Freshuelva e Interfresa avalan la estrategia “matar al mensajero” contra los abogados de AUSAJ y el periodismo de La Mar de Onuba

Manuel Mato ha rechazado las invitaciones de esta redacción para expresar su versión de los hechos denunciados (publicada por esta revista incluyendo su propia declaración ante el Juzgado), y asegura que todo lo concerniente a su defensa se diseña y coordina en los gabinetes jurídicos de la patronal fresera y la interprofesional de los frutos rojos.

El propietario de Doñana 1998 acusó el pasado año al SAT de orquestar una trama contra su empresa, pero no ha cuestionado públicamente ni a AUSAJ ni a esta revista.

En una breve conversación telefónica mantenida este lunes, Manuel Mato, propietario de la empresa almonteña Doñana 1998, se ha desentendido de la operación matar al mensajero que señala a esta revista y a los letrados de la Asociación de Usuarios de la Administración de Justicia (AUSAJ) como cómplices de un «montaje» organizado por el Sindicato Andaluz de Trabajadores para atacar al sector onubense de los frutos rojos, responde a una estrategia de defensa diseñada y dirigida por los gabinetes jurídicos de la patronal FresHuelva, a la que esta asociada la empresa de Mato, y la interprofesional Interfresa, que preside José Luis García Palacios. Mato ha asegurado no tener información directa de cómo se está enfocando este caso, y ha remitido a las dos entidades empresariales para cualquier consulta al respecto.

La defensa de Doñana 1998 acusa a La Mar de Onuba, el SAT y AUSAJ de pergeñar una farsa de carácter delictivo en torno al caso de las ‘Temporeras contra la esclavitud’

Como informó La Mar de Onuba el pasado domingo, el abogado que representa ante el Juzgado de lo Social a los propietarios de la empresa Doñana 1998, argumentó el pasado martes en defensa de sus representados que el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), la asociación AUSAJ, que presta asistencia letrada gratuita a las diez trabajadoras marroquíes, y el director de esta revista, Perico Echevarría, son cómplices en el diseño y ejecución de una trama delictiva que incluye falsas acusaciones contra sus clientes. En dicha trama, las diez mujeres que han denunciado a la empresa, serían peones de los tres compinches urdidores de una compleja operación contra el sector de los frutos rojos, en general, y contra los hermanos Mato, supuestas víctimas propiciatorias del complot.

El director de La Mar de Onuba, Perico Echevarría, entrevistando al ex diputado y líder del SAT Diego Cañamero, durante la multitudinaria manifestación de apoyo en Huelva a las Temporeras contra la esclavitud, promovida en junio de 2018 por diferentes colectivos feministas y movimientos sociales bajo el lema «Hermana, yo sí te creo».

No es la primera vez que Manuel Mato esboza la teoría de la conspiración. Lo que el empresario describe como una gran y malvada farsa organizada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores, e interpretada a la perfección por diez mujeres marroquíes procedentes del mundo rural, casi analfabetas y que apenas conocen el idioma español. Todas ellas denunciaron, junto a otra 91 trabajadoras presuntos incumplimientos por parte de los hermanos Mato de las condiciones contempladas en la oferta de trabajo promovida por la Agencia Nacional de Promoción de Empleo (ANAPEC), el organismo oficial dependiente del gobierno marroquí que gestiona cada año la contratación en origen de mujeres que vienen a recoger frutos rojos en la provincia de Huelva. Los testimonios de estas diez mujeres, refieren además presuntos de delitos acosos y agresiones de índole laboral, y sexual en el caso de cuatro de ellas.

Mato contaba su versión de los hechos  el 8 de junio del año pasado al periodista Carlos Herrera durante una intervención en el programa del periodista sevillano. El propietario de Doñana 1998 ya aseguró entonces que el SAT había ofrecido a las denunciantes «papeles para quedarse en España», y una cantidad de dinero equivalente al salario de tres meses. En la misma entrevista se le preguntó si había denunciado esa trama en los juzgados o la Policía, algo que dijo no haber hecho porque «no merece la pena»; aunque, tras ser advertido por el conductor del programa que sin denuncia  sus palabras tienen poco recorrido, reculó y aseguró que «está todo querellado», y que el asunto lo llevaba «a través de la patronal FresHuelva y la interprofesional Interfresa». No consta, más de un año después, que los hermanos Mato hayan pedido la intervención de la Justicia para aclarar los graves hechos en los que sustenta su defensa.

Freshuelva e Interfresa guardan silencio

La novedad en esta estrategia de defensa radica en que, por primera vez, además de al SAT, la defensa de los hermanos Mato ha señalado ante un juez a otros actores de la presunta trama contra el sector de las berries y contra la empresa Doñana 1998.

Tanto el lunes como el martes, La Mar de Onuba ha intentado por diferentes vía obtener declaraciones de la patronal Freshuelva y de la interprofesional Interfresa, a los que Mato achaca la extravagante acusación contra AUSAJ y el director de esta revista, Perico Echevarría.

Alberto Garrocho, presidente de la patronal Freshuelva

«Me sorprende el silencio de Intefresa, porque he mantenido una relación fluida con el gerente, Pedro Marín (que como comenté ayer [por el lunes] siempre me ha manifestado un gran respeto por nuestra labor periodística), y con el abogado Juan Ángel Rivera. Ambos me dijeron ayer [por el lunes], en mensajes de WhatsApp, que me llamarían; pero no la han hecho ninguno de los dos», ha comentado este martes Echevarría. «No me sorprende, por contra, el silencio de Freshuelva», ha añadido el director de esta revista.

«Hace unos meses, y en presencia de abundante público, el presidente de la patronal fresera, Alberto Garrocho, me acusó en tono elevado de ser ‘un sinvergüenza’ y de que me estaba ‘forrando’ contando mentiras sobre el sector de los frutos rojos. Fue durante el cóctel posterior al Solemne Acto de Investidura, a modo póstumo, del añorado José Luis García Palacios padre (la primera persona que entendió y apoyó financieramente el nacimiento de La Mar de Onuba) como Doctor Honoris Causa de la Universidad de Huelva. Garrocho estaba siendo muy agrio en sus palabras, y no me parecía el sitio adecuado para tan embarazosa situación, por lo que preferí no continuar la conversación; le dije no te entretengo más y abandoné la facultad donde se celebraba el acto. Por respeto al acto decidí no contar en la revista aquel incómodo e insultante incidente en la Universidad. En otra ocasión Garrocho me reprochó, también en público, haber llevado a titular un entrecomillado suyo en el que afirmaba que el sector de los frutos rojos estaba quitando a mucha gente de ‘mendigar en las calles‘; me decía que él no había dicho esas palabras, pero yo no fui el único periodista que grabó aquella multitudinaria rueda de prensa en la Casa Colón. Quiero decir que estas cosas de Garrocho me cuadran con esa estrambótica conjura en la que me implica la defensa de los Mato. A ver si contestan y salimos de dudas».

Esta redacción mantiene permanente abierta la posibilidad de rebatir, cuestionar y expresar cualquier valoración u opinión de cualquier persona o entidad, pública o privada, que se mencione en sus páginas, así como a exigir la pertinente rectificación cuando puedan acreditar que una información publicada por La Mar de Onuba no es veraz o incumple la ética periodística. Manuel Mato, propietario de Doñana 1998 ha declinado, en varias ocasiones hacer cualquier declaración a este medio, y ha asegurado sentirse «muy dolido» por el tratamiento informativo que La Mar de Onuba viene dando a los hechos sucedidos en su finca en los primeros días de junio 2018.


Mensajes de apoyo a La Mar de Onuba

Desde que esta revista publicó el pasado domingo que la defensa de los Hermanos Mato había argumentado ante la jueza Mª Inmaculada Liñán que tanto los letrados de AUSAJ como La Mar de Onuba, y más concretamente, su director, Perico Echevarría, forman parte de una trama orquestada por el SAT para desprestigiar al sector onubense de los frutos rojos, son múltiples las muestras de apoyo recibidas por distintas vías en esta redacción.

Algunas de ellas se han expresado en las redes sociales La Mar… (Twitter y Facebook). A todas queremos expresarle nuestro agradecimiento por sus reconfortantes muestras de reconocimiento y apoyo a nuestra manera de entender el periodismo veraz e independiente. Nuestro compromiso es seguir haciéndolo.

 

 

Caso Doñana 1998: Los abogados piden ampliar las Diligencias al delito de Trata de Seres Humanos y que la jueza de La Palma se inhiba en favor de los Juzgados Centrales de Instrucción

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 2692 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.