Iraq: descubierta la única persona muerta víctima de un meteorito

Un equipo de la Universidad Ege de Turquía acaba de descubrir, en los archivos recientemente digitalizados de su gobierno, pruebas desconocidas hasta ahora de la primera persona muerta a causa de las heridas causadas por un meteorito .

La revista Meteoritics Planetary Science da cuenta de la muerte de un hombre el 22 de agosto de 1888, al que le cayó encima un meteorito en la zona donde ahora se sitúa la ciudad de Sulaymaniyah, en el Kurdistán iraquí, según la información publicada en Vice US (publicación digital y canal informativo pertenecientes al grupo Vice Media, que cuenta entre sus accionistas a la Fox -el hijo de Rupert Murdoch, James Murdoch-, Time Warner, Hearst, Disney y A&E Network).

Otra persona, que también se encontraba en el lugar, quedó paralizada a consecuencia del shock.

El semanario digital francés Slate recoge la información añadiendo que junto a la noticia han aparecido tres cartas escritas por responsables locales de la época, dirigidas al sultán Abdul Hamid segundo (Constantinopla 1842-1918), dándole cuenta del acontecimiento, y aportando  detalles como la aparición de una luz muy brillante, así como de humo. Según la traducción de los científicos «los meteoritos cayeron durante diez minutos, como si fueran lluvia».

Un estudio de 1996 indica que cada año caen a la tierra unos 84 000 meteoritos de más de diez gramos, y menos de un centenar de más de cuatrocientos gramos. La mayoría llegan a los océanos (el agua cubre dos tercios del planeta).

Para la publicación francesa Science Post, es muy remota la posibilidad de que uno de esos fragmentos de roca espacial alcance a una persona: «son mucho mayores las probabilidades de resultar herido por un tornado, un rayo o un huracán».

Según el profesor Nelson, de la Universidad de Tulane (Nueva Orleans, donde por cierto también hay un equipo intentado encontrar una vacuna contra Covid-19)) el riesgo de morir por el impacto de un meteorito, un asteroide o una cometa, es de uno entre 1 600000, mientras que el de fallecer alcanzado por un rayo es de uno entre 135 000.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.