Estudiar en la universidad después de los 50: ¿una forma de reinventarse?

shutterstock
por Eva Asensio del Arco

 

 

El afianzamiento de la educación universitaria en línea favorece la formación continua. Facilita a aquellos que lo deseen retomar o ampliar los estudios, con independencia de la edad. Nunca es tarde para aprender, ni tampoco para reciclarse o reinventarse en la Universidad. En este contexto, las universidades en línea permiten conciliar y compatibilizar los estudios con la vida personal y profesional. Por ello, se adaptan tan bien a perfiles de estudiantes mayores de 50 años.

Uno de los motivos que explica esta tendencia es lo que muchos definen en la jerga empresarial como el “entorno VUCA”. Allí es donde se mueven las organizaciones en la actualidad. El concepto responde al acrónimo en inglés formado por los términos Volatility (V), Uncertatinty (U), Complexity (C) y Ambiguity (A). El entorno VUCA se caracteriza por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad.

En España, en el curso 2017-2018 estaban matriculados en másteres 20.412 mayores de 40 años. El 48,9 % eran mujeres. Durante mucho tiempo conciliar entre las responsabilidades laborales y los estudios universitarios era un obstáculo importante para determinados colectivos.

En este escenario tan dinámico, las empresas y las personas se ven obligadas a adaptarse a los continuos cambios que redefinen constantemente su programación estratégica y las rutinas profesionales.

Desaparición de profesiones tradicionales

Esto provoca que continuamente estén desapareciendo profesiones tradicionales, y emerjan nuevos empleos. Los que permanecen requieren una adaptación al nuevo entorno, donde los cambios son muy rápidos y profundos. De este modo, las personas mayores de 50 años también requieren un reciclaje de conocimientos.

Por otra parte, hay que tener en cuenta las características propias de la esperanza de vida. La mayoría de personas mayores de 50 años se encuentra en plenitud. La formación a distancia les permite a quienes tienen una trayectoria profesional seguir promocionándose para ascender en sus carreras. Décadas atrás, llegar a los 50 años podía suponer un techo en la vida profesional. Hoy ocurre todo lo contrario.

Reciclarse después de la crisis de la COVID-19

También existe otro fenómeno: el de las personas que se quedan fuera del mercado de trabajo. Esto se ha visto incrementado por la crisis generada por el Coronavirus. En el entorno pos-Covid-19, desgraciadamente, cientos de empresas desaparecerán. Pero surgirán otras oportunidades. No pocas personas se verán desplazadas de sus trabajos.

No obstante, habrá otros horizontes para quienes se reciclen y vuelvan a reintegrarse al mercado laboral. Muchos mayores de 50 años buscarán reinventarse a través de formación académica de calidad. Esto les permitirá tener más facilidades para reincorporarse al mercado de trabajo.

Más de la mitad de la población española es mayor de 45 años. Se estima que ese porcentaje crecerá en los próximos años, según datos del último Informe del Mercado de Trabajo de los Mayores de 45 años 2019, elaborado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Esta tendencia también motiva a las instituciones universitarias a ofrecer formaciones dirigidas a este colectivo.

Aprendizaje online

El enfoque metodológico que existe en muchas universidades en línea es apropiado para ello: en UNIR las clases virtuales se graban y hay un seguimiento y apoyo constante a los estudiantes, lo que hace que las tasas de abandono sean muy bajas.

Esto ocurre, entre otros motivos, por la labor de los tutores personales que les asisten. El formato de acompañamiento personalizado reduce su riesgo de desánimo o de que se sientan en un contexto fuera de lugar. En cambio, una persona de cierta edad que se incorpora a una universidad presencial probablemente esté rodeada de compañeros mucho más jóvenes, lo que podría generar que sienta desplazada en determinadas situaciones.

Los alumnos de UNIR, de media, tienen algo más de 30 años, trabajo y familia. Son profesionales que, en la mayoría de los casos, quieren seguir formándose. De este modo, la integración, adaptación y complementación con compañeros de más de 50 años en las aulas virtuales resulta más sencilla. Esto favorece y potencia su propia experiencia de aprendizaje. El modelo extrae lo mejor que cada alumno lleva dentro y permite que aporte lo máximo.

Perfil proactivo y participativo

El perfil del estudiante de la Facultad de Empresa y Comunicación de UNIR es mayor de 50 años, proactivo, muy interesado en formarse y participativo. Normalmente son personas que tienen un muy buen rendimiento académico. Están muy motivados por aprender y son muy perseverantes. Sorprende la calidad elevada que tienen sus trabajos de fin de grado o máster. En la mayoría de los casos suelen volcar su experiencia profesional en estos trabajos, lo que inevitablemente redunda en su alta calidad y profundidad.

También son alumnos que gustan de profundizar en lo que estudian. Se muestran muy activos al participar en eventos de extensión universitaria, como en webinars, openclass, seminarios, conferencias… En definitiva, muestran gran interés por ampliar sus conocimientos generales.

En el caso de UNIR, un porcentaje elevado de mayores de 50 años suele elegir posgrados vinculados al área de empresa. Se muestran muy interesados en titulaciones orientadas principalmente al área de dirección, como el MBA, o los másteres en Dirección y Gestión de RRHH, en Dirección y Gestión Financiera o Dirección Comercial Ventas, por citar algunas. La mayoría se encuentra laboralmente en activo, pero busca progresar en sus carreras profesionales.

Una oportunidad de progreso social

En definitiva, la educación superior en línea reduce la brecha de la desigualdad y facilita la inclusión. Rompe barreras sociales, físicas, culturales y de edades. Permite, gracias a su modelo de flexibilidad, que las personas puedan seguir formándose en un aprendizaje continuado y de por vida, acorde a las necesidades de esta era. Por ello, las universidades online representan una inmensa oportunidad de progreso social.


Eva Asensio del Arco, Vicedecana de gestión de la Facultad de Empresa y Comunicación de UNIR., UNIR – Universidad Internacional de La Rioja

Contenido bajo Licencia Creative Commons

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.