la candidata a la Presidencia de la Junta de EQUO Verdes-INICIATIVA Andalucía, Carmen Molina. “Nuestro impacto en el territorio será mínimo, pero esperamos que el de nuestras ideas se multiplique”, ha señalado por su parte la candidata por Huelva y a la Vicepresidencia de la Junta de Andalucía, Isabel Brito, que abrirá la campaña en Huelva capital con la proyección del cartel electoral de la coalición el jueves a medianoche, y con uno de los actos centrales de la campaña andaluza en la jornada del viernes.

En cuanto a las temáticas a abordar, desde la coalición señalan que además de presentar sus propuestas sobre los temas que más preocupan a la ciudadanía onubense, como la creación de empleos verdes, la defensa de los servicios públicos como la educación y la sanidad, o la calidad del aire que respiramos o los alimentos que comemos, aspectos como la defensa de los derechos de los animales, el ecofeminismo, la agroganadería ecológica o la participación ciudadana en la toma de decisiones tendrán un protagonismo destacado. “Nuestra campaña se basará en difundir nuestras propuestas.

Estamos dispuestas a patearnos Huelva para garantizar que el mensaje de la ecología política cala entre la ciudadanía y que queda claro que las políticas verdes no son una utopía, sino que son una necesidad urgente, especialmente en una provincia tan castigada en el aspecto ambiental y de la salud como la nuestra”, concluye Isabel Brito.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.