«Fertiberia ahorró más de 20 millones de euros con el vertido de millones de litros de aguas tóxicas al mar»

El vertido de aguas ácidas -equivalente a 1.600 piscinas olímpicas- suponen tanto una catástrofe ambiental como un verdadero riesgo para la salud de las personas, según la denuncia presentada por Greenpeace y Mesa de la Ría contra el Ministerio de Transición Ecológica.

El Parlamento Europeo considera las balsas de fosfoyesos utilizadas por Fertiberia «el caso de contaminación industrial más grave de Europa».

Greenpeace y Mesa de la Ría han denunciado este viernes al Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) el vertido a la Ría de Huelva, por parte de la empresa Fertiberia, de 4 millones de metros cúbicos de aguas tóxicas (equivalente a 1.600 piscinas olímpicas). Estas aguas ácidas procedentes de la actividad industrial estaban almacenadas en las denominadas balsas de fosfoyesos (con más 120 millones de toneladas de residuos industriales tóxicos, peligrosos y radiactivos). Las aguas vertidas, altamente tóxicas y peligrosas tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas, deliberadamente con pH 1,8-2,2 contienen arsénico, cadmio, cobre, plomo, zinc, cromo, mercurio y elementos radiactivos, entre otros.

El vaciado de aguas tóxicas se ha producido a causa de que las balsas -en las que estaban recogidas estas aguas- no están impermeabilizadas y la disolución de fosfoyesos ha producido cinco sumideros de hasta 13 metros de diámetro. Han sido por estos sumideros por donde se han vertido directamente, y sin tratamiento alguno, 4 millones de metros cúbicos de aguas ácidas a la Ría y al Mar.

En 2014 ecologistas y colectivos onubenses denunciaron otro vertido similar. En ese momento la empresa alegó que el vaciado parcial de las balsas fue fruto de la gran evaporación producida, a pesar de producirse en un invierno especialmente lluvioso. Esta vez el vaciado ha sido completo y ha dejado al descubierto los sumideros por los que se ha drenado el agua tóxica al medio ambiente. Con esta operación ilegal, Fertiberia se ha ahorrando más de 20 millones de euros que le hubiera costado el correcto tratamiento de estas aguas tóxicas.

Las balsas de fosfoyesos utilizadas por Fertiberia constituyen el caso de contaminación industrial más grave de Europa, como reconoció el Parlamento europeo. Huelva lleva décadas sufriendo esta situación con total permisividad de la Junta de Andalucía y del Gobierno de España los habitantes de Huelva.”, ha declarado Julio Barea responsable de campaña de aguas de Greenpeace. “Estos vertidos, además, afectan gravemente a espacios de altísimo valor ecológico como son las marismas del Odiel y el Parque Nacional de Doñana” ha añadido.

El MITECO se tendría que haber pronunciado sobre la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) al proyecto presentado por Fertiberia para restaurar la zona contaminada, hace varios meses. Pero de momento no hay noticias de esta autorización. A la luz de estos nuevos vertidos sería totalmente inaceptable un visto bueno a la pretensión de la empresa de cubrir con unos centímetros de arena todo el área contaminada (más de 1.200 hectáreas).

Son más de dos años los que lleva el Ministerio estudiando la declaración de impacto ambiental del proyecto de Fertiberia que pretende esconder los fosfoyesos bajo una capa de tierra de 30 cm y arruinar para siempre la marisma y el futuro de los onubenses. Es inadmisible que el ministerio no haya denegado aún la DIA a un proyecto que incumple la Ley de Costas”, ha añadido Aurelio González Peris, presidente de la Asociación Mesa de la Ría.

Por ello, Greenpeace y la Mesa de la Ría, ante la gravedad de los hechos denunciados, piden a la ministra para la Transición Ecológica que proceda a denegar la DIA del proyecto de Fertiberia instando a la empresa a devolver la marisma a su estado originario lo antes posible. Y que proceda a requerir a la empresa la responsabilidad ambiental por los daños ocasionados.

Fertiberia tacha de “absolutamente falsa” la acusación de Greenpeace y Mesa de la Ría

COMUNICADO DE PRENSA 

La Mar de Onuba reproduce, a continuación y en cursiva, el comunicado emitido por el Grupo Fertiberia:

En relación a la noticia aparecida el pasado viernes 24 de mayo en diferentes medios, relativa a la denuncia por parte de la Mesa de la Ría y de Greenpeace, de un vertido a la ría de Huelva de cuatro millones de metros cúbicos de aguas contaminadas procedente de las balsas de fosfoyesos, Fertiberia, responsable de la gestión de estas balsas, manifiesta:

  • La información aparecida es absolutamente falsa.
  • Desde el momento en que cesó el apilamiento de yeso, en diciembre del 2010, el agua de proceso existente en las balsas se ha ido evaporando de forma natural a lo largo de estos años. La evaporación natural en Huelva es muy elevada, siendo la pluviometría media en la zona de aproximadamente 530 milímetros/año, mientras que la evaporación media es de en torno a 1.450 milímetros/año, es decir, casi el triple. Por lo tanto, se evapora toda la pluviometría y mucho más. Es por esto por lo que la cantidad de agua embalsada ha ido disminuyendo en todos estos años, hasta los niveles mínimos actuales, y en ningún caso, como consecuencia de un vertido. La disminución del nivel del agua embalsada ya estaba prevista en la ingeniería básica del proyecto de restauración, como paso previo al encapsulamiento de los fosfoyesos.
  • Los niveles del agua embalsada se controlan periódicamente todas las semanas, y la fábrica de Fertiberia, responsable de la gestión de estas balsas, informa anualmente de este tema concreto, y de otros muchos, a las diferentes administraciones de la Junta de Andalucía, como son las Delegaciones de Industria y de Medio Ambiente. Fertiberia envía los informes correspondientes, certificados por entidades colaboradoras de la propia Administración, donde se acredita, entre otras cuestiones, el agua embalsada, la pluviometría y la evaporación.
  • Consideramos que, para no interferir con la campaña electoral, y una vez finalizada, es el momento de rebatir contundentemente las denuncias aparecidas en prensa, que, insistimos, son absoluta y rotundamente falsas.
  • Fertiberia emprenderá las acciones penales que les asista contra aquellas entidades o personas que emitan calumnias con el agravante de la publicidad, conforme a lo tipificado en el ordenamiento jurídico aplicable.
  • Fertiberia está a la espera de las autorizaciones y permisos correspondientes de las administraciones competentes para iniciar la ejecución del Proyecto de restauración de las balsas. El proyecto presentado por Fertiberia ha sido diseñado por las empresas de mayor prestigio mundial en este campo e incluye las mejores tecnologías desarrolladas para la clausura de este tipo de balsas. Estas han sido empleadas con éxito en más de 60 balsas en todo el mundo, similares a las de Huelva. Además, el proyecto de Fertiberia es el único viable presentado y que asegura el encapsulamiento de los fosfoyesos.

Grupo Fertiberia

Fertiberia es una empresa del sector industrial perteneciente al Grupo Villar Mir, que dedica su actividad a la producción y distribución de fertilizantes químicos, para cultivos. Es además uno de los principales actores del mercado internacional de amoniaco y derivados. Grupo Fertiberia es uno de los principales productores de fertilizantes, y amoniaco y derivados de la Unión Europea.

Fertiberia bombeó «premeditadamente» 4 millones de m³ de agua ácida contaminada en la Ría del Tinto

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 2435 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

1 Comentario

  1. Con estos datos y una vez confirmados, debería caer cualquier gobierno que lo consienta, y responsabilidades al gobernante de la Comunidad.
    INADMISIBLE.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.