Greenpeace bloquea la conferencia internacional del carbón de Barcelona

Exige el abandono del carbón, imprescindible para evitar un calentamiento de 1,5 ºC y España debe cerrar todas sus centrales térmicas de carbón para 2025.

Una veintena de activistas de Greenpeace han interrumpido este 15 de octubre de 2018 la conferencia internacional del carbón (World Coal Leaders Network 2018), que se celebra estos días en Barcelona, para denunciar las consecuencias de la quema del carbón.

Una gran pancarta con el lema “El carbón destruye la vida” señala a los líderes de la industria del carbón allí reunidos como los principales contribuyentes al cambio climático y a la contaminación del aire. Greenpeace exige a los gobiernos europeos que eliminen las subvenciones al carbón y que planifiquen de forma inmediata su eliminación.

“Estamos aquí, protestando pacíficamente, porque esta conferencia no tendría que estar teniendo lugar. Es inaceptable que estas personas se reúnan para vender más carbón mientras los científicos nos advierten de que tenemos que abandonar urgentemente su quema por el cambio climático que produce”, ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace España. “Queremos decir a las empresas que no queremos su energía sucia. La ciudadanía de toda Europa y de todo el mundo ya se está levantando y exigiendo a sus gobiernos que se liberen del carbón”.

Greenpeace denuncia que los gobiernos de la UE siguen ignorando el papel del carbón como principal responsable a nivel mundial del cambio climático y de los impactos que produce, como los fenómenos meteorológicos extremos. El IPCC en su informe especial sobre cómo limitar el calentamiento global a 1,5 °C del pasado lunes confirma que para 2030 se debe reducir el uso de carbón en dos tercios en todo el mundo y casi al completo para 2050.

“Los ministros de energía de la UE, incluida Teresa Ribera, deben suspender todas las subvenciones al carbón, el gas y la energía nuclear y acelerar una transición energética 100% renovable. España es el país que más ha aumentado el porcentaje de uso de carbón en 2017 y también es el país europeo que más ha apoyado los combustibles fósiles mediante los pagos por capacidad. Ya es hora de que España adopte un objetivo nacional de abandono del carbón, para que en 2025 ya no se siga utilizando. Debemos dejar de ser el único país de Europa occidental sin ningún plan de abandono del carbón, ni siquiera en discusión”, ha añadido Nuño.

La quema de carbón es la mayor fuente de emisiones de dióxido de carbonoresultado de la actividad humana y el principal impulsor del cambio climático. Además, los estudios muestran que la contaminación atmosférica de las centrales eléctricas de carbón es responsable de cientos de miles de muertes prematuras en todo el mundo cada año, incluyendo más de 22.900 en Europa [2, 3]

Este otoño, los líderes de la UE decidirán si un tipo de subvención poco conocida -llamada pagos por capacidad- queda restringido por la legislación europea. Estas subvenciones se pagan con el bolsillo público de la ciudadanía para supuestamente asegurar el suministro en caso de que se necesite energía adicional. Un reciente informe de Greenpeace muestra que los gobiernos de la UE ya han asignado 58.000 millones de euros para sostener las centrales de carbón, gas y energía nuclear a través de estos pagos. El 66 % de todas las subvenciones del mecanismo de capacidad de la UE se destinan únicamente a las centrales de carbón.

La investigación desvela que España es el país de Europa que más dinero ha dado de estos pagos por capacidad y el que antes empieza a otorgarlos. Desde 1998, se han pagado más de 18 000 millones de euros a través de la factura de la luz para mantener las centrales contaminantes como las de carbón, aun cuando no existe un problema de suministro.

El calentamiento de la Tierra prosigue a ritmo acelerado

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.